Grande-Marlaska viaja a Marruecos en medio de la crisis migratoria en Canarias 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se reúne este viernes con su homólogo marroquí Abdelouafi Laftit
MARLASKA MARRUECOS

 -  

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha llegado este viernes a Marruecos en el que es su séptimo viaje oficial a Marruecos desde que asumió la cartera en 2018, y se entrevistará con su homólogo, Abdelouafi Laftit.  

Su objetivo, explican desde Interior, es seguir reforzando la colaboración entre los dos países y hacer frente a la crisis migratoria, en un intento de pactar con Rabat otros mecanismos de repatriación de sus nacionales y de estudiar cómo reforzar el control marroquí de las costas atlántica.  

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viajará el 17 de diciembre en Rabat donde copresidirá junto a su homólogo marroquí, Saâd Eddine El Othmani, un "encuentro de alto nivel entre Marruecos y España".

MARLASKA MARRUECOS

“Esta reunión se realizará de forma presencial con la participación de miembros de los Gobiernos de los dos países”, ha indicado un comunicado de prensa. "Si la pandemia ha frenado el ritmo del comercio, los dos gobiernos han decidido dar un nuevo impulso a sus buenas relaciones políticas y económicas”. 

La crisis migratoria que presiona Canarias, unido al conflicto saharaui en el que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias conforme a la posición tradicional de Podemos y que avala Naciones Unidas, apuesta a favor de un referéndum de autodeterminación, algo que podría dificultar el diálogo con el vecino del sur, según refleja el medio El Independiente, el ejecutivo marroquí ha hecho llegar su malestar por la posición del socio de Sánchez en el ya eterno conflicto del Sáhara. 

Esta visita se produce en pleno pico de la crisis migratoria en las islas Canarias, donde este año se han registrado 18.000 llegadas irregulares de emigrantes y se calcula que, la mitad de ellos son marroquíes, aunque el Gobierno español no ha facilitado detalles sobre las nacionalidades de los llegados. 

Entre el 1 de enero y el 15 de noviembre han llegado de forma irregular a las islas, un 1.019% más que en el mismo periodo de 2019, según el último balance de Interior, y en el muelle pesquero de Arguineguín (Gran Canaria), donde en agosto se montó un campamento provisional de emergencia para 400 inmigrantes, se hacinan en los últimos días más de dos millares de inmigrantes que esperan una solución por parte de las autoridades. 

MARLASKA

Las estrictas medidas de confinamiento decretadas en Marruecos contra el coronavirus entre abril y junio supusieron una drástica bajada de la salida de pateras hacia España, pero en el momento en que se levantaron las restricciones, a partir del verano, se dispararon otra vez las salidas de cayucos hacia las costas del Mediterráneo. 

La doble crisis de la sequía y la pandemia ha supuesto un duro golpe para la economía informal, donde generalmente esta población encuentra empleo, y ahora un buen porcentaje de ellos han tenido que arriesgar su vida en una patera para llegar a las costas del Mediterráneo. El Gobierno marroquí calcula que la tasa de desempleo podría subir este año cuatro puntos porcentuales, hasta alcanzar la cifra del 13% de la población, con especial incidencia en los jóvenes de 15 a 30 años, que representan tradicionalmente dos tercios del total de parados. 

Con Mauritania, otro país de partida de la "ruta canaria", España tiene un mecanismo de vuelos de repatriación, cuando se considera que un emigrante irregular ha llegado a Canarias a partir de la costa mauritana, el país magrebí acuerda recibirlos de vuelta en vuelos de repatriación.

Marruecos

Acogiéndose a este mecanismo, salieron hacia Mauritania desde aeropuertos canarios cuatro aviones antes de la pandemia (con 162 emigrantes a bordo) y un quinto el mes pasado. Inmediatamente tras su aterrizaje, todos ellos fueron expulsados de Mauritania a Senegal y Mali, principales puntos de origen, según Efe. 

Sin embargo, con Marruecos las repatriaciones resultan más difíciles, y sobre todo más inconstantes. Asimismo, Rabat practica las repatriaciones con distintos países subsaharianos: entre septiembre y noviembre, al menos seis aviones han salido de aeropuertos marroquíes hacia Senegal, Mali y Guinea Conakri, los mayores países emisores de emigración irregular.

Según recoge Efe, estos vuelos son generalmente pactados con los países de origen de los emigrantes, según insisten fuentes diplomáticas marroquíes, que los califican de "repatriaciones humanitarias", aunque no se hacen en coordinación con las agencias de la ONU presentes en el país africano. 

Mientras tanto el en Gobierno admiten que “la situación es tremenda” en Canarias. Y que todas sus previsiones se han visto “desbordadas” por las nuevas oleadas de pateras. 

Grande-Marlaska destaca el carácter estratégico de las relaciones entre España y Marruecos 

Grande-Marlaska destaca las relaciones "sólidas y estables" en declaraciones a la agencia marroquí MAP, antes de su viaje a Rabat para entrevistarse con su homólogo, el ministro del Interior marroquí, Abdelouafi Laftit. "España es consciente de que comparte con Marruecos una fuerte presión migratoria y se compromete a seguir reforzando la colaboración y el apoyo mutuo en este terreno", señala en esta entrevista en la que subraya que el país vecino es " un socio estratégico para España". 

En este contexto, el ministro español indicó que "España es consciente de que comparte con Marruecos una fuerte presión migratoria y se compromete a seguir reforzando la colaboración y el apoyo mutuo en este terreno", señala en esta entrevista en la que subraya que el país vecino es "un socio estratégico para España". 

MARLASKA

Según Grande-Marlaska, esta cooperación entre los servicios de seguridad se sustenta "en la confianza mutua y en relaciones sólidas y estables", tanto en la lucha antiterrorista como también en lo referente a los flujos migratorios. "Esta cooperación es particularmente pertinente en lo que se refiere a la ruta de la costa atlántica y las llegadas de inmigrantes irregulares a las islas Canarias", señala.  

"El Gobierno español y el Ministerio del Interior evalúan muy positivamente el estado actual de la cooperación y de colaboración con las autoridades marroquíes, en particular con el Ministerio del Interior", enfatiza Grande-Marlaska. 

Asimismo, Grande-Marlaska recalcó que España defiende en el seno de la Unión Europea la "necesidad de dar prioridad a la dimensión exterior en la política común migratoria y de afianzar la cooperación con los países de origen y tránsito”.