PUBLICIDAD

Iberdrola

Inmigración: concluye el verano con un 11,6% menos de entradas irregulares en España

Se reducen especialmente las llegadas a la península por vía marítima, un 27,8% menos
REUTERS/JON NAZCA - Migrantes corren hacia la valla que separa Marruecos de España

REUTERS/JON NAZCA  -   Migrantes corren hacia la valla que separa Marruecos de España

Los datos facilitados por el Ministerio del Interior español indican una reducción de las entradas irregulares en territorio español de un 11,6% del 1 enero de 2022 al 15 de septiembre 2022, en comparación con el mismo periodo del año anterior. 

Hasta la fecha señalada por el último informe del Gobierno, se produjeron 21.472 entradas irregulares en España, frente a las 24.293 de 2021. Las entradas por vía marítima se han reducido en un 14,1%, siendo 3.214 menos que en el año anterior. A su vez, las entradas se efectuaron en un 20,8% menos de embarcaciones, lo que supone menos embarcaciones para un número no tan menor de inmigrantes irregulares. 

Por las vías marítimas cabe destacar que las que se dirigen a la península son las que más se han reducido. En el periodo del 1 de enero al 15 de septiembre de 2021, llegaron 10.886 migrantes irregulares al territorio peninsular español por mar. El mismo ejercicio del 2022 se cierra con 3.022 personas menos, una bajada del 27,8% del total por esta vía y destino. 

AP/BERNAT ARMANGUE  -   Imagen de migrantes próximos a la frontera entre España y Marruecos
AP/BERNAT ARMANGUE  -   Imagen de migrantes próximos a la frontera entre España y Marruecos

Pese a la alerta de este verano que afirmaba un repunte de las llegadas marítimas provenientes de Argelia, fuentes de la Guardia Civil destinadas en el Levante español indican a Atalayar que este año no han tenido estos problemas. Se podría descartar que el estallido en las relaciones diplomáticas entre España y Argelia no habría afectado a este vector. Los meses de verano suelen ser los de más actividad para las vías marítimas debido al buen estado del mar, más fácil de cruzar en las embarcaciones clandestinas. 

Mientras la ruta peninsular fue menos transitada, la ruta canaria ha visto más actividad. En comparación con el periodo de 2021 se han incrementado en un 2% las entradas de migrantes. Un pico tuvo lugar a mediados de agosto cuando esta cifra comparada con el periodo del año anterior ofreció un aumento del 25%. El transcurso de 2 quincenas más ha aplacado el aumento. Sin embargo, del mismo modo que sucede con la ruta marítima peninsular, pese al aumento de los migrantes, se reduce en un 13,3% el número de las embarcaciones, lo que lleva a creer que las condiciones de las personas que intentan alcanzar el territorio español es cada vez peor. 

REUTERS/JESÚS BLASCO DE AVELLANEDA - Migrantes africanos sentados en la cima de una valla fronteriza durante un intento de cruzar a territorios españoles, entre Marruecos y el enclave de Melilla
REUTERS/JESÚS BLASCO DE AVELLANEDA - Migrantes africanos sentados en la cima de una valla fronteriza durante un intento de cruzar a territorios españoles, entre Marruecos y el enclave de Melilla

Situación crítica en Ceuta y Melilla

Las dos ciudades autónomas españolas ubicadas en el norte de África se llevan la peor parte del informe quincenal acumulado del Ministerio del Interior español. Las entradas marítimas en Melilla aumentaron de las 4 que hubo de enero a septiembre en 2021 hasta las 111. Las terrestres aumentaron en 157, un 15,9%. En Ceuta también aumentaron las entradas por saltos a la valla un 45,6%, es decir 236 personas más. 

En lo que a inmigración respecta, el 2022 fue un año especialmente marcado por la tragedia sucedida entre Melilla y Nador en el mes de junio, cuando se produjo un masivo asalto a la valla que terminó resultando en la muerte de al menos 23 personas. La crisis supuso también un antes y un después en las relaciones entre Marruecos, España y la Unión Europea en sus esfuerzos por afrontar el reto de la inmigración clandestina. 

 Abdelmajid Bziouat/EUROPEAN COMISSION – La comisaria del Asuntos de Interior, Ylva Johansson, visita las instalaciones de Tanger-Med, Marruecos
Abdelmajid Bziouat/EUROPEAN COMISSION – La comisaria del Asuntos de Interior, Ylva Johansson, visita las instalaciones de Tanger-Med, Marruecos

Pocas semanas después de lo acontecido en Melilla, la comisaria europea para Asuntos del interior, Ylva Johansson, viajó hasta Rabat en compañía del titular español del Interior, Grande-Marlaska para reunirse con su homólogo marroquí, Abdelouafi Laftit. La reunión dio un interesante impulso a la cooperación entre las tres partes. Cooperación que más tarde, en el mes de agosto, se materializó en el aumento de la ayuda de la Unión Europea para Marruecos. 

Desde Bruselas se confirmó un apoyo financiero de 500 millones de euros para Rabat para un periodo de 7 años. Marruecos saludó el incremento de la partida, pero en unas recientes declaraciones a la agencia EFE, el responsable marroquí para el control de la migración, Khaled Zerouali, afirmó que esa cuantía no es la suficiente para abordar correctamente el problema de la inmigración clandestina. Zerouali afirmó a la corresponsalía de EFE en Rabat que dicha ayuda financiera “está por debajo” de lo que quiere Marruecos, que estimen sus gastos anuales para le control de la inmigración en 427 millones de euros.