Hong Kong prohíbe la entrada al director de HRW y Pekín responsabiliza a la organización de las protestas

China continúa haciendo frente a diferentes acusaciones de violaciones graves de derechos humanos
HRW

PHOTO/SCOTT HEINS/AFP  -   Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch, en imagen de archivo

El Gobierno de Hong Kong ha vetado la entrada a su territorio al director ejecutivo de Human Rights Watch, Kenneth Roth, cuando intentaba acudir a la región administrativa especial el pasado domingo 12 de diciembre con el objetivo de presentar su Informe Mundial 2020. La cancillería china ha afirmado este lunes que esta organización defensora de los derechos humanos tiene “una gran responsabilidad por el caos en Hong Kong”, aludiendo a las protestas prodemocráticas que se llevan viviendo en la ciudad en los últimos meses, según ha afirmado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuan. 

“Muchos hechos y pruebas han demostrado que esta ONG ha apoyado a los radicales anti-China en Hong Kong a través de métodos diversos y les ha animado a ejercer violencia extrema y cometer crímenes, e instigado actividades separatistas en Hong Kong”, ha afirmado el portavoz chino; sin embargo, el Gobierno de Pekín no ha dado más detalles sobre estas pruebas o hechos. El portavoz ha concluido que “esta ONG debería ser castigada” y que “el Gobierno central chino y el de Hong Kong se encargan de las entradas y salidas fronterizas conforme a la ley, y permitir o no la entrada de ciertas personas es soberanía de China”. 

“Confiaba en poder mostrar la agudización del ataque de Pekín contra los esfuerzos internacionales para defender los derechos humanos”, ha comunicado Roth en la propia página de HRW. “La negativa a permitirme entrar en Hong Kong muestra a todas luces el problema”, ha añadido. En un video publicado en su cuenta de Twitter, el director de HRW, además, ha afirmado que China “socava de forma deliberada el sistema internacional de derechos humanos”. 

El Informe Mundial 2020 de HRW, cuya presentación estaba prevista en conferencia este miércoles 15 de enero en el territorio administrativo especial, consta de 652 páginas en las que la organización analiza las prácticas de derechos humanos en casi 100 países. El ensayo, que iba a introducir a este trabajo y que está escrito por Roth, cada año aborda un tema específico de la materia y en esta ocasión el director de HRW ha advertido al Gobierno chino de su “embestida contra el sistema global de reconocimiento de los derechos humanos”.  Ahora tiene prevista su presentación el 14 de enero en Nueva York en la sede de Naciones Unidas.

Hong Kong
AFP/ ISAAC LAWRENCE - La Policía de Hong Kong durante una intervención el 5 de enero de 2020

“Creo que la decisión ha sido tomada teniendo en cuenta la actual situación que atraviesa Hong Kong, ahora que la ciudad se está recuperando del caos. El informe que hará la organización criticará al Gobierno y a la Policía hongkonesa, lo que enviará una señal inequívoca y dará a los manifestantes otra excusa para salir a la calle a cometer actos radicales”, ha declarado el presidente de la Asociación de Agentes de Policía Junior, Joe Chan Cho Kwong, según ha recogido la agencia Infobae. “Teniendo en cuenta la necesidad de mantener la seguridad, es muy razonable prohibirle la entrada”, ha concluido. 

El pasado mes de diciembre el Gobierno central de China ya anunció que tenía intención de incrementar las sanciones contra varias ONG estadounidenses, entre las que se encuentran HRW, Freedom House o Endowment for Democracy, que supuestamente interfirieron en las protestas contra el Ejecutivo de Hong Kong en busca de mayores garantías democráticas de los últimos siete meses. Especialmente, la medida surge como respuesta a la aprobación por parte de EEUU de la 'Ley de Derechos Humanos y Democracia en Hong Kong' por la que el Gobierno en Washington podría imponer sanciones y congelamiento de activos a los oficiales hongkoneses que hayan estado involucrados en los episodios de violación de libertades y derechos. Esta medida que fue acogida positivamente por los grupos de manifestantes como un impulso a continuar con las movilizaciones. 
La Cámara de Representantes estadounidense también se ha pronunciado sobre la situación de los derechos humanos de otros grupos minoritarios en China como es el caso de los uigures al oeste del país. La denominada ‘Ley Uigur de 2019’ condena “las graves violaciones de derechos humanos” por parte del Gobierno chino en la región occidental de Xianjiang, donde se calcula que hasta un millón de uigures se encuentran recluidos en campos de concentración. Medida que el Gobierno de Pekín ha criticado categóricamente. 

