Histórico acuerdo entre Emiratos e Israel de cara a la pacificación de Oriente Medio

El pacto supone el compromiso del Estado israelí de suspender la anexión de territorios de Cisjordania
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho el anuncio de un acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos

AFP/KARIM SAHIB & AHMAD GHARABLI  -   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho el anuncio de un acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos

Emiratos Árabes Unidos (EAU) e Israel han alcanzado un “histórico” acuerdo de normalización de las relaciones diplomáticas entre ambos países que busca favorecer el establecimiento de la paz en la región de Oriente Medio. 

En una declaración conjunta realizada por Mohammed bin Zayed al-Nahyan, príncipe heredero de Abu Dhabi y comandante supremo adjunto de las Fuerzas Armadas de Emiratos, Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel, y Donald Trump, presidente de Estados Unidos, tras los contactos telefónicos llevados a cabo entre los tres dirigentes, la nación emiratí e israelí han anunciado el entendimiento logrado para el establecimiento de vínculos diplomáticos. Este movimiento supone un auténtico hito porque abre una nueva vía para mejorar la situación política y diplomática en Oriente Medio y porque Emiratos se convierte en el tercer país árabe, después de Egipto y Jordania, en establecer relaciones políticas con la nación hebrea. 

La declaración sellada a tres bandas ha indicado que se espera que “este logro histórico ayude al avance de la paz en Oriente Medio”. El punto más llamativo del nuevo acuerdo es aquel que contempla el compromiso de Israel de cara a detener la incorporación de territorios palestinos de Cisjordania. Desde la esfera árabe se ha venido criticando la anexión por parte israelí de terrenos considerados como palestinos de cara al asentamiento de colonos judíos; y, ahora, el nuevo entendimiento entre EAU e Israel significa un gran avance en este sentido gracias a la interrupción de esta estrategia por parte de Israel. Cabe destacar que en el último plan propuesto por la Administración Trump para alcanzar la paz entre israelíes y palestinos (el llamado Acuerdo del Siglo) se reconocía la legitimidad de Israel respecto a la intención de hacerse con zonas de Cisjordania, algo que fue denunciado unánimemente por la comunidad árabe; a pesar de que se contemplaba en la propuesta la idea de establecer un Estado palestino, aunque muy limitado en su operatividad y reducido a una capitalidad en la parte oriental de las afueras de Jerusalén. Los palestinos rechazaron esta oferta, a pesar de la gran inyección de dinero prometida por Estados Unidos para ayudar a poner en marcha el nuevo ente estatal palestino. 

El príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan
PHOTO/REUTERS - El príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed al-Nahyan

“Este avance diplomático histórico promoverá la paz en la región de Oriente Medio […] Los tres países enfrentan muchos desafíos comunes y se beneficiarán mutuamente del logro histórico de hoy”, ha indicado el comunicado conjunto realizado, recogido por la agencia de noticias emiratí WAM. En el mismo también se ha señalado que delegaciones de Israel y Emiratos se reunirán en las próximas semanas para firmar una serie de acuerdos bilaterales en materia de inversión, turismo, vuelos directos, seguridad, telecomunicaciones, tecnología, energía, salud, cultura y medio ambiente; así como para supervisar además el establecimiento de Embajadas recíprocas. 

Avance político 

La intención ahora es lograr este avance político con otras naciones árabes. Tel Aviv suspenderá la anexión de parte de Cisjordania y centrará sus esfuerzos en ampliar los lazos con otros países en el mundo árabe y musulmán, según el entendimiento logrado. “Estados Unidos, Israel y Emiratos Árabes Unidos confían en que es posible lograr avances diplomáticos adicionales con otras naciones y trabajarán juntos para lograr este objetivo”, ha resaltado el comunicado oficial difundido. Además, tanto Israel como EAU han mostrado su disposición a acelerar la cooperación entre ambos países para desarrollar una vacuna contra la COVID-19. “Trabajando juntos, estos esfuerzos ayudarán a salvar vidas musulmanas, judías y cristianas en toda la región”, han indicado conjuntamente. 

Con este anuncio, Emiratos se ha convertido en el tercer país árabe en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, después de Egipto y Jordania. Esta nueva relación entre emiratíes e israelíes expandirá la cooperación diplomática, comercial y de seguridad, según ha señalado la declaración realizada. Los tres dirigentes de Emiratos, Israel y EEUU, además, comparten una perspectiva similar con respecto a las amenazas y oportunidades de la región. Este acuerdo es un ejemplo del “compromiso compartido” entre los tres países para promover la estabilidad a través del compromiso diplomático, una mayor integración económica y una coordinación de seguridad más estrecha.

Israel y Emiratos Árabes Unidos han acordado normalizar las relaciones en un acuerdo histórico negociado por Estados Unidos
AFP/ABIR SULTAN - Israel y Emiratos Árabes Unidos han acordado normalizar las relaciones en un acuerdo histórico negociado por Estados Unidos

Emiratos Árabes Unidos se ha venido manteniendo firme respecto a su postura sobre la cuestión palestina, su apoyo a los derechos del pueblo palestino a establecer su Estado independiente y su rechazo a la política de asentamientos y ocupación de tierras. Actitud que apareció en las declaraciones y posiciones de sus representantes frente a todo tipo de organizaciones internacionales. 

