India reprime protestas en Cachemira mientras esta se mantiene incomunicada

Miles de manifestantes de la zona cachemir fueron reprimidos durante sus protestas contra la abolición de la autonomía
Protestas Cachemira India

AFP  -   Imagen protestas Cachemira

Las fuerzas de seguridad de la India reprimieron a miles de manifestantes de Cachemira que protestaron por la abolición de la autonomía que mantuvo la región durante 70 años, a la sombra de las duras restricciones que han incomunicado al territorio, según confirmaron a Efe varios testigos.

Miles de personas se lanzaron a las calles en el sector de Soura, de la ciudad de Srinagar, la tarde del viernes después de que la población, mayoritariamente musulmana, concluyera las oraciones de la jornada y pese a los miles de agentes que mantienen sitiado el lugar.

Testigos y heridos aseguraron que la manifestación fue reprimida con armas de fuego y perdigones por parte de las autoridades, lo que dispersó la multitudinaria manifestación y dejó varios heridos.

Aunque las autoridades dijeron a Efe no tener información disponible al respecto, trabajadores del Instituto Médico de Srinagar confirmaron haber atendido al menos a tres personas heridas en la manifestación.

Las informaciones sobre las protestas han estado contenidas a lo largo de la semana por el corte de las comunicaciones, y solo algunas pocas imágenes y reportes se han publicado en los medios que han esquivado el bloqueo. Las restricciones de movimiento mantienen a periodistas a por lo menos un kilómetro de distancia del área que alberga la mayoría de las oficinas de periódicos locales en Srinagar.

El régimen impuesto en Cachemira desde el lunes intenta precisamente contener la reacción de los cachemires a la decisión con la que Delhi, en menos de dos días, bifurcó el Estado en dos territorios, revocó el estatus especial, y le dejó sometido al Gobierno central. Mientras, la radio estatal local anunció que las restricciones se han levantado del distrito Jammu, de mayoría hindú.

Esta es la primera vez que Cachemira sufre medidas tan duras por un periodo tan largo. Controles similares se impusieron durante los meses de protestas que en 2016 dejaron más de un centenar de muertos, pero esta vez ha sido peor, dijeron a Efe habitantes del valle.

Los cerca de 25.000 agentes de seguridad que custodian la Cachemira india continúan operando a través de conexión por satélite. La basura se acumula en las calles en ausencia de los trabajadores municipales, al tiempo que miles de soldados armados tratan de controlar la situación.

Diariamente los cachemires acuden a las comisarías para usar las líneas telefónicas habilitadas para comunicarse con familiares fuera de la región. "Cachemira ha vuelto a la edad de piedra", dijo a Efe una mujer desde la sede policial.

Hace una semana las autoridades pidieron a turistas y visitantes que abandonaran inmediatamente la Cachemira por supuestas amenazas terroristas vinculadas a grupos paquistaníes, interrumpiendo un peregrinaje de más de 5.000 hindúes que recorría una montaña del Himalaya.

Tres días después de desalojar el territorio y cortar las comunicaciones, el Gobierno presentó la orden presidencial en el Parlamento. El Gobierno indio reconoció que aún no ha decidido una fecha para poner fin a las limitaciones. Al mismo tiempo, la decisión de Nueva Delhi aumentó la animosidad con Pakistán, que se disputa con India el control de Cachemira tras su independencia del Imperio británico y por la que han librado dos guerras.

Pakistán acudirá al Consejo de Seguridad de la ONU con el apoyo de China

Pakistán informó, por su parte, que acudirá al Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) con el apoyo de China para denunciar la inesperada decisión de India de revocar el estatus especial sobre Cachemira, en disputa con Islamabad, mientras crece la tensión en el territorio militarizado desde hace una semana.

Tras comunicarle a China que Pakistán decidió llevar este asunto a la ONU, ellos "no solo acordaron apoyarnos en el Consejo de Seguridad sino que también nominaron a sus funcionarios que coordinarán con nuestros funcionarios allí", informó en una rueda de prensa el ministro de Exteriores paquistaní, Shah Mahmood Quresh. "China ha demostrado una vez más que son nuestros amigos para siempre", agregó el ministro tras una visita oficial a China.