Irán conocía desde el principio que derribó el avión ucraniano, según Zelenskiy

Teherán no compartirá más pruebas sobre el avión con las autoridades ucranianas
Los equipos de rescate trabajan en el lugar después de que un avión ucraniano que transportaba 176 pasajeros se estrellase cerca del aeropuerto Imán Jomeini en la capital iraní, Teherán, a primera hora de la mañana del 8 de enero de 2020

PHOTO/AFP  -   Los equipos de rescate trabajan en el lugar después de que un avión ucraniano que transportaba 176 pasajeros se estrellase cerca del aeropuerto Imán Jomeini en la capital iraní, Teherán, a primera hora de la mañana del 8 de enero de 2020

Una grabación entre los controladores aéreos iraníes prueba que Teherán sabía desde el primer momento que el avión de la aerolínea Ukraine International Airlines (UIA, por sus siglas inglés) fue derribado por un misil el pasado 8 de enero, según ha declarado este lunes en el canal ucraniano 1+1 el presidente ucraniano, Volodimir Zelenskiy. “Es una grabación de la torre de control de Teherán con un avión iraní que se preparaba para aterrizar. A las 6:12 despegó nuestro avión y a las 6:30 debía aterrizar el avión iraní. Él (piloto) lo vio todo y lo dijo a la torre de control. Él dice ‘parece que lanzaron un misil’, en farsi y en inglés”, comentó el mandatario.

La reacción de las autoridades iraníes no se ha hecho esperar y han señalado que el archivo de audio “estaba entre los materiales entregados a los expertos que investigan el accidente" y que la publicación de la grabación es una violación que pone fin a la cooperación entre Teherán y Kiev, según la agencia rusa TASS.

Este lunes, Irán anunció que no va a compartir más pruebas con el equipo ucraniano que investiga el derribo del avión. El director general de la investigación de accidentes de la Organización de la Aviación Civil de Irán, Hasan Rezaifar, ha explicado que el equipo de expertos ucranianos ha abandonado el país. “Esta medida de los ucranianos provocó que no les otorguemos ya ningún otro documento”, dijo Rezaifar, aludiendo a la publicación de la grabación de la torre de control entre el piloto y los controladores aéreos.

Compensaciones insuficientes

Además, este domingo el presidente ucraniano calificó de insuficiente la compensación de 80.000 dólares propuesta por Irán a cada uno de los familiares de los 176 ocupantes del Boeing 737 derribado. “Considero que es poco. Cuando la esposa de una de las víctimas dice que su marido era el que mantenía la familia, que ella no tiene trabajo y su hijo debe ir a la universidad, 80.000 dólares es muy poco”, declaró también en el canal 1+1.

Zelenskiy aseguró que Kiev insistirá en una compensación mayor y destacó que una vida humana "no tiene precio", para lo que Ucrania se dirigirá a las cortes internacionales.

Ucrania también solicitó a Irán que le fueran entregadas las cajas negras del avión, señaló el presidente, a lo cual Teherán respondió con una invitación a los especialistas ucranianos para que viajaran a la nación persa a participar en la investigación.
Según Zelenskiy, los expertos ucranianos consideran que esta opción no garantiza una “lectura adecuada y verídica” de las cajas negras, por lo que insistió en que las cajas negras sean trasladadas a Kiev, tal y como le había prometido el presidente iraní, Hasan Rohaní. “Esto es muy importante para nosotros”, concluyó.

Después del siniestro del vuelo PS752, que cubría la ruta Teherán-Kiev, las autoridades iraníes negaron que se tratase de un derribo hasta que tres días más tarde las Fuerzas Armadas reconocieron que abatieron por error el avión al confundirlo con un misil de crucero.

Esta catástrofe coincidió con un aumento de las tensiones entre Teherán y Washington tras el asesinato en un bombardeo estadounidense del general iraní Qassem Soleimani y el posterior ataque de Irán a una base en Irak con tropas norteamericanas.

A bordo del Boeing de UIA viajaban 176 personas: 82 iraníes, 63 canadienses, once ucranianos (dos pasajeros y nueve tripulantes), diez suecos, cuatro afganos, tres alemanes y tres británicos.