Durante el último período, los planes israelíes de anexar más de 130 asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania y el Valle del Jordán, que se extiende entre el lago Tiberíades y el mar Muerto, se encontraron con una firme oposición emiratí, antes de que el país del Golfo, mediante el acuerdo de este jueves, lograra detener esta estrategia. 

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed
AFP/GALI TIBBON y ODD ANDERSEN - El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed

Es un paso adelante para la cuestión palestina, tras el objetivo logrado por Emiratos Árabes Unidos, en la figura del jeque Mohammed bin Zayed al-Nahyan, mediante el cual se logra detener el plan de anexión israelí de los territorios palestinos ocupados.

Además de parar el plan israelí de anexión de territorios de Cisjordania, el último gran acuerdo incluye el que Emiratos Árabes Unidos e Israel continuarán sus esfuerzos para llegar a una solución justa, integral y duradera al problema palestino, y permitirán que todos los musulmanes puedan visitar la Mezquita de Al-Aqsa y rezar en ella. 

Mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén
AFP/AHAMAD GHARABLI - Mezquita de Al-Aqsa en Jerusalén
Iniciativa valiente

En este sentido, el ministro de Estado de Asuntos Exteriores de EAU, Anwar Gargash, ha afirmado a través de Twitter que la “iniciativa valiente” de Emiratos Árabes Unidos de normalizar las relaciones con Israel busca reconducir el proceso de paz entre palestinos e israelíes y la posibilidad de que se cree un Estado palestino. 

Gargash ha dicho que este paso busca "preservar las posibilidades de la solución de los dos Estados", uno palestino que conviva en paz con el Estado de Israel. Precisamente, esta fórmula de los dos Estados es la que ha venido siendo considerada como más práctica y realista para poder llegar en algún momento a un acuerdo real entre israelíes y palestinos. 

Anwar Mohammed Gargash, ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos
PHOTO/REUTERS - Anwar Mohammed Gargash, ministro de Estado de Asuntos Exteriores de Emiratos

Además, en un comunicado emitido por el Ministerio de Exteriores emiratí se ha detallado que de esta forma "Emiratos Árabes Unidos ha asegurado el compromiso de Israel de detener la anexión de territorios palestinos para sostener los esfuerzos para lograr la solución de los dos Estados".

Abu Dhabi cree que establecer relaciones diplomáticas con Israel le dará la posibilidad al país árabe de desempeñar "un papel directo y constructivo en mejorar la seguridad y estabilidad de la región". Además, "este acuerdo crea oportunidades para la cooperación en varios sectores, incluido el económico, cultural, científico y tecnológico para fomentar la prosperidad de la región" de Oriente Medio.

El ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed al-Nahyan
AFP/KARIM SAHIB - El ministro de Asuntos Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Abdullah bin Zayed al-Nahyan

Anwar Gargash también ha apuntado en el medio Sky News Arabia que el acuerdo no hubiera sido posible sin la participación de Estados Unidos. “Emiratos Árabes Unidos siempre ha visto el papel estadounidense en Oriente Medio de manera positiva", ha aseverado el diplomático emiratí. Según el Ministro de Estado de Relaciones Exteriores de EAU, la anexión de partes de Cisjordania habría eliminado cualquier esperanza de paz en la región. El propio Gargash ha advertido que la mayoría de los países verían el acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel como un "paso audaz".

Por su parte, Yousef al-Otaiba, embajador de EAU en Estados Unidos, ha emitido una declaración en la que afirma que el acuerdo es "una victoria para la diplomacia y para la región". "Es un avance significativo en las relaciones árabe-israelíes que reduce las tensiones y genera nueva energía para un cambio positivo", ha añadido. La Embajada de Emiratos en Estados Unidos sostiene que el acuerdo sirve para mantener la viabilidad de la solución de dos Estados en el conflicto palestino-israelí.

Trump lo celebra 

El propio Donald Trump ha celebrado este acuerdo a través de la red social Twitter: “¡GRAN avance hoy! Acuerdo de paz histórico entre nuestros dos GRANDES amigos, Israel y Emiratos Árabes Unidos”. Un movimiento que precisamente le puede ayudar en su intención de ser reelegido presidente de Estados Unidos en las próximas elecciones de noviembre. 

El embajador de Estados Unidos en Israel, David Melech Friedman, y el asesor principal de la Casa Blanca Jared Kushner aplauden después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara un acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos desde la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de agosto de 2020
REUTERS/KEVIN LAMARQUE - El embajador de Estados Unidos en Israel, David Melech Friedman, y el asesor principal de la Casa Blanca Jared Kushner aplauden después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara un acuerdo de paz entre Israel y Emiratos Árabes Unidos desde la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, el 13 de agosto de 2020

Benjamin Netanyahu también ha señalado a través de Twitter que se trata de un "día histórico". Las autoridades israelíes han expresado su satisfacción por el acuerdo de normalización de las relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos y esperan que abra el camino a otros países árabes de la región. Netanyahu también ha indicado que ampliará los términos del acuerdo, el cual implica que Israel suspende la anexión de territorio palestino ocupado.

