Irán busca entrometerse en Afganistán con los mercenarios de Fatemiyoun

La República Islámica sigue interfiriendo en los asuntos de otros Estados
Un hombre armado chií afgano vigila un puesto de control en Kabul, Afganistán

PHOTO/REUTERS  -   Un hombre armado chií afgano vigila un puesto de control en Kabul, Afganistán

Los nuevos comentarios del ministro de Asuntos Exteriores de Irán han suscitado críticas de los analistas afganos sobre el papel que desempeñará el grupo de poder del régimen en ausencia de las fuerzas estadounidenses.

Hablando en un canal local de televisión afgano, Javad Zarif dijo que la División Fatemiyoun de la Guardia Revolucionaria de Irán eran "las mejores fuerzas". "Si el Gobierno afgano así lo decide, pueden ayudar al Gobierno afgano a luchar contra Daesh", dijo el 20 de diciembre.  

Zarif también defendió la creación de la División de Fatemiyoun por parte del régimen iraní, al que se acusa de haber traído decenas de miles de combatientes chiíes de países como Pakistán y Afganistán para luchar por el dictador sirio Bachar al-Asad.  

Sus comentarios suscitaron críticas de analistas afganos de alto nivel. Hablando con Arab News, Tabish Forugh, un académico afgano radicado en Estados Unidos, dijo que Afganistán no debería "arriesgarse a provocar una violencia sectaria innecesaria en el país".

Añadió que Kabul no podría en ninguna circunstancia reclutar a las milicias de la Guardia Revolucionaria utilizadas como mercenarios en las guerras de Oriente Medio.

"Necesitamos paz, no propuestas para el uso de mercenarios", dijo Shafiq Haqpal, un analista. "Sugerir tal idea es como añadir combustible a una llama que puede convertirse en un gran incendio eventualmente. No queremos que Afganistán se convierta en otra Siria o Irak”, añadió. 

Militantes y aldeanos talibanes afganos asisten a una reunión para celebrar el acuerdo de paz y su victoria en el conflicto afgano con EEUU
AFP/NOORULLAH SHIRZADA - Militantes y aldeanos talibanes afganos asisten a una reunión para celebrar el acuerdo de paz y su victoria en el conflicto afgano con EEUU

A pesar de las afirmaciones del régimen de que los Fatemiyoun están formados por voluntarios, un antiguo funcionario de la Guardia Revolucionaria iraní dijo en febrero que recibían salarios del régimen.

En un video que circuló en los medios sociales el 3 de abril, Parviz Fattah fue visto hablando en un programa de la TV estatal a mediados de febrero sobre el comandante muerto de la Fuerza Quds (división internacional de la Guardia Revolucionaria), Qassem Soleimani.

Fattah dijo a la televisión estatal que cuando era el jefe de la Fundación Cooperativa de la Guardia Revolucionaria, Soleimani le pidió dinero para pagar los salarios de la Brigada Fatemiyoun.

La Brigada, conocida también como la División Fatemiyoun, es una milicia chií principalmente afgana formada por la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria en 2014.

Según un comandante de Fatemiyoun, "más de 80.000 fuerzas de la Brigada de Fatemiyoun fueron desplegadas en Siria".

Varias fuentes en el pasado han dicho que los combatientes apoyados por Irán recibían alrededor de 900 dólares al mes. El régimen también atrae a niños inmigrantes afganos empobrecidos para que se unan a la División.

Muchos afganos piensan que los mercenarios de la Guardia Revolucionaria de Fatemiyoun son terroristas y traidores. En el pasado, la bandera de Fatemiyoun se mostraba junto a la de Daesh en la televisión afgana diciendo que ellos también amenazaban la seguridad de Afganistán.

Con la retirada prevista de las fuerzas estadounidenses y la probabilidad de que los talibanes tomen el poder, el régimen iraní está tratando de utilizar la División Fatemiyoun, calificada de grupo terrorista por los Estados Unidos, para obtener influencia en Afganistán.

Sin embargo, a juzgar por la impopularidad del régimen en los países de la región, es dudoso que alcance la influencia deseada.