Haftar advierte de que Libia “nunca” aceptará el “colonialismo turco”

El comandante en jefe del LNA se ha comprometido a expulsar a los todos los mercenarios procedentes de la nación euroasiática
PHOTO/ EJÉRCITO NACIONAL LIBIO/REUTERS TV vía REUTERS

PHOTO/ EJÉRCITO NACIONAL LIBIO/REUTERS TV vía REUTERS  -   El mariscal libio Jalifa Haftar

Los tambores de guerra resuenan más fuerte que nunca en Libia.  El líder del Ejército Nacional de Libia (LNA, por sus siglas en inglés), el mariscal de campo Jalifa Haftar, ha anunciado este domingo su intención de “expulsar a los turcos de Libia”, alegando que su pueblo “nunca tolerará el colonialismo”.  Haftar ha hecho estas declaraciones durante su visita a la Brigada Tariq bin Ziyad, para inspeccionar la preparación de las unidades militares que operan en esa región.

Durante su discurso, el comandante en jefe del LNA se ha comprometido a hacer frente a la amenaza turca y a expulsar del territorio libio a los todos los mercenarios procedentes de la nación euroasiática.  El país norteafricano se enfrentará – según ha señalado Haftar – “a cada colonizador para expulsarlo”. “Estamos atentos y su expulsión será el objetivo principal”. 

La diferencia de posturas entre el Ejército Nacional Libio y el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA) ha abierto una brecha de la que se benefician principalmente otras potencias extranjeras, entre ellas Turquía. Durante los últimos meses, Ankara ha continuado transfiriendo mercenarios sirios a Libia para engrosar las filas del LNA. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en estos momentos podría haber entre 16.500 y 170.000 combatientes respaldados por Turquía en Libia, entre ellos más de 350 menores de edad. En las últimas semanas las especulaciones de que Ankara podría reemplazar a los mercenarios sirios que envía a la nación norteafricana por personas procedentes de otras nacionalidades como Somalia o Yemen no han hecho más que aumentar. 

En su intervención con motivo del Eid al Adha, Haftar ha acusado al mandatario turco de “venir a Libia en busca del legado de sus antepasados”, de acuerdo con las declaraciones recogidas por el digital Arab News. Así, Haftar ha sido claro con Erdogan y ha advertido de que “traducirá el legado de sus antepasados en balas”, afirmando que “no habrá piedad” para cualquier fuerza turca en Libia, ya que “no la merecen”. “Los libios nunca aceptarán ser ocupados por los turcos y nunca más serán colonizados”, ha puntualizado. El LNA ha confirmado, una vez más, que “los mercenarios que han llegado a su país están contratados y reciben entrenamiento. Estos grupos no tienen hogar, ni familia y solo buscan ganar dinero”. 

El digital Arab News ha entrevistado en las últimas horas a Samuel Ramani, investigador de la Universidad de Oxford en el Reino Unido, quien ha asegurado que Haftar está intensificando su retórica contra Turquía. “Realmente enfatiza que su guerra en Libia no es solo una lucha contra el extremismo o las milicias terroristas alineadas con el GNA, sino una lucha por la soberanía e independencia de Libia de la agenda hegemónica de Turquía”, ha explicado en el periódico mencionado anteriormente. El líder del LNA ha llegado a la conclusión de que “todo lo que queda es una batalla entre nosotros y los invasores. Les enseñaremos a ellos y a los observadores desde lejos una lección”, ha dicho según declaraciones recogidas por el periódico Asharq Al Awsat. 

Turquía y Qatar apoyan al Gobierno de Trípoli, respaldado por los Hermanos Musulmanes y reconocido internacionalmente por Naciones Unidas, mientras que el LNA cuenta con el respaldo de Jordania, Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Sudán y Rusia. En esta espiral de inestabilidad, el ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry, ha sostenido este domingo una conversación telefónica con su homólogo argelino, Sabri Boukadoum, para analizar los últimos acontecimientos en la región, especialmente aquellos que tienen un impacto en la estabilidad regional y la seguridad nacional árabe, como el conflicto que asola a la nación norteafricana. 

Los dos diplomáticos subrayaron la necesidad de alcanzar un acuerdo político integral en Libia, según ha informado el medio local Libya Review. Asimismo, destacaron la importancia de “un alto el fuego y una solución política inclusiva”, ya que la alternativa – han advertido – “será la desaparición del país del norte de África”. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Anwar Gargash ha criticado este sábado a Ankara por “actuar en base a ilusiones coloniales” y ha pedido al país del Bósforo que ponga fin “a sus injerencias en los asuntos árabes”.