PUBLICIDAD

Iberdrola

Grandes pérdidas en el sector financiero del Líbano

El sistema económico del país acumula pérdidas de 69 mil millones de dólares
Una bandera libanesa ondeando a lo largo de un puente cerca del puerto de la capital del Líbano, Beirut, mientras que en el fondo se ven los silos de grano dañados frente al lugar de la explosión

AFP/JOSEPH EID  -   Una bandera libanesa ondeando a lo largo de un puente cerca del puerto de la capital del Líbano, Beirut, mientras que en el fondo se ven los silos de grano dañados frente al lugar de la explosión

El Gobierno del Líbano y las autoridades monetarias han reconocido la dificultad de determinar la cantidad exacta de pérdidas en el sector financiero debido a la crisis económica que atraviesa el país, lo que demuestra que la catástrofe que afectó a los bancos anteriormente podría ser más catastrófica de lo que fue. 

Para una economía como la del Líbano, basada en el sector servicios, el sistema bancario es fundamental. Pero el sector se encuentra paralizado e inmerso en un declive financiero que ha empobrecido a los ahorradores. 

Saadeh al-Shami, viceprimer ministro del Líbano comunicó a Reuters que los funcionarios "acordaron estimar el tamaño de las pérdidas del sector financiero entre 68 y 69 mil millones de dólares", coincidiendo con la cifra que proporcionó el Gobierno el año anterior. 

Sin embargo, el viceprimer ministro advirtió que estas cifras podrían no ser exactas, ya que se basan en suposiciones.  

"Si estos supuestos cambian, el tamaño de las pérdidas también cambiará", agregó Saadeh al-Shami.  

Una vista general de la zona portuaria de Beirut, Líbano, 6 de agosto de 2020
REUTERS/BADER HELAL - Una vista general de la zona portuaria de Beirut, Líbano, 6 de agosto de 2020

Diversas instituciones financieras internacionales, cuya mirada está pendiente de la situación en el Líbano, estiman que la crisis política y económica afectó al sector en aproximadamente 83 mil millones de dólares en pérdidas, una cifra que, teniendo en cuenta el PIB del Líbano de 55 mil millones de dólares en 2019, se reduce.  

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's comunicó que "el alcance total de las pérdidas no quedará claro hasta que el gobierno reestructura su montaña de deuda”, tras el incumplimiento del pago de la deuda del país.  

Asimismo, según los expertos de la agencia, el costo de reestructurar el sistema bancario podría llegar a oscilar entre las cantidades de 23 mil millones y 102 mil millones de dólares, así como una reducción en la calificación crediticia de los bancos.  

Ante todo, el acuerdo sobre la cantidad de las pérdidas en el sector financiero es vital para el Gobierno libanés, quien pretende iniciar el proceso de negociación de un programa de apoyo del Fondo Monetario Internacional.  

El país se encuentra en negociaciones, con el objetivo de recibir un fondo de ayuda del FMI, para lograr salir de la crisis en la que está inmerso en la actualidad.  

Sin embargo, de momento se hayan paralizadas por la imposibilidad de establecer un consenso entre los bancos, el gobierno y el banco central, sobre el alcance de las pérdidas a las que se enfrentan. 

El presidente del Líbano, Michel Aoun
PHOTO/REUTERS - El presidente del Líbano, Michel Aoun

Cabe destacar, que el sector bancario ha sido el más perjudicado tras las repercusiones de la crisis financiera del país, tras haber pruebas iniciales de que los bancos se encontraban en una situación de parálisis.  

Como consecuencia, gran cantidad de bancos se han visto forzados a reducir los puestos de empleo, reducir los libros de préstamos y a comenzar una búsqueda de efectivo para poder seguir en pie.  

Diversos analistas consideran que cualquier reestructuración de los bancos debería formar parte de un plan de reestructuración más completo e integral.  

Asimismo, según datos oficiales, la deuda del Gobierno del Líbano con los bancos locales alcanza una cifra de alrededor del 25 por ciento de la deuda pública total del país, lo que constituye aproximadamente 60,4 mil millones de dólares.  

La mayor parte de esta deuda del Gobierno es en forma de bonos que adquirieron los bancos previamente.  

-

También, el Gobierno cuenta con deudas hacia instituciones no bancarias, las cuales ascendieron aproximadamente a 7.700 millones de dólares, siendo en forma de bonos del tesoro.  

Entre los mayores acreedores del Gobierno libanés, el Banco Central es actualmente el mayor por 37. 200 millones de dólares hasta el pasado primer trimestre.  

Asimismo, los datos oficiales muestran que la deuda pública en moneda local y extranjera incrementó su cifra a los 97 mil millones de dólares a finales del primer trimestre del año, teniendo en cuenta como base los 60 mil millones de dólares a fines del año 2017, como consecuencia del endeudamiento y de la acumulación de intereses.  

Diversos economistas creen que el sistema financiero del país se organiza localmente como una “pirámide de cadena Ponzi”, en el que, a través de un préstamo, se puede reembolsar a los anteriores acreedores, logrando que funcione este esquema hasta que se agote el dinero prestado.  

Según un informe publicado por el Banco Central en julio de este año, los activos externos cayeron a 21, 1 mil millones de dólares, lo que supone la cifra más baja desde junio del año 2009, así como un gran descenso desde los 38, 7 mil millones de dólares a mediados de septiembre de 2019.  

-

Aunque el Banco Central ha puesto en marcha medidas de emergencia, el Líbano se encuentra en la actualidad, asolado por una economía colapsada que pone en peligro el sistema financiero del país. 

Asimismo, la disminución de liquidez de la población que habitualmente constituía una fuente de financiación con la que se hacía frente a las necesidades del sector financiero y de inversiones extranjeras como consecuencia de la crisis política, están dañando gravemente la economía del país. 

Además, la falta de efectivo provoca un constante temor entre la comunidad empresarial en cuanto a la aparición de peores consecuencias.