González Laya reitera que Ghali entró en España “de acuerdo con la ley”

La exministra de Asuntos Exteriores ha comparecido ante el Juzgado de Instrucción Número 7 de Zaragoza por el caso Ghali, aunque no ha respondido a las acusaciones populares
La exministra de Asuntos Exteriores de España Arancha González Laya

PHOTO/AP  -   La exministra de Asuntos Exteriores de España Arancha González Laya

Arancha González Laya, exministra española de Asuntos Exteriores, ha declarado como imputada en el caso Ghali en el Juzgado de Instrucción Número 7 de Zaragoza. Previamente, González Laya había pedido comparecer por videollamada, aunque finalmente el juez denegó la petición.

Tras presentarse ante el magistrado, la exministra ha declarado a los medios de comunicación que espera que el proceso judicial se desarrolle con “transparencia”. Asimismo, ha insistido en que todo se realizó “de acuerdo con la ley”. “Espero que el juez llegue a la misma conclusión”, agregó.

atalayar_ghali
PHOTO/REUTERS - Brahim Ghali, secretario general del Frente Polisario

González Laya ha asegurado que aportará “todas las explicaciones que puedan ayudar” al instructor en la investigación de los hechos. No obstante, tal y como informa el periódico La Razón, fuentes jurídicas indican que la exministra se ha negado a contestar a las acusaciones populares y solo lo ha hecho ante el instructor, la Fiscalía y la abogada del Estado. Para no responder, González Laya se ha escudado “en el carácter secreto de las decisiones que se tomaron el pasado mes del abril”, según indica La Razón.

El pasado mes de septiembre, Antonio Urdiales, quien ejerce la acusación popular del caso Ghali, solicitó al juez que la exministra declarase en la fase de Instrucción como investigada. Urdiales tomó esta decisión después de que Camilo Villarino, exdirector del gabinete de González Laya, declarase ante el magistrado Rafel Lasala que actuó siguiendo las órdenes de Laya. Sin embargo, Villarino también especificó que “la decisión fue tomada más arriba”.

Brahim Ghali aterrizó en la Base Aérea de Zaragoza el 18 de abril con una identidad falsa. Posteriormente, ingresó en el Hospital de Logroño para ser tratado de coronavirus. El líder polisario utilizó el nombre de Mohammed Benbatouche. Urdiales recordó que no era la primera vez que Ghali entraba el país con una identificación falsa. En 1999 llegó a España con “pasaporte falso” y unos años después, en 2003, “se le prolonga la residencia con otro pasaporte falso”.

El saharaui abandonó España el 2 de junio desde el aeropuerto de Pamplona tras declarar ante el juez Santiago Pedraz en relación con las acusaciones por torturas, detenciones ilegales y genocidio. Recientemente, la Audiencia Nacional ha reactivado la causa contra Ghali por genocidio, después de que Pedraz optase por archivar la investigación el 29 de julio.

camilo villarino
PHOTO/ MINISTERIO DE EXTERIORES - Camilo Villarino, durante su toma de posesión como director del gabinete del ministro de Asuntos Exteriores, en julio de 2017, con Alfonso Dastis como ministro de Exteriores.

A pesar de la corta estancia de Ghali en España, su llegada provocó una grave crisis diplomática entre Rabat y Madrid. No obstante, desde la sustitución de González Laya por José Manuel Albares, las relaciones entre ambos países han experimentado una notable mejora.