Irán considera “indisociable” el cumplimento del acuerdo nuclear del levantamiento del embargo de armas

Mientras, Arabia Saudí y Estados Unidos elevan el tono contra la República Islámica y presionan a la ONU para que extienda la restricción de armamento, que expira en octubre
El ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif

PHOTO/AMEER AL MOHAMMEDAW  -   El ministro de Relaciones Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif

En la última sesión del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas sobre Irán, el ministro de Asuntos Exteriores Mohammad Javad Zarif ha advertido de que el levantamiento del embargo de armas en su contra es “indisociable” de la preservación del acuerdo nuclear firmado en el año 2015, bajo el nombre de Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés). “El cronograma para la eliminación de las restricciones de armas plasmado en la resolución 2231 del Consejo de Seguridad es una parte inseparable del compromiso ganado con tanto esfuerzo”, ha asegurado el canciller.

Las declaraciones de Zarif se producen apenas dos días después de que se conociera que Estados Unidos, junto con Arabia Saudí, estaba reclamando la ampliación del embargo de armas que pesa sobre la República Islámica, y que expirará el próximo mes de octubre, tras 13 años de vigencia. En una rueda de prensa conjunta celebrada en la capital del Reino, Riad, el ministro saudí de Exteriores, Adel al-Jubeir, y el representante especial de EEUU para Irán, Brian Hook, los dos funcionarios aseguraron ver a la República Islámica “como un grave peligro, no solo para la estabilidad regional, sino también para la estabilidad internacional”. “Es el principal financiador del terrorismo. La comunidad internacional tiene que ser más firme en su trato con los iraníes”, criticó con dureza el responsable de la diplomacia saudí. 

En esta línea, Arabia Saudí ha vuelto a advertir en la sesión de este martes del Consejo de Seguridad de que el objetivo de la República Islámica no es solo “desestabilizar la región de Oriente Medio, sino el mundo en general”, según ha recogido Al-Arabiya. El Reino se apoya en que Teherán ha enviado armas a las milicias en Siria, Irak y Líbano, contribuyendo a la “propagación del terrorismo” en esos países. Del mismo modo, ha denunciado su colaboración con la milicia hutí que combate en Yemen, en una guerra civil que ha generado la mayor crisis humanitaria del mundo. Los hutíes, de acuerdo con Riad, habrían lanzado hasta 1.659 ataques contra objetivos civiles en el transcurso del conflicto, que estalló hace cinco años. 

Arabia Saudí también ha acogido con beneplácito el informe publicado por las Naciones Unidas en el que se confirma la participación directa de Irán en los ataques contra las refinerías de Saudi Aramco, Abqaiq y Khurais, del pasado mes de septiembre. “La investigación demuestra las intenciones hostiles de Irán hacia el Reino”, han asegurado desde Riad. “No permitiremos ninguna transgresión de sus fronteras ni ningún daño a nuestra seguridad nacional”, han añadido, exigiendo la extensión del embargo de armas que pesa sobre la República Islámica. 

La vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y de Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo, en la sesión del Consejo, ha presentado los últimos resultados del estudio de los ataques contra el gigante petrolero saudí. La conclusión es que, según los hallazgos técnicos y teniendo en cuenta la información proporcionada por Irán, los misiles de crucero y los drones de ala delta, o las partes de ellos, que fueron utilizados en la ofensiva contra el Reino hace diez meses eran de “origen iraní”, puesto que se ha podido probar que la información digital que aportan los artefactos incautados es “idéntica” a la que se desarrolla en la República Islámica. Además, fueron exportados desde Irán a Yemen -desde donde se lanzó el ataque- entre 2016 y 2018, según ha informado la funcionaria. 

El pasado 12 de junio, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ya confirmó la procedencia iraní de las armas en un informe al que obtuvo acceso la agencia Reuters. Entonces, el documento recogía que “los artículos incautados tienen un diseño similar a los que produce una entidad comercial en Irán” y que “llevan marcas en farsi”.

La vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y de Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo
PHOTO/ONU/MANUEL ELIAS - La vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y de Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo
La ONU sale en defensa del pacto nuclear

DiCarlo ha lanzado un dardo a favor de Teherán, al asegurar que el futuro del acuerdo nuclear con Irán, el JCPOA que se firmo en 2015, “está en duda”, y ha pedido garantizar su mantenimiento, puesto que considera que “sigue siendo la mejor vía para garantizar la naturaleza exclusivamente del programa nuclear iraní”. “Su aplicación total, así como el respeto total a la resolución 2231 [aprobada para respaldar el pacto], es fundamental para la estabilidad regional”, ha recalcado la funcionaria, quien también ha criticado las sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos con el beneplácito de otros actores regionales como Arabia Saudí. “Estas acciones han impedido la capacidad de Irán y otros estados miembros -Francia, Reino Unido, Rusia, China y Alemania- de cumplir totalmente el plan y la resolución 2231”, por lo que “son contrarias a los objetivos del acuerdo”, ha reiterado.

El resto de potencias mundiales también ha mostrado su rechazo a la política basada en el unilateralismo emprendida por la Administración Trump. Hace tan solo unas semanas, Francia, Alemania y Reino Unido volvieron a expresar conjuntamente su “pesar y preocupación por la decisión de EEUU de retirarse del JCPOA y de imponer nuevamente sanciones contra Irán”. China también ha pedido a la Casa Blanca que detenga sus sanciones unilaterales contra Teherán y ha condenado la presión ejercida por Washington para extender el embargo de armas más allá del mes de octubre.

“Los esfuerzos del Gobierno estadounidense, al parecer, no cuentan con el apoyo internacional, ni siquiera con el de sus aliados europeos, que son otros firmantes del pacto nuclear. Es más, podrían aumentar las tensiones entre EEUU y Europa”, aseguran desde Hispan TV.