Por su parte, el ministro de Defensa y socio de Gobierno de coalición, Benny Gantz, ha llamado a otras naciones árabes a "promover las relaciones diplomáticas en acuerdos de paz adicionales". "Aplaudo este importante y significativo acuerdo, primero y, sobre todo, al presidente Donald Trump -un verdadero amigo de Israel-, al primer ministro Netanyahu y a Mohammed bin Zayed", ha declarado en un comunicado Gantz, quien considera que el acuerdo contribuirá a "la estabilidad y prosperidad regional".

También, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, ha acogido con satisfacción el acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos e Israel. "Damos la bienvenida a cualquier iniciativa que mejore la seguridad y la estabilidad en Oriente Medio", ha dicho Guterres. 

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres
AFP/ANGELA WEISS - El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres
Avance histórico y diplomático

En esta línea, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, ha elogiado un acuerdo que considera un paso importante para lograr la paz. Johnson ha remarcado en la red social de Twitter que "el acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos e Israel para congelar la anexión de tierras palestinas es un paso bienvenido en el camino hacia un Oriente Medio más pacífico".

Desde una potencia en el plano internacional como es Alemania, los medios de comunicación también han descrito el acuerdo entre Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos e Israel como "un avance histórico y diplomático que allana el camino para la expansión de la paz en el turbulento Oriente Medio". La conocida revista alemana Der Spiegel ha descrito el acuerdo como un "gran logro y un avance diplomático" y ha destacado el éxito del acuerdo en disuadir a Israel de los intentos de anexar partes de Cisjordania. La revista ha agregado que el acuerdo también es un logro para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que se prepara para las elecciones presidenciales de noviembre, y ha explicado que "este éxito externo puede allanar el camino para su reelección". Por su parte, la revista alemana Stern ha resaltado que el acuerdo supone un "paso histórico largamente esperado", y ha añadido que "este acuerdo abre la puerta a la paz en Oriente Medio".

Aunque queda todavía camino por recorrer. En las últimas horas, Benjamin Netanyahu ha asegurado que la anexión de parte de Cisjordania ocupada "está sobre la mesa", aunque el acuerdo de normalización de relaciones diplomáticas con Emiratos Árabes Unidos incluye suspenderla. "La aplicación de la soberanía sobre la Judea y Samaria (nombre bíblico de Cisjordania) está sobre la mesa", ha dicho Netanyahu en una comparecencia televisiva, aclarando que se trata de una decisión "temporal" pero que "no está anulada".

Un avión de carga operado por Etihad Airways, que transportaba ayuda médica para los palestinos relacionada con la COVID-19, se prepara para aterrizar en el aeropuerto israelí Ben Gurion, cerca de Tel Aviv, el 9 de junio de 2020
AFP/JACK GUEZ - Un avión de carga operado por Etihad Airways, que transportaba ayuda médica para los palestinos relacionada con la COVID-19, se prepara para aterrizar en el aeropuerto israelí Ben Gurion, cerca de Tel Aviv, el 9 de junio de 2020
Reticencias palestinas

En el mundo palestino también existen reticencias. Así, Hanan Ashrawi, miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), ha reprochado a Emiratos Árabes Unidos el acuerdo diplomático con Israel al considerar que "no hace ningún favor" a los palestinos.

"EAU han sacado a la luz sus tratos secretos de normalización con Israel. Por favor, no nos hagan un favor. No somos la hoja de parra de nadie", ha publicado Ashrawi en su cuenta de Twitter en referencia a la condición del acuerdo por el que Israel suspende la anexión de territorio palestino ocupado. Algo que hace referencia también a los contactos diplomáticos más o menos secretos que había entre Emiratos e Israel para tratar asuntos regionales ante la amenaza conjunta que supone para ambas naciones un rival de la zona como es la República Islámica de Irán.

Una pantalla de televisión muestra al presidente de EEUU, Donald Trump, mientras los palestinos siguen las noticias sobre el acuerdo de Emiratos Árabes Unidos con Israel sobre la normalización de las relaciones, en Hebrón, en la Cisjordania ocupada por Israel, el 13 de agosto de 2020
PHOTO/REUTERS - Una pantalla de televisión muestra al presidente de EEUU, Donald Trump, mientras los palestinos siguen las noticias sobre el acuerdo de Emiratos Árabes Unidos con Israel sobre la normalización de las relaciones, en Hebrón, en la Cisjordania ocupada por Israel, el 13 de agosto de 2020

Mientras, el movimiento islamista palestino Hamás, que controla la Franja de Gaza, ha rechazado también el acuerdo y ha asegurado que "no sirve en absoluto a la causa palestina". "Esto alienta a continuar negando los derechos de nuestro pueblo palestino y a aumentar sus agresiones contra nosotros", ha dicho Hazem Qassem, portavoz de Hamás.