Irán rechaza iniciar conversaciones informales con Estados Unidos para reactivar el acuerdo nuclear de 2015

Washington y Teherán siguen esperando a que el otro dé el primer paso
Hasán Rohaní dijo que Occidente no tiene otra forma que llegar a un acuerdo con Teherán para restaurar el acuerdo nuclear de 2015

PHOTO/Oficina de la Presidencia iraní vía AP  -   Hasán Rohaní dijo que Occidente no tiene otra forma que llegar a un acuerdo con Teherán para restaurar el acuerdo nuclear de 2015

Irán descartó la propuesta europea de iniciar conversaciones informales con Estados Unidos para reactivar el acuerdo nuclear de 2015 firmado por la Administración Obama y del que Donald Trump salió en 2018. 

“Teniendo en cuenta las recientes acciones y pronunciamientos de Estados Unidos y tres potencias europeas, Irán no considera que este sea el momento para realizar reuniones informales con estos países, lo cual fue propuesto por el jefe de las Relaciones Exteriores de la Unión Europea”, dijo el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh. 

“La Administración Biden no ha dejado de lado la política de máxima presión de Trump, ni ha anunciado sus compromisos”, añadió en referencia al ataque perpetrado por Estados Unidos el pasado viernes contra milicias aliadas de Irán en Deir Ezzor, provincia del este de Siria, y en el que se calcula murieron 22 milicianos. 

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, organización humanitaria afincada en Londres, el bombardeo habría destruido tres camiones cargados con munición además de almacenes de armas. 

Mapa que muestra Deir Ezzor, en el este de Siria
AFP/AFP - Mapa que muestra Deir Ezzor, en el este de Siria

El Departamento de Defensa estadounidense confirmó el ataque a infraestructuras utilizadas por milicias respaldadas por Irán y subrayó que siguieron las instrucciones del presidente Joe Biden. 

Desde el Pentágono, su portavoz John Kirby, explicó en un comunicado que la acción había sido en respuesta a los “recientes ataques contra el personal estadounidense y de la coalición en Irak”. Y añadió que se trataba de una respuesta “proporcionada” lanzada junto con medidas diplomáticas como una consulta con los socios de la coalición internacional contra Daesh. “La operación envía un mensaje inequívoco”, zanjó Kirby.

Rusia, país aliado de Siria, no tardó en condenar el ataque en boca de la portavoz del Ministerio de Exteriores, Maria Zajarova, que pidió “respeto absoluto a la soberanía y la integridad territorial de Siria” y condenó el “intento de convertir el territorio sirio en un campo para ajustar cuentas geopolíticas”.

Rechazo que también mostró el Gobierno sirio en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores en el que expresaron que “Siria condena en los términos más fuertes el cobarde ataque de Estados Unidos en áreas de Deir Ezzor (…) que va contra las leyes internacionales y la carta estatutaria de la ONU (…) y alerta de que esta agresión traerá consecuencias”. 

El bombardeo ha hecho que Teherán se muestre más reticente a dialogar, aunque también influye su exigencia de levantar las sanciones impuestas por la Administración Trump. 

El portavoz del Pentágono John Kirby; Kirby anunció a última hora del jueves 25 de febrero de 2021 que el Ejército estadounidense llevó a cabo ataques aéreos contra instalaciones en el este de Siria que, según el Pentágono, eran utilizadas por grupos de milicianos respaldados por Irán
AP/ALEX BRANDON - El portavoz del Pentágono John Kirby; Kirby anunció a última hora del jueves 25 de febrero de 2021 que el Ejército estadounidense llevó a cabo ataques aéreos contra instalaciones en el este de Siria que, según el Pentágono, eran utilizadas por grupos de milicianos respaldados por Irán

Desde la llegada de Biden a la Casa Blanca, Irán y Estados Unidos han estado echando la pelota sobre el tejado del otro. Mientras que Teherán reitera que se deben levantar las sanciones, Washington replica que primero Irán debe cumplir con los compromisos del acuerdo que ha ido rompiendo desde que Estados Unidos salió de este.

En la capital estadounidense lamentan que Teherán se haya negado a una reunión informal, pero han insistido en que siguen listos para comprometerse en esta cuestión. 

“Si bien estamos decepcionados con la respuesta de Irán, seguimos listos para volvernos a comprometer para alcanzar un regreso mutuo al cumplimiento de los acuerdos del Plan de Acción Integral Conjunto”, afirmó una portavoz de la Casa Blanca, que añadió que Estados Unidos consultaría con el P5+1, los otros cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (China, Francia, Rusia, Reino Unido) más Alemania, la mejor manera de reactivar el acuerdo. 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
PHOTO/AP - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden
Oposición interna en ambos países

En Estados Unidos, Biden está tratando que no se perciba que su Administración quiere reactivar el acuerdo a cualquier precio, haciendo concesiones sin recibir nada a cambio, especialmente de cara a los republicanos que se oponen. 

En Irán en menos de cuatro meses los ciudadanos acudirán a las urnas para elegir nuevo presidente, por lo que ningún dirigente quiere aparentar estar sometido a la voluntad de Estados Unidos. De ganar la facción más conservadora, sin duda revivir el acuerdo sería una tarea mucho más compleja.