PUBLICIDAD

Marruecos

Irán se prepara para un posible ataque e inicia maniobras de defensa antiaérea

El Ejército iraní lleva a cabo pruebas militares cerca de la central nuclear de Bushehr, al sur del país, para “aumentar el nivel de preparación” de sus tropas frente a posibles amenazas
Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC)

AFP/HO/PRESIDENCIA IRAN  -   Miembros del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC)

En medio de la escalada de tensiones entre Teherán y Tel Aviv, la República Islámica de Irán ha iniciado este lunes un ejercicio de defensa antiaérea en las provincias del sur del país. Alrededor de las 05:00 de la madrugada, hora local, se efectuó en las inmediaciones de la central nuclear de Bushehr una maniobra militar con “plena coordinación de las Fuerzas Armadas”, ha informado Mohammad Taqi Irani, vicegobernador general de la provincia para Asuntos Políticos, Sociales y de Seguridad, según la agencia iraní Fars. 

"Los simulacros ya han comenzado con el fin de aumentar el nivel de preparación para el combate de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI), mediante el uso de los equipos y las tácticas más avanzadas para hacer frente a las amenazas percibidas y las guerras híbridas", añadió el vicegobernador. 

El comienzo de estas maniobras llega días después de que el ministro de Defensa israelí, Benjamin Gantz, alertase del aumento de la presencia militar iraní en la zona occidental del país, amenazando particularmente a Israel. “Nos estamos preparando para este intento y haremos todo lo necesario para proteger a nuestros ciudadanos y nuestro territorio”, manifestó Gantz tras una reunión con su homólogo estadounidense, Lloyd Austin. De hecho, las advertencias de Tel Aviv sobre un enfrentamiento que ponga fin al programa nuclear iraní han sido una constante desde la reanudación de conversaciones del acuerdo JCPOA (Plan de Acción Integral Conjunto por sus siglas en inglés), el pasado mes de noviembre. 

Miembros del ejército iraní disparan misiles
PHOTO/WANA - Miembros del Ejército iraní disparan misiles

"Cualquier amenaza a los centros nucleares y militares de la República Islámica de Irán, por parte del régimen sionista, no es posible sin la luz verde y el apoyo de Estados Unidos", ha declarado Gholamalí Rashid, comandante del Cuartel Central Jatam-al Anbiya, sobre la posibilidad de un ataque israelí. "En caso de que tales amenazas se vuelvan prácticas, las Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán atacarán de forma inmediata todos los centros, bases, rutas y espacios utilizados para el paso y origen de la agresión", añadía Rashid.

Estas maniobras militares se desarrollarán a lo largo de 5 días a partir del 20 de diciembre, y contarán con la presencia de unidades de las Fuerzas Terrestres, Navales y la Fuerza Aérea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, además de algunas tropas especializadas en la ciberseguridad y unidades de la organización paramilitar Basich –subordinada al CGRI. Sus ejercicios se ubicarán en la costa de las provincias del sur Hormozgan, Bushehr y Juzestán, y tendrán como objetivo “aumentar el nivel de preparación para el combate del CGRI, basándose en el modelado de uno de los planes más avanzados de ofensiva de alta, media y baja intensidad, en combinación con diferentes tipos de operaciones, incluidas las encubiertas, que son utilizadas en las guerras híbridas", ha comunicado el comandante adjunto de operaciones de la Guardia Revolucionaria, el general Abbas Nilforushan, en su declaración para el medio IRIB (Radiotelevisión de la República Islámica de Irán por sus siglas en ingles). 

El ministro de Defensa israelí Benny Gantz
PHOTO/ABRIR SULTAN/REUTERS - El ministro de Defensa israelí Benny Gantz

Por otra parte, además de la puesta en marcha de estas pruebas, Teherán ha anunciado recientemente el aumento del presupuesto de defensa de cara al 2022, alcanzando ya los 4.500 millones de euros. Esto, sumado al aplazamiento de las negociaciones sobre el acuerdo nuclear –según parece, hasta después de Navidad–, podría hacer crecer las inquietudes de las potencias occidentales y complicar, aún más, unas conversaciones ya de por sí difíciles. 

Irán está “perdiendo un tiempo precioso”, expresaron diplomáticos europeos sobre la postura de los persas en la capital austríaca. Así, mientras los representantes iraníes se nieguen a reunirse con sus homólogos estadounidenses y continúen adelante con su rígida línea de demandas, la dura posición israelí –que vaticina el fracaso de estas negociaciones– no dejará de ganar adeptos. Especialmente en Estados Unidos, donde Joe Biden ya ha solicitado la creación de otras opciones por si “fracasa la diplomacia” con Irán.