PUBLICIDAD

Iberdrola

Irán: el miedo ha cambiado de bando

Los dictadores siguen gobernando con el apoyo de las fuerzas represivas
iran manifestaciones

 -  

En Irán, el descontento popular, ignorado durante décadas, es cada vez más difícil de escuchar, señala Hamid Enayat, politólogo y especialista en su país.

El 28 de diciembre, en Qom, sede de los mulás iraníes, una mujer le dio una patada en la cara al turbante de un mulá. El mulá acababa de insultarla atacando su forma de vestir. El clip fue ampliamente compartido en las redes sociales. La mujer fue detenida y se desconoce su destino.

El 28 de diciembre, en una concentración de jubilados frente al Parlamento iraní, una mujer gritó: "Dimos nuestra juventud para hacer de este país una patria (hermosa). Pero lo habéis destruido todo, y ahora os toca a vosotros ser destruidos".ali jamenei iran

Mohammad-Reza Zaeri, un conocido clérigo del régimen, cuyo nombre fue mencionado en el fallido caso del atentado de Villepinte, en los suburbios de París, en 2018, por haber viajado a París con el diplomático Assadi, el autor del atentado, para tratar de determinar el lugar de este, dijo en Instagram que la ira y el odio habían llegado al punto de que en diez días le habían maldecido dos veces y había sido objeto de un escupitajo una vez.

Las manifestaciones de trabajadores, pensionistas, profesores y otros grupos sociales continúan cada día en todo Irán por los salarios impagados o por debajo del umbral de la pobreza.

El descontento popular ha sido ignorado y desestimado durante cuatro décadas, la edad de la República Islámica. Pero el líder supremo Alí Jamenei y otros elementos de la clase dirigente creen que la mano de Estados Unidos y Occidente está implicada en estas protestas. Vincular las protestas a una mano extranjera les da una excusa para la represión salvaje.estatua soleimani

Las ejecuciones continúan sin cesar. 350 ahorcados en 2021. Pero el régimen no puede detener el estallido de la ira general.

Los dictadores siempre gobiernan con el apoyo de las fuerzas represivas. Después de años de coacción y presión sobre el pueblo, el rey está descubierto, solo le queda el espejismo del apoyo popular. El Gobierno de Ibrahim Raisí cuenta con más de 30 miembros de la Guardia Revolucionaria, y cada día un comandante de los pasdaran sustituye a un gobernador. En la actualidad, Irán está dirigido por numerosas sedes operativas. El Gobierno afirma haber instalado cámaras y patrullas en todas las calles para evitar que el fuego del descontento, que arde en las cenizas, se extienda.iran

Pero cuando se inauguró en Chahrekord, en el Kurdistán iraní, la estatua de Qassem Soleimani, icono de la influencia regional y del terrorismo del régimen iraní, vilipendiado por haber matado a cientos de miles de sirios y por la masacre de la oposición iraní, fue quemada pocas horas después.

Y es una respuesta de la población al Guía Supremo Alí Jamenei y a sus proyectos, como la producción de una bomba atómica que ya se ha tragado doscientos mil millones de dólares, o la injerencia regional con la formación y mantenimiento de una red de milicias en Oriente Medio que ha empujado a 60 millones de iraníes por debajo del umbral de la pobreza en un Irán cuyo subsuelo abunda en riqueza.

Los iraníes se encontraron en un país ocupado, como Francia por los nazis. A partir de entonces, se desarrollaron unidades de resistencia para salvar a su país de esta dictadura religiosa.iran

Refiriéndose a las unidades de resistencia, el Líder Supremo dijo en su discurso del 9 de enero que "hay quienes intentan minar la esperanza de los jóvenes y hacerlos desconfiar del futuro. No permitas que algunas personas actúen en el ciberespacio y en el no ciberespacio con sus tentaciones en dirección contraria a la esperanza que debe darse a la juventud".

Hay un momento en que los dictadores no escuchan al pueblo. Pero cuando su ira enciende las protestas, entonces es el pueblo el que ya no escucha a los dictadores.