PUBLICIDAD

Iberdrola

Internet bueno, bonito y barato: rápido, seguro y económico

Comprobar la velocidad de conexión antes de contratar con una compañía es básico
tarifas-internet-yoigo

 -  

El dicho de bueno, bonito y barato podríamos asimilarlo a la hora de encontrar un servicio de internet rápido, seguro y económico.

A priori, esas podrían ser las señas principales de un buen internet para cualquier particular o empresa. Pero no todo lo que nos ofrecen las innumerables ofertas existentes en el mercado es lo que parece.

Son tantas las compañías que ofrecen fibra óptica en casa que nos perdemos a la hora de contratar. Como decíamos, hay ofertas de tantos tipos que tomar una decisión acertada es cada vez más complicado. Necesitamos tener en cuenta varios factores, ya que si bien el precio es importante, no siempre deberemos decidirnos por la oferta más barata.

La velocidad de conexión. ¡¡Todos queremos más!!

Comprobar la velocidad de conexión antes de contratar con una compañía es básico. Deberás hacer un test de velocidad de las compañías que hayas considerado como candidatas para poder elegir en función de este baremo. Además, deberás tener en cuenta lo que pueda adaptarse a tus necesidades. O lo que es lo mismo, adaptar tu ancho de banda necesario a las actividades más frecuentes de uso. Por ejemplo, no es lo mismo utilizar internet para navegación web general, email, redes sociales, etc., para lo que necesitaríamos un ancho de banda por cada 1-2 usuarios de 1.5 Mbps, que utilizarlo para juegos en línea con multijugador, para lo que serían necesarios 4 Mbps. 

Tener a donde recurrir en caso de problemas

Algo en lo que no solemos reparar al elegir nuestra conexión es averiguar cómo es el servicio técnico. Y es que este aspecto debe convertirse en vital para decidirnos por una u otra oferta. Es posible que no lo vayamos a necesitar muy a menudo, pero si tenemos problemas marcará la diferencia, porque hoy en día no podemos pasar mucho tiempo sin internet. Yoigo es quizás una de las compañías que más destaca en este aspecto por su buen servicio técnico. Una buena opción es preguntar a vecinos, amigos y conocidos por su experiencia. Además, ahora es muy fácil obtener esa información a través de internet, para descartar aquellas empresas que tengan malas opiniones sobre su servicio técnico. 

La famosa permanencia

Con las permanencias hay que tener mucho cuidado, sobre todo en la actualidad, ya que lo normal es mudarnos bastante a menudo en función de las conveniencias. Es costumbre que la empresa no nos cobre nada por la instalación ni por el router y que a cambio te pidan que firmes una permanencia de al menos un año con la compañia, por lo que deberemos tratar de buscar ofertas sin permanencia.

Siempre será mejor que no exista este compromiso, pero más importante es aun si nos vamos a mudar. Si no hay más remedio, habrá que consultar qué pasa con la permanencia si nos trasladan la línea o si no hay cobertura de esa compañía en nuestro nuevo domicilio.

Y por último lo que más miran nuestros ojos para cerrar la contratación de una conexión a internet: ¡LA TARIFA!