China
PHOTO/REUTERS - La jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, presta juramento ante el presidente chino Xi Jinping en el 20º aniversario del traspaso de la soberanía de la ciudad 

Mientras tanto, las autoridades hongkonesas continúan sus intentos controlar la crisis desatada en el mes de junio en las que han sido detenidas 6.000 personas y cerca de un millar de imputados. El presidente del Tribunal Supremo de Hong Kong, Geoffry Ma Tao Li, ha anunciado este lunes la creación de una fuerza operativa especial para procesar a este número de imputados. “Es importante entender que el disfrute de la libertad tiene límites, como no afectar negativamente al disfrute de estas libertades por parte de otros miembros de la comunidad”, ha expresado Ma Tao Li, según ha recogido Europa Press. 

El Ejecutivo de la ciudad ha establecido fuertes medidas de seguridad en varias universidades de Hong Kong para evitar que se conviertan de nuevo en uno de los núcleos más duros de las protestas que obligaron en noviembre a suspender las clases y se convirtieron en uno de los focos más violentos entre los manifestantes estudiantiles y la Policía. Varios centros universitarios han desplegado escáneres y oficiales para controlar quién entra a los edificios. Por otra parte, las jornadas de manifestaciones todavía están teniendo consecuencias tumultuosas en las finanzas de uno de los centros financieros más grandes del planeta: el índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong ha cerrado este martes con pérdidas del 0,24%, cifras que previsiblemente fueron utilizadas por los inversores para vender acciones tras algunos días de subidas. 

China
PHOTO/CHAN LONG HEI via ZUMA - La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, saluda a sus seguidores
Hong Kong se mira en la democracia de Taiwán  

Las protestas en Hong Kong han tenido consecuencias entre el electorado taiwanés en los últimos meses, especialmente entre la población joven que votaba por primera vez y que mira con recelo a Pekín acerca de su posible interferencia en los derechos y libertades ganados en la isla. Tras la renovación del mandato de Tsai Ing Wen con su imposición en las elecciones del pasado fin de semana, los manifestantes hongkoneses siguen advirtiendo a la presidenta de Taiwán sobre el reto político que mantiene respecto al Gobierno de China que sigue reclamando el territorio taiwanés. 
“Ahora Taiwán está en paz, pero está bajo la amenaza de China y en diez años las cosas podrían cambiar”, explica un estudiante hongkonés a Europa Press durante una de las marchas de celebración por el triunfo de la presidenta. “Pero no creo que el Gobierno chino retroceda, por lo que todos los problemas serán los mismos”, cuenta el mismo manifestante. Por otro lado, para los manifestantes, la victoria de Ing Wen ha sido recibida como una buena nueva, especialmente para aquellos que han evadido los arrestos en Hong Kong trasladándose a la isla. 

Hong Kong
REUTERS/TYRONE SIU - Un policía detiene a un manifestante antigubernamental después de una protesta comercial en Hong Kong

“Hong Kong les ha demostrado (a los taiwaneses) lo que sucederá si no tienen democracia. (La elección) es una buena señal, pero no es tan simple”, ha afirmado otro protestante. La presidenta Tsai Ing Wen ha expresado públicamente su apoyo a la lucha de los manifestantes en Hong Kong por mayores garantías democráticas, garantías judiciales y en materia de derechos y libertades. Frente a esto, el Ministerio de Exteriores de China ha continuado su apoyo al “principio de la China única” y ha instado a la comunidad internacional el apoyo a Pekín en esta cuestión.