Grupos pro derechos humanos denuncian la situación “humillante” de Zafzafi

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Nasser Zafzafi, líder de la rebelión rifeña.

La polémica que ha provocado la difusión de un vídeo de Nasser Zafzafi, líder de la rebelión rifeña encarcelado en la prisión de Oukacha, en Casablanca, no para. Numerosos colectivos defensores de los derechos humanos denuncian unánimemente las imágenes “humillantes” que salen en el vídeo y constituyen una “violación flagrante de los derechos de los prisioneros”. El vídeo difundido supuestamente por un aparato se seguridad pretende demostrar que Zafzafi no fue torturado por la Policía durante su detención en comisaría. El líder del ‘Hirak’ (movimiento de protesta) y otros activistas denunciaron haber sido torturados y maltratados por los policías que los detuvieron e interrogaron. Los sectores sociales y políticos que apoyan a Zafzafi consideran que el vídeo es un intento manipulador y demagógico de negar la triste realidad de la tortura en Marruecos, situación que ha sido denunciada por ONGs como Amnistía Internacional (AI) y Human Rights Watch (HEW).

Activistas pro derechos humanos, políticos opositores y abogados afirman que las imágenes del vídeo son indignantes. El activista social Fouad Abdelmoumni manifestó que “el Estado marroquí adopta prácticas contrarias a sus discursos, y no está dispuesto a respetar la regla de derecho y las garantías de los derechos humanos”. Abdelmoumni denunció “centenares de detenciones ilegítimas, malos tratos sistemáticos de manifestantes”, lo que, en su opinión, demuestra que “el Estado marroquí prefiere las prácticas autoritarias. Estamos en una situación intermedia entre la dictadura y la democracia”. Por su parte, la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) criticó “la situación humillante e insultante” de Zafzafi, y condenó la difusión del vídeo. El presidente de la AMDH, Ahmed El Hayej, estimó, en declaraciones al portal ‘yabiladi.com’, que el vídeo es “un atentado a varios derechos como el de la vida privada y la dignidad”. “Es un acto absurdo y una falta de respeto a la dignidad humana”, recalcó el presidente de la AMDH.

Cálculos políticos

En la misma línea, Houria Esslami, miembro del Consejo Nacional de Derechos del Hombre (CNDH), también se unió a las críticas a través de su página en Facebook, y recordó que “los derechos y la dignidad” de un detenido como Zafzafi “no pueden obedecer a cálculos políticos” por parte del Gobierno y los aparatos de seguridad. “Respeten la dignidad del detenido y no difundan este vídeo”, dijo Esslami. Según informó el semanario ‘Jeune Afrique’, la Justicia ha abierto una investigación para tratar de determinar quién realizó y difundió el vídeo. Así las cosas, Naima Erroukani, abogada defensora de Zafzafi, confirmó que su cliente había sido torturado por la Policía durante los interrogatorios. La letrada explicó a un medio que Zafzafi está convencido de que su lucha en el Rif es justa y tiene sentido, y rechazó que su defendido sea un separatista rifeño que quiere desgajar su región del resto del Reino de Marruecos. Erroukani denunció que el juicio contra el líder del ‘Hirak’ no es “justo” y “viola el procedimiento judicial y los compromisos constitucionales, y los que adoptó Marruecos ante la ONU”. 

Otro abogado de los detenidos en el Rif, Ishaq Charia, pidió que siete altos responsables marroquíes comparezcan ante la Justicia para declarar sobre los acontecimientos del Rif. Dos de los citados por el abogado son Abdelilah Benkirane, exprimer ministro islamista y líder del Partido de la Justicia y el Desarrollo (PJD), e Ilyas El Omari, jefe del opositor Partido de la Autenticidad y la Modernidad (PAM), formación bien vista por Mohamed VI. Charia contó a un medio de comunicación que “todos los detenidos han insistido que si han salido a la calle ha sido para denunciar a los responsables corruptos, que han presentado al Rey proyectos [de desarrollo socioeconómico para el Rif] que no se han realizado”. Otro de los abogados defensores de Zafzafi, el polémico Mohamed Ziane, que fue ministro de Hasan II, aseguró que el líder del ‘Hirak’ escribió una carta al Rey Mohamed VI desde la cárcel de Oukacha que los responsables del centro penitenciario no quisieron enviar. Ziane criticó ante el juez de instrucción “las condiciones de detención de Zafzafi, la tortura y su encarcelamiento”.