Irán proporciona tres millones de barriles de petróleo a Siria

Los envíos de crudo son parte de la estrategia de Teherán como muestra de apoyo al régimen de Bachar al-Asad
Atalayar_Petróleo Irán

PHOTO/AP  -   El petrolero de bandera iraní Fortune

Irán continúa apoyando a Siria con envíos masivos de petróleo para hacer frente a la crisis del combustible que están atravesando las áreas sirias controladas por el régimen de Al-Asad. Esta alianza afianzaría, todavía más, el compromiso entre la teocracia iraní y la dictadura siria que buscaría reforzar su posición en el Mediterráneo y abrir nuevos mercados para estimular la economía del país.

El país sirio lleva dependiendo de su aliado iraní en el suministro petrolero desde el estallido de la guerra civil, con una media aproximada de 70.000 barriles diarios. Sin embargo, los suministros han disminuido como consecuencia del endurecimiento de las sanciones por parte de Estados Unidos y por la búsqueda por parte de Irán de realizar exportaciones de efectivo. Del mismo modo, según los expertos, Teherán estaría apoyando a Damasco con envíos de petróleo para reforzar su papel como actor clave en el Mediterráneo oriental.

En este sentido, Irán conseguiría oxigenar su economía y Siria obtendría a cambio los recursos petroleros, que serían de primera necesidad, ya que una parte importante de los yacimientos estarían bajo control estadounidense. Según fuentes de analistas, la mayoría de las instalaciones de producción de petróleo y refinerías en Siria se volvieron inutilizables durante el desarrollo de la contienda.

Atalayar_Petróleo Irán
AFP PHOTO / HO / PRESIDENCIA IRANÍ  - Una imagen de mano proporcionada por la presidencia iraní el 20 de marzo de 2021, muestra a Hassan Rouhani pronunciando un discurso con motivo de Noruz, el Año Nuevo iraní, en Teherán

Las zonas controladas por el régimen han estado experimentando durante años una severa crisis de combustible que ha generado la racionalización del crudo debido a la escasez de combustible y de gas necesario para operar las centrales eléctricas. Sin embargo, Damasco continúa achacando esta crisis al estancamiento producido en el canal de Suez.

“Arman 114”, “Sam 121”, “Darán” y “Romina” serían los petroleros que estarían realizando estas exportaciones, según los datos del International Ship Tracking System. Junto a esto, dos de estos petroleros ya habrían llegado a la refinería del puerto de Baniyas, mientras que a los otros dos se le habría perdido el rastreo debido al cierre de los sistemas especiales de seguimiento como consecuencia del bloqueo del canal de Suez durante los días 8 y 9 de abril.

En 2019, ambos líderes estrecharon ya sus lazos comerciales con el fin de mantener a Al-Asad en el poder. Sin embargo, Irán pretende tejer lazos, también con las minorías paramilitares del país para conseguir sus propios intereses. En este sentido, desde el estallido del conflicto sirio, Irán ha aumentado su ayuda militar a través de la Fuerza Quds, división internacional de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní.

Atalayar_Petróleo Irán
PHOTO/SANA  -   El presidente de Siria, Bachar al-Asad 

El conflicto sirio ha supuesto una oportunidad para Teherán de cara a llevar a cabo el deseo de Irán de intervenir con el fin de hacerse notar en la escena geopolítica regional y manifestar su hegemonía en la rivalidad con Arabia Saudí y Turquía. Además, garantizar la supervivencia del régimen sirio garantizaría a Irán su continuidad con los lazos de Hizbulá. Junto a esto, tras los continuos suministros de armas a la organización islámica, Irán se convertiría en una importante fuerza ofensiva para Israel. En este sentido, el país israelí estaría acorralado por este movimiento ya que la estrategia de Irán supondría “un cinturón terrestre” que una el país con el Mediterráneo a través de Irak, Siria y Líbano.

Por otra parte, las relaciones entre Venezuela e Irán se acrecientan, burlando en este sentido las sanciones impuestas por Estados Unidos. En este sentido, se teme que más allá de los envíos de gasolina se produzcan intercambios en el área de inteligencia y también en el plano militar. 

En esta línea, el comisionado presidencial designado por Juan Guaidó para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, ha asegurado que “Irán está utilizando a Venezuela como base de sus operaciones para expandir su influencia en la región”. Del mismo modo afirmó que “no es una alianza para vender gasolina, es un vínculo para afectar los intereses de la región”.