Irán aumenta su flota naval en medio de una nueva escalada de tensión con Estados Unidos

El anuncio se ha realizado coincidiendo con la llegada del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a Israel
El buque de guerra Abdollah Roudaki

AFP / Guardia Revolucionaria de Irán a través de SEPAH NEWS  -   El buque de guerra con el nombre del comandante naval asesinado Abdollah Roudaki, navegando por las aguas del Golfo

Irán anuncia la adquisición de un nuevo buque de guerra en medio de una escalada de tensión con Estados Unidos. La Guardia Revolucionaria paramilitar presentó el pasado jueves un nuevo portaaviones capaz de transportar helicópteros, aviones no tripulados y lanzadores de misiles.

Este buque de guerra Shahid Roudaki, llamado así por el comandante naval asesinado de la Guardia, Abdollah Roudaki, posee una dimensión de 150 metros de largo y 22 metros de ancho. Está equipado con radares tridimensionales, misiles tierra-tierra y tierra-aire.

El comandante de la marina de la Guardia, el Almirante Ali Reza Tangsiri, sugirió que sus fuerzas querían ir más allá de las aguas del Golfo y patrullar en aguas profundas.

Sin embargo, el buque parece ser una respuesta a las patrullas de la Marina de Estados Unidos en la región por su Quinta Flota con base en Bahréin. Los portaaviones de EEUU viajan habitualmente a través de las aguas de Oriente Medio. Irán ve esas misiones, así como la creciente presencia de Israel en la región, como una amenaza.

Atalayar_ El buque de guerra con el nombre del comandante naval asesinado Abdollah Roudaki, navegando por las aguas del Golfo
AFP / Guardia Revolucionaria de Irán a través de SEPAH NEWS - El jefe de la Guardia Mayor General Hossein Salami hablando durante la inauguración de un buque de guerra con el nombre del comandante naval asesinado Abdollah Roudaki

El anuncio de la adquisición de este nuevo buque por parte de Irán se ha realizado el mismo día que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, llegaba a Israel. Pompeo tenía como principal objetivo tratar con las autoridades israelíes la normalización de las relaciones con los países árabes y el riesgo de Irán para la región.

Todo ello después de que se firmasen los Acuerdos de Abraham por los que Emiratos Árabes Unidos y Bahréin establecían vínculos diplomáticos con el Estado de Israel, bajo la mediación del Gobierno estadounidense de Donald Trump. Un establecimiento de relaciones con Israel al que se adhirió posteriormente también Sudán. 

La República Islámica de Irán ha sido señalada como responsable de varios incidentes ya en aguas del Golfo relacionados con ataques buques cargueros después de que Estados Unidos le impusiese sanciones económicas y políticas por denuncias de incumplimiento del acuerdo nuclear suscrito en 2015 por el que se limitaba el programa atómico iraní, sobre todo en materia armamentística.