Irán reta a Estados Unidos en las costas del Caribe

Venezuela proporcionará una escolta a los cinco buques iraníes que se dirigen al país
Uno de los barcos enviados por Irán a su paso por el estrecho de Gibraltar este miércoles

AP/MARCOS MORENO  -   Uno de los barcos enviados por Irán a su paso por el estrecho de Gibraltar este miércoles

A pesar de los avisos que Estados Unidos ha lanzado en los últimos días a Irán, el país no se ha replanteado el envío de cinco buques con gasolina a Venezuela. Nicolás Maduro, mandatario venezolano, ha advertido que proporcionará una escolta para las embarcaciones por mar y aire una vez que entren en su zona económica exclusiva. Está previsto que el primero de ellos, el Fortune, llegue este viernes o a lo largo del fin de semana a las costas del Caribe. En esta zona hay destacamentos de la Fuerza Armada de Estados Unidos desplegados con el objetivo de frenar el tráfico de drogas hacia el norte.  

“Estamos listos para lo que sea”, ha dicho Nicolás Maduro a su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López. Maduro también ha agradecido a los ayatolás la llegada de ayuda desde Oriente Próximo con el material químico necesario para fabricar gasolina en Venezuela. Este intercambio supone todo un desafío a las sanciones impuestas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.  

La Casa Blanca considera una amenaza para sus intereses la llegada de los cinco petroleros a Venezuela. Craig Faller, almirante al frente del Comando Sur norteamericano, ha asegurado que el régimen de Teherán está brindando apoyo militar a Maduro. Faller ha asegurado que Irán, igual que Rusia o China, aprovechan la actual pandemia del coronavirus para ganar posiciones en el escenario internacional. “Irán pretende dar oxígeno a Venezuela con la intención de ganar posiciones en América Latina y apoyar con tecnología y armas a grupos terroristas”, ha indicado Faller. 

Nicolás Maduro
PHOTO/REUTERS - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

La oposición venezolana ha puesto bajo sospecha que lo que transporten los barcos sea material químico o gasolina. Según ha denunciado Iván Simonovis, comisionado de seguridad designado por la Asamblea Nacional, las embarcaciones transportan instrumental para instalar un centro de operaciones iraní en el Cabo San Román, en el extremo norte de Paraguaná.  

Juan Guaidó, presidente encargado del país reconocido por más de 50 países, ha señalado que el envío iraní tan solo da para cubrir 10 días de demanda de gasolina en Venezuela y ha denunciado que Maduro solo usa los barcos para hacer propaganda sobre la “supuesta amenaza de Estados Unidos a los buques iraníes”. El político considera que, al traerlos a Venezuela, solo demuestra la incapacidad de producción del país, ya que su Gobierno ha destruido la industria petrolera.  

La arriesgada maniobra puesta en marcha por Irán traslada la tensión de Oriente Medio hacia las costas del Caribe y supone un recrudecimiento en las tensas relaciones que mantienen Irán y Estados Unidos, lo que podría perturbar los mercados petroleros, muy volátiles e inestables a causa de la crisis del coronavirus. Los petroleros iraníes no habían transportado nunca gasolina hacia América Latina, este movimiento del régimen supone dar un paso más en su influencia en el subcontinente y un desafío sin precedentes a Donald Trump.  

Venezuela atraviesa por una crisis económica que le ha hecho perder el 50% de su PIB desde la llegada de Nicolás Maduro al poder. La irrupción del coronavirus ha exacerbado la precaria situación en la que se encontraba el país. A pesar de que la nación es muy rica en petróleo, tiene grandes problemas para refinar el crudo y el desabastecimiento de gasolina es generalizado. Desde hace semanas, los ciudadanos guardan largas colas en sus vehículos frente a las gasolineras.  

Embajador de Venezuela
PHOTO/ARIANA CUBILLO - El embajador en Irán de Venezuela, Hojjatollah Soltani

“Irán y Venezuela están tan aislados del mundo que es natural que se apoyen mutuamente. Lo que me parece extraño es que no se haya producido mucho antes este intercambio. Ya les hemos sancionado, no tienen nada que perder”, ha aseverado Fernando Cutz, ex director del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca para América del Sur, en declaraciones recogidas en la página web de la cadena Univisión.  

Este asesor cree que Estados Unidos puede hacer muy poco para evitar que los petroleros lleguen a Venezuela. “No existe base legal en el derecho internacional para que Estados Unidos intervenga en esta relación”, ha explicado. De hecho, las autoridades iraníes han pedido amparo ante la ONU por las amenazas de Washington de bloquear el trayecto de los petroleros y han denunciado como “ilegales” las advertencias norteamericanas. “Las sanciones estadounidenses solo pueden impedir que Irán opere en Estados Unidos o utilicen el dólar estadounidense”, afirma Cutz. La flotilla desplegada el mes pasado en el Mar Caribe, con el objetivo de frenar el narcotráfico en la zona, tiene poca capacidad para abordar o intervenir las embarcaciones de Irán.  

El Departamento del Tesoro, el de Estado y la Guardia Costera, emitieron un aviso este jueves advirtiendo sobre el envío ilegal de gasolina a Venezuela. El documento advierte sobre las sanciones estadounidenses contra cualquier persona que “participe deliberadamente en una transacción importante para la compra, adquisición, venta, transporte o comercialización de petróleo”. En una llamada con líderes hispanos el miércoles, Trump aseguró que Venezuela está rodeada y que observan de cerca todos los movimientos que realizan las autoridades.