Indra introduce la inteligencia artificial en la sucursal

Minsait ha incorporado la inteligencia artificial de Beabloo a su modelo de oficina bancaria
Sede de Indra en Alcobendas

Photo/Luis García, CC BY-SA 3.0 es,  -   Sede de Indra en Alcobendas

La banca se incorpora a la tendencia cada vez más acusada de transformar los espacios físicos, como las sucursales, en oportunidades comerciales que aporten una experiencia de marca. Además, el confinamiento y las normas de seguridad relacionadas con la pandemia de la COVID-19 están acelerando la transformación digital de los bancos.

Minsait, una compañía del grupo Indra, ha incorporado la inteligencia artificial de Beabloo a su modelo de oficina bancaria conceptual para optimizar en tiempo real la experiencia de los clientes en el espacio físico y, además, reforzar las medidas de seguridad vinculadas a la distancia social, temperatura corporal, uso de mascarillas y flujo de personas.

Ocho de cada diez españoles ya usan habitualmente la banca online para gestionar sus finanzas. El 83% utiliza la banca electrónica una vez al mes, más de un 60% recurre a soluciones digitales cada semana, y casi un 40% se conecta a la banca online cada día.

Para dar respuesta a esta situación, las sucursales bancarias deben estar diseñadas para el cliente.

Beabloo creó Interaction Care, una solución tecnológica, validada por Microsoft e Intel, que permite proteger los espacios físicos y evitar la propagación de la COVID-19.

Interaction Care se basa en la sensorización de los espacios físicos y ofrece un sistema de protección e identificación de situaciones de riesgo. El software procesa los datos que recogen los sensores – respetando la privacidad y sin almacenar información personal – y configura un sistema de alertas a tiempo real que garantiza el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, aforo y uso de mascarilla. Este sistema no sólo protege el espacio interior de la oficina y, al usuario y al trabajador, sino que incluso puede gestionar el acceso para velar por la seguridad de todos desde antes de que el cliente entre a la sucursal.

Además de la protección y la seguridad, la tecnología de Interaction Care es útil a largo plazo porque genera datos objetivos del impacto de las decisiones de gestión, contempla mejoras del espacio físico y de servicio, e integra decisiones con las métricas de rendimiento del espacio físico.

Esta solución ha sido implantada ya en sucursales bancarias, farmacias y espacios públicos, principalmente aquellos considerados esenciales. Además, se está implantando en espacios comerciales que requieren de estas medidas.

Así, Interaction Care refuerza las sucursales financieras permitiendo su actividad y facilitando la detección y reducción de riesgos de rebrote del virus, además de optimizar la experiencia del cliente durante su visita al espacio y velando por el bienestar de los trabajadores.