Human Rights Watch denuncia injerencias en el reparto de ayuda humanitaria en Yemen

La organización internacional recuerda que se está violando el derecho internacional humanitario, que prohíbe a las partes del conflicto paralizar la asistencia
Campamento en Abs, en la provincia de Hajjah del norte del Yemen, el 3 de septiembre de 2020.

AFP/ ESSA AHMED  -   Campamento en Abs, en la provincia de Hajjah del norte del Yemen, el 3 de septiembre de 2020.

Un nuevo informe publicado por Human Rights Watch (HRW) denuncia cómo los rebeldes hutíes, así como otras partes del conflicto en Yemen, están obstruyendo la ayuda humanitaria necesaria para el país. Los hutíes, quienes controlar la capital yemení Saná y otras muchas ciudades en el norte del país, “tienen un historial particularmente atroz de impedir que las agencias de ayuda lleguen a los civiles necesitados”, asegura HRW en su informe: ‘Consecuencias mortales: obstrucción de la ayuda en Yemen durante la COVID-19’.

Según la organización de derechos humanos, los rebeldes aprovechan su influencia en la zona para desviar artículos de socorro hacia su propia organización y bloquean contenedores de ayuda en los puertos. Las autoridades hutíes, según Reuters, dijeron a HRW que las acusaciones de injerencia en la ayuda eran “infundadas”. 

Un médico examina a un niño yemení que sufre de malnutrición, en un centro de tratamiento en la provincia septentrional de Hajjah, en el Yemen, el 5 de julio de 2020
AFP/ ESSA AHMED-Un médico examina a un niño yemení que sufre de malnutrición, en un centro de tratamiento en la provincia septentrional de Hajjah, en el Yemen, el 5 de julio de 2020

Tanto Naciones Unidas como la comunidad internacional han presionado a los rebeldes para que llevan a cabo algunas concesiones, y el grupo rebelde acordó en no interferir en la ayuda humanitaria. “Millones de personas han estado sufriendo en Yemen porque los hutíes y otras autoridades yemeníes han negado a la ONU y otras agencias humanitarias acceso son restricciones a las personas necesitadas”, denuncia el director asociado de crisis y conflicto de HRW y autor del informa, Gerry Simpson.

En los últimos días, la violencia se ha recrudecido después de que un video que circulaba por las redes sociales mostrara a cinco personas torturando a un hombre, lo que desencadeno protestas en la capital yemení y motivó que los hutíes, quienes controlan la capital, detuvieran a 30 personas que participaban en las protestas.

Manifiestación para exigir el enjuiciamiento de cinco hombres acusados de torturar hasta la muerte a un trabajador de una tienda de teléfonos móviles de 19 años
REUTERS/KHALED ABDULLAH- Manifiestación para exigir el enjuiciamiento de cinco hombres acusados de torturar hasta la muerte a un trabajador de una tienda de teléfonos móviles de 19 años

La semana pasada los rebeldes afirmaron haber lanzado varios aviones no tripulados cargados de explosivos y un misil balístico contra Riad, en medio de la intensificación de los ataques aéreos de este grupo contra objetivo en Arabia Saudí.

Reducción de la ayuda

Como apunta la cadena norteamericana CNN, en marzo, la Administración Trump y sus aliados internacionales en la región: Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos, recortaron su financiación al llamamiento de las Naciones Unidas para Yemen, lo que significa una reducción de los servicios de atención médica a los yemeníes. También ha obligado a reducir la asistencia alimentaria.

Según datos de Naciones Unidas, el año pasado EE. UU. contribuyó con casi 1.000 millones al llamado de la ONU, pero este año no llega a los 410 millones de dólares. Estos recortes, señala la CNN, afectan en gran medida al noreste del país- zona controlada por los hutíes y respaldados por Irán-.
Por su parte, Arabia Saudí también redujo a la mitad el apoyo prometido a la ONU. En 2019, entregó más de 1.000 millones y este año se comprometió a 500 millones de dólares, pero la organización internacional asegura que sólo han llegado 23 millones.

La gente se agolpa para obtener raciones de comida de una cocina de caridad en Sanaa, Yemen, el 20 de julio de 2020
REUTERS/KHALED ABDULLAH- La gente se agolpa para obtener raciones de comida de una cocina de caridad en Sanaa, Yemen, el 20 de julio de 2020

EAU, quien en 2019 dono 420 millones de dólares, este año, según datos de la ONU no ha aportado anda a la operación humanitaria que Naciones Unidas está llevando a cabo en Yemen. Este año, la ONU solo ha recibido el 24% de los 3.400 millones que solicitaros para 2020 para el proyecto de ayuda en el país asiático. Los tres países: EE. UU., EAU y Arabia Saudí son actores claves en el conflicto de Yemen, y en 2018 y 2019 fueron los mayores donantes de la respuesta de la ONU en Yemen.

La peor crisis humanitaria 

Las Naciones Unidas han calificado a Yemen como la peor crisis humanitaria del mundo, con el 80% de os 30 millones de habitantes necesitados de ayuda. El conflicto tiene sus raíces en el fracaso de transición política que iba a traer la estabilidad al país tras la Primavera Árabe que obligó a su antigua presidente autoritario, Ali Abdullah Saleh, entregar el poder a su adjunto, Abdrabbuh Mansour Hadi, en 2011.

El conflicto en Yemen estalló finalmente en 2014, cuando el movimiento hutí, llevó a cabo un golpe de Estado contra el Gobierno de la capital, encabezado por Abd Rabbuh Mansur al-Hadi. Un año después, la intervención de la coalición internacional, integrada principalmente por Arabia Saudí y EAU y se intensificó un año después con la intervención d la coalición árabe, integrada principalmente por Arabia Saudí y EAU.