PUBLICIDAD

Iberdrola

Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

El líder supremo de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada, se encuentra actualmente en la provincia de Kandahar, en el sur de Afganistán
Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

 -  

La caída de Kabul el pasado 15 de agosto en manos de los talibanes marca el inicio del nuevo Estado Islámico de Afganistán. Tras días de caos y desconcierto en la capital afgana, así como a lo largo de todo el país, los fundamentalistas se están dando a conocer por primera vez en muchos años. Aunque todavía no hay un Gobierno formado en Afganistán por los talibanes, ya hay algunos hombres clave, entre ellos: Mawlawi Hibatullah Akhundzada, Mula Abdul Ghani Baradar Akhund y Zabihullah Mujahid.  Hibatullah es el tercer líder supremo de los talibanes, nombrado en 2016 después de que su predecesor, Akhtar Muhammad Mansour, muriese en un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en la provincia paquistaní de Baluchistán.

Se cree que Akhundzada tiene unos 60 años y ha vivido la mayor parte de su vida dentro de Afganistán. Sin embargo, según expertos, mantiene estrechos vínculos con la llamada Quetta Shura, los líderes talibanes afganos que dicen tener su base en la ciudad paquistaní de Quetta. El movimiento islamista, que consiguió el control de casi todo el país el pasado 15 de agosto, todavía insiste en rechazar esta afirmación, asegurando que sus líderes permanecieron en Afganistán. Asegurando que el jefe talibán en los últimos años ha estado viajando desde Kandahar, cuna del movimiento talibán, a varias provincias de Afganistán. La confirmación por parte de los talibanes sobre la presencia de su líder en Afganistán echa por tierra las tesis de que Hibatullah había sido asesinado en Pakistán.Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibán

Algunos de estos líderes, que recuperan el poder tras el régimen insurgente entre 1996 y 2001, apenas se habían mostrado en público hasta ahora, una forma de protegerse de los drones de Estados Unidos. El líder supremo de los talibanes, el mulá se encuentra actualmente en la provincia de Kandahar, y se espera que aparezca en público poniendo fin a la clandestinidad de dos décadas que han mantenidos los jefes máximos del movimiento. Esta es la primera vez que en los últimos 20 años que los talibanes revelan la ubicación y presencia de su líder supremo en un lugar específico, después de que la invasión estadounidense hiciese colapsar su régimen en 2001. Solo unas pocas imágenes del líder, con barba negra y larga, las que circulan por internet, aunque se le reconoce por los mensajes anuales de audio y texto que suele publicar en las vísperas de las festividades musulmanas. procedente de las zonas tribales cuna del movimiento. 

Desde muy joven el líder supremo de los talibanes, el mulá Hibatullah Akhundzada tomo las armas en Afganistán y llevo a cabo la lucha armada contra la ocupación soviética, que finalizo en 1989 tras casi una década de conflicto y miles de soldados muertos. Durante el régimen talibán, liderado por el mulá Omar, Hibatullah ocupó los cargos de vicepresidente del Tribunal Supremo de Afganistán y presidente del Tribunal Supremo Militar. A Akhundzada se le encomendó el enorme reto de unificar un movimiento insurgente que se fracturó brevemente durante una amarga lucha por el poder tras el asesinato de su predecesor y la revelación de que los dirigentes habían ocultado durante años la muerte del fundador de los talibanes, el mulá Omar.Hibatullah Akhundzada en Afganistán, posible candidato a liderar el Gobierno talibánLa invasión estadounidense en 2001 como respuesta a los atentados del 11-S supuso el derrocamiento de los talibanes y la huida de muchos de sus líderes al vecino Pakistán, como fue su caso. Durante años el Gobierno afgano y los aliados internacionales afirmaron continuamente que todo el liderazgo talibán, incluido su líder supremo, se escondía en ciudades paquistaníes, particularmente en la ciudad de Quetta, la capital de Baluchistán. El mulá Hibatullah, principal responsable en la actualidad del sistema judicial talibán dirigía un seminario islámico en la provincia paquistaní de Baluchistán. 

La llegada de Akhundzada a Afganistán, tras más de dos décadas, deja entrever el inicio de una nueva era en el país centroasiático, y la inminente formación del nuevo Gobierno talibán. Mientras, día tras día las evacuaciones se vuelven cada vez más complicadas, miles de personas se agolpan en la entrada del aeropuerto con la única esperanza de poder abandonar el país. Las peores previsiones para Afganistán indican que a pesar de la imagen renovada que quieren ofrecer los talibanes a la comunidad internacional, la realidad en el terreno es muy distinta, y que cuando las últimas tropas y personal extranjero abandonen el país la oscuridad y el terrorismo volverán a cernirse sobre el país centroasiático.