HRW denuncia el "inmerecido" nombramiento de Irán para el comité de mujeres de la ONU

Human Rights Watch: Irán tiene un "historial deplorable en materia de derechos de la mujer"
Irán y los derechos humanos

 -  

Human Rights Watch (HRW) ha denunciado la nominación de Irán al comité de mujeres de la ONU, citando el "deplorable historial de derechos de las mujeres" del país. La semana pasada, Irán fue elegido por 54 Estados miembros de la ONU para formar parte de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, un organismo con sede en Nueva York cuyo objetivo es promover la igualdad de género y el empoderamiento femenino.

En su sitio web, HRW enumera una serie de leyes iraníes regresivas que afectan de forma desproporcionada a las mujeres. Por ejemplo, la ley iraní permite que las niñas se casen a los 13 años y los niños a los 15, hay restricciones generalizadas a los viajes dirigidas exclusivamente a las mujeres, y las defensoras de los derechos humanos son sistemáticamente objeto de ataques.

"Esto es surrealista", tuiteó la activista iraní por los derechos de las mujeres Masih Alinejad. "Un régimen que trata a las mujeres como ciudadanas de segunda clase, que las encarcela por no llevar el hiyab obligatorio, que les prohíbe cantar, que les prohíbe entrar en los estadios y que no les permite viajar al extranjero sin el permiso de sus maridos, es elegido para el máximo órgano de derechos de la mujer de la ONU." Alinejad añadió: "Las mujeres de mi país, Irán, están decepcionadas con la ONU. No legitimen un régimen misógino".

Atalayar_Human Rights Watc

También se criticó el modo en que se realizaron los nombramientos del organismo de la ONU. Dijo que normalmente las elecciones a los órganos de la ONU se realizan mediante votaciones competitivas entre los Estados miembros, pero "la semana pasada, los 54 países miembros del Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC) hicieron las cosas de forma equivocada al celebrar elecciones no competitivas". El resultado "fue un premio inmerecido para gobiernos abusivos, especialmente Irán", añadió HRW. "Las delegaciones de la ONU no deberían dar credibilidad a los Estados abusivos premiándolos con puestos de derechos humanos".

Así, la ONU ha hecho  que cuatro países, con un turbio expediente sobre violación de derechos de las mujeres, se sumen a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. Mauritania, Egipto, Irán y Túnez se sentarán en la mesa del organismo a deliberar sobre los temas que involucran a las mujeres de todo el mundo, dictando resoluciones y normas. Para colmo, Irán presidirá la comisión durante cuatro años.

Sus historiales "deberían recibir ahora un escrutinio adicional", añadió HRW. "En el futuro, los Estados miembros de la ONU deben evitar votar por gobiernos abusivos siempre que sea posible e insistir en que las listas sean competitivas para todos. Todo lo que no sea eso sólo socava el prestigio de los órganos de la ONU en materia de derechos humanos".

Iran y los derechos humanos

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es la "defensora mundial de la igualdad de género", según la organización. Trabaja para desarrollar y defender normas en las que todas las mujeres puedan ejercer sus derechos humanos. La comisión se centra en cuestiones que considera fundamentales para la igualdad de la mujer y trata de promover el progreso de las mujeres en todo el mundo.

Sin embargo, La violencia doméstica, la violación conyugal y el matrimonio infantil y forzado son delitos que las autoridades iraníes no han tipificado como tales. Estos delitos y otros tipos de violencia de género contra las mujeres siguen estando muy extendidos en el país, según Amnistía Internacional. Las mujeres han sido encarceladas por hablar en favor de los derechos de la mujer, informó HRW.

"Elegir a la República Islámica de Irán para proteger los derechos de las mujeres es como convertir a un pirómano en el jefe de bomberos de la ciudad", dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch. "Es absurdo, y moralmente deplorable". "Este es un día negro para los derechos de las mujeres, y para todos los derechos humanos", añadió Neuer. "La persecución de las mujeres en Irán es flagrante y sistemática, tanto en la ley como en la práctica. El propio secretario general de la ONU ha informado en el pasado sobre la “persistente discriminación de las mujeres y las niñas en Irán", finalizó Neuer.

Atalayar_HRW Irán

¿Por qué, entonces, la ONU nombró a uno de los peores opresores de mujeres del mundo como juez mundial y guardián de la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres? Hoy la ONU ha enviado el mensaje de que los derechos de las mujeres pueden venderse por acuerdos políticos de trastienda, dijo Neuer, "y ha defraudado a millones de mujeres víctimas en Irán y en todo el mundo que buscan la protección del organismo mundial".

Todo este panorama lo que hace es manifestar que la ONU no tiene total coherencia entre sus estatus y sus acciones. Igual ocurrió con Venezuela, cuando abogó por el levantamiento de sanciones, en lugar de denunciar las graves violaciones a derechos humanos del régimen de Nicolás Maduro. Presos políticos y nulas condiciones de vida empañan el expediente del régimen sin que reciba llamados de atención severos. Para beneficio de Maduro, Venezuela forma parte del Consejo de Derechos Humanos desde 2019.