Irán convoca al embajador británico por la captura en Gibraltar del petrolero que se dirigía a Siria

 -  

EFE/Atalayar

Pie de foto: Imagen del petrolero involucrado.

Irán convocó al embajador del Reino Unido en Teherán por la detención en Gibraltar de un petrolero iraní que transportaba crudo a una refinería en Siria, según informó la BBC y otros medios británicos, los cuales publicaron también que la televisión estatal iraní se había hecho eco de las palabras de Abbas Mousavi, portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, en las que calificaba de "ilegal" la captura del buque.

El buque fue interceptado por un destacamento de la Marina británica, acusado de transportar petróleo a Siria, un país que vive un conflicto armado desde hace ocho años y que está sujeto a sanciones impuestas por la Unión Europea (UE). 

Las autoridades de Gibraltar señalaron en un comunicado emitido por el ministro principal del Peñón, Fabián Picardo, que la embarcación, llamada ‘Grace 1’, y la carga fueron intervenidos después de que se recibiera información que generó "motivos razonables" para creer que se estaban "infringiendo" las sanciones de la UE. "Tenemos razones para creer que el 'Grace 1' estaba llevando su cargamento de petróleo crudo a la Refinería de Banias en Siria", señaló el ministro principal gibraltareño. El propio Picardo remarcó que dicha refinería es propiedad de una entidad “sujeta a las sanciones de la Unión Europea contra Siria”.

“Las agencias de seguridad y las autoridades portuarias de Gibraltar, apoyadas por un destacamento de los Marines, han abordado un superpetrolero que llevaba petróleo crudo a Siria”, aseguró Picardo en su propia página web, en la que confirmó la intercepción del buque y su carga. 

Tras señalar que el miércoles el Gobierno de Gibraltar publicó las regulaciones y un aviso para hacer cumplir las sanciones contra este buque y su carga, Picardo dijo que había dado orden para que el capitán del puerto se hiciese con el control del petrolero con el apoyo de la Policía y el servicio aduanero. “Con mi consentimiento, nuestras fuerzas de seguridad y la agencia portuaria han solicitado la ayuda de los Marines para llevar a cabo esta operación”, indicó Picardo, quien señaló que había escrito a las autoridades de la Unión Europea para informarles de la incautación del buque. Picardo quiso “agradecer a los valientes hombres y mujeres de los Marines, a la Policía de Gibraltar, al Servicio de Aduanas de su majestad y a la Autoridad Portuaria de Gibraltar su trabajo para asegurar la detención del buque y su carga”.

Respecto al conflicto sirio, el Consejo de la UE prorrogó durante otro año, hasta el 1 de junio de 2020, las sanciones en vigor contra el régimen de Siria y sus defensores, al considerar que "la represión contra la población civil no ha remitido". Al margen de estas sanciones, la UE aplica a Siria un embargo de petróleo, restricciones a determinadas inversiones o la congelación de los bienes del Banco Central sirio en suelo europeo. La crisis siria, que comenzó siendo una guerra civil entre el Gobierno del presidente Bachar al-Asad y sus detractores y se convirtió en un conflicto internacional, ha dejado más de 350.000 muertos, según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Panamá canceló en mayo la bandera al petrolero interceptado en Gibraltar

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP) anunció, por su parte, que el pasado 29 de mayo canceló la bandera al buque ‘Grace 1’, interceptado por las autoridades británicas frente a las costas de Gibraltar y sospechoso de llevar petróleo a Siria violando las sanciones europeas.

La institución explicó que el ‘Grace 1’ fue dado de baja tras recibir una alerta del Consejo de Seguridad Nacional en la que se indicaba que el navío "estaría participando de la financiación del terrorismo, en apoyo a las actividades desestabilizadoras de algunas regiones lideradas por grupos terroristas". Se trata de un registro abierto, que no exige a los propietarios de los barcos tener nacionalidad ni residencia panameñas y tampoco impone ninguna restricción de edad a la nave ni de tonelaje."Reiteramos nuestro compromiso con los acuerdos internacionales al ejecutar las medidas necesarias en contra de quienes sean considerados una amenaza para la estabilidad de la región, la paz y la seguridad internacionales, así como para el prestigio de la marina mercante panameña", agregó la autoridad panameña.

La detención del ‘Grace 1’, de 330 metros de eslora, por parte de las autoridades gibraltareñas en las aguas que rodean Gibraltar ha generado una protesta por parte del Gobierno español, que reconoce esas aguas como suyas.