Iberia proyecta aumentar un 50% el tráfico de pasajeros con la integración de Air Europa

La integración tiene una mayor relevancia estratégica por la puesta en marcha del Brexit
Atalayar_avion-Iberia-Air-Europa-Barajas

 -   Foto de archivo de dos aviones de las compañías de Iberia y Air Europa

Iberia ha sellado la compra de Air Europa, quizá la operación corporativa más relevante en la historia de la aerolínea, si bien detrás de su incorporación al holding IAG. El contexto no podría haber sido más complicado con los terribles efectos de la pandemia del covid en la actividad aérea y con la puesta en marcha del Brexit.

La adquisición e integración de Air Europa en Iberia cambia las cifras futuras de la que fue la aerolínea de bandera de España, y también la de holding del que forma parte junto a Bristish Airways y Air Lingus, entre otras sociedades. Y tendrá, asimismo, una relevante del aeropuerto de Barajas y para crear un gran hub aeroportuario formado por Madrid y Barcelona, según prevén los protagonistas.

Ahora las comparaciones con el año anterior se enfrentan a las características excepcionales de 2020, que parece que no se remontarán en 2021. No obstante, las proyecciones de IAG señalan que la integración de Air Europa van a impulsar un 50% el tamaño de Iberia y un 10% el  del holding, respecto al tráfico de pasajeros. Estiman que el crecimiento se hará sobre la base del aumento de oportunidades en redes y la reducción de costes. Un camino que conducirá a Iberia a consolidar el liderazgo en el Atlántico Sur.

Partiendo de que la suma de la dos aerolíneas dan una cuota del 65% de pasajeros transportados de Barajas, IAG prevé la capacidad de este aeropuerto se acerque a los líderes de Europa: Ámsterdam, Fráncfort, Londres Heathrow y París Charles De Gaulle. Si bien la operación tendrá que pasar por el filtro de las autoridades de la Competencia.

La transacción se ha podido cerrar por la aportación previa de fondos públicos por 475 millones de euros. Esta inyección dirigida por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) -240 millones un crédito participativo-, también ha supuesto la entrada de esta entidad en el consejo con dos representantes, aspecto que no era del agrado de Iberia. Pero se impone la importancia estratégica de la transacción y más en el escenario del Brexit.

En esta línea el consejero delegado de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, ha manifestado que el sentido estratégico "para reforzar la competitividad del hub de Madrid en un escenario global. Beneficiará a los consumidores y la incorporación de Air Europa al Grupo Iberia mejorará la viabilidad de la compañía beneficiando tanto a los empleados de Iberia como de Air Europa".