Hacia un visado climático europeo

El informe de “El impacto del cambio climático en la población vulnerable en los países en desarrollo” aborda las posibles soluciones legales de la migración causada por el cambio climático
Hacia un visado climático europeo

 -  

El cambio climático está afectando en mayor medida a ciertas regiones respecto a otras debido a la posición geográfica de las mismas. En el sur global la crisis medioambiental se une a las situaciones vulnerables de la población, creando así un ambiente poco seguro que conduce al hambre y peligros vitales. 

Es por ello por lo que el Parlamento Europeo (PE) propone una iniciativa titulada “El impacto del cambio climático en la población vulnerable en los países en desarrollo”, que una vez ha sido aprobado en la Comisión de Desarrollo del Parlamento Europeo, tiene el camino abierto para ser aprobado en el pleno del Europarlamento, el próximo lunes 17 de mayo.

Mónica González, la persona ponente de este informe, es la eurodiputada española del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, que pidió al Parlamento Europeo que se posicionase sobre el impacto del calentamiento global en las poblaciones mas vulnerables de los países en desarrollo.Hacia un visado climático europeo

Este informe propone la financiación para la mitigación, la adaptación y las pérdidas y daños asociados al cambio climático (Mecanismo de Varsovia), así como el aumento del apoyo financiero para la reducción del riesgo de desastres. También busca abordar las vulnerabilidades específicas geográficas y personales con perspectiva de género. Asimismo, aborda la importancia de una reserva económica para apoyar a través del Nuevo Instrumento Único de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional (NDICI) a los países que más sufren el cambio climático. Y lo más destacable de toda la propuesta, un visado climático como medida de protección temporal para las víctimas de desastres e incluir el riesgo para la vida, amenazada por el cambio climático

Partiendo de esta enfoque, la Fundación Alternativas ha organizado un debate que permite abordar estas cuestiones con un especial énfasis en el cada vez mayor aumento de las personas desplazadas debido al calentamiento global, y las medidas que desde la Unión Europea se deben llevar a cabo. El evento estuvo moderado por Jesús Marcos Gamero Rus, miembro del Grupo de Investigación en Sociología del Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de la Universidad Carlos III de Madrid, e investigador de la Fundación Alternativas. Y también participaron en el debate Beatriz Felipe Pérez, investigadora asociada al Centro deEstudios de Derecho Ambiental de Tarragona (CEDAT); y Paloma Favieres, directora de Políticas y Campañas de CEAR.Hacia un visado climático europeo

Cuando hablamos de la UE es importante hablar de la responsabilidad que tiene con los países más vulnerables por el cambio climático. El visado climático sería una herramienta para abordar ese tipo de migraciones ya que el informe aborda la “política migratoria” y la capacidad de potenciar la dimensión exterior del ‘Green Deal’, apoyando a los Estados miembros en sus esfuerzos por adaptarse al calentamiento global. Además, señala que se debe tener en cuenta las necesidades de las poblaciones más vulnerables, lo que supone un “cambio en el enfoque” en la gestión de cooperación al desarrollo y ayuda humanitaria. 

El propósito del informe es crear una opinión y un posicionamiento del Parlamento Europeo de acuerdo con lo que es el impacto del cambio climático en las poblaciones más vulnerables en los países en desarrollo. Se propone como “medida estrella” un acuerdo vinculante que aborde la migración como una adaptación a las necesidades creadas por el cambio climático con la mayor anticipación posible.Hacia un visado climático europeo

Durante el debate se ha expuesto que el primer problema empieza porque se cuenta con una ausencia de terminología, así como el obstáculo que la Convención de Ginebra de 1951 pone limitando por la ausencia de cambios en ésta. Hay avances muy esperanzadores, pero en materia legislativa se han ido perdiendo muchas oportunidades. El problema reside también en que no hay acceso de vías legales, por eso el visado climático es importantísimo, marcando el principio de todo.

Además, cabe destacar que el tema de las migraciones climáticas no es algo que ocurrirá en el futuro, se trata de algo que ya está ocurriendo. La mayoría de estos movimientos son internos, pero también hay casos de movimientos internacionales, se trata de personas que están huyendo de sus propios países por problemas climáticos. Por ello, la Unión Europea debe abordar un compromiso con los países más vulnerables, enfocando el problema desde la responsabilidad moral que se traslada al ámbito legal. El informe habla de esos instrumentos que permiten la protección legal de las personas que se verán obligadas a migrar por el cambio climático. Hacia un visado climático europeo

Ya hay ejemplos de casos similares a visados climáticos o de acuerdos de Estados (que han contaminado más y otros menos) que pueden servir de ayuda a la hora de desarrollar este visado humanitario por motivos climáticos. Otras regiones del planeta ya se han posicionado y han elevado este asunto a la agenda pública, como en la Unión Africana o Latinoamérica. Es por ello por lo que es importante que el PE se posicione sobre el impacto del cambio climático en las poblaciones más vulnerables de los países en desarrollo. El nuevo Pacto de Migración y Asilo de la UE solo alude de soslayo a los desplazamientos forzosos por motivos medioambientales, y ni siquiera menciona las vías legales y seguras

El debate se cerró con la esperanza de que se apruebe este informe y se lleven a cabo las medidas propuestas para intentar corregir todo aquellos problemas expuestos.