PUBLICIDAD

Iberdrola

Irak mata al líder del Daesh en el país

Tras el doble ataque suicida en Bagdad el primer ministro iraquí anunciaba la muerte del líder del grupo yihadista
Atalayar_PM Irak Mustafa al-Kazemi

REUTERS/THAIER al-SUDANI  -   El primer ministro iraquí Mustafa al-Kazemi en Mandali

El grupo yihadista Daesh ha vuelto a atacar el corazón de Irak, Bagdad. EI grupo ha ejecutado decenas de ataques estos últimos meses, sin embargo hacía más de un año que la capital no era protagonista de este tipo de operaciones. Irak que declaraba su victoria contra el califato a finales del 2017, vuelve a encontrarse en una posición incómoda, ya que ve como los radicales están volviendo a reorganizarse y se presentan como una amenaza cada vez más real.

Bagdad, ha vuelto a experimentar el terror que supone un ataque terrorista, un doble atentado suicida en un mercado de la capital, que dejó al menos 32 muertos y más de 100 heridos, y que el EI reclamaba su autoría poco después.

Una semana después de este ataque el Gobierno de Irak y la coalición internacional que lidera Estados Unidos anunciaban la muerte de Abu Yaser al-Issawi, el más alto cargo del grupo yihadista en el país. El primer ministro irakí, Mustafa al-Kadhemi confirmaba que el líder del EI en Irak, Abu Yaser al-Issawi, murió en una "operación dirigida por los servicios de inteligencia" de las fuerzas de seguridad iraquíes.

El primer ministro quiso hacer hincapié en su compromiso con la lucha contra el terrorismo islámico, "lo prometimos y lo cumplimos. Di mi palabra de perseguir a los terroristas de Daesh, les dimos una respuesta atronadora", escribía en Twitter.

Por su parte, el portavoz de la coalición, Wayne Marotto, confirmaba también la noticia de la muerte del líder del Daesh en Irak, a través de sus redes sociales, "Abu Yaser, el más alto cargo de Estado Islámico en Irak, murió en un bombardeo cerca de Kirkuk el 27 de enero", además informó de la muerte de otros diez terroristas del EI durante el ataque.

Marotto congratulaba los esfuerzos de la coalición y aseguraba que "seguirá eliminando a líderes clave del campo de batalla y degradando a la organización terrorista". "La muerte de Yaser es otro golpe significativo a los esfuerzos de Estado Islámico para resurgir en Irak".

Abu Yaser al-Issawi había sido identificado el año pasado por los principales expertos extremistas como el más alto funcionario del Daesh en el país. Llegó a ese rango después de luchar con la facción militante tanto en Irak como en la vecina Siria, explicaron fuentes de seguridad a AFP.

La muerte del líder del Daesh en Irak supone un duro golpe para la organización que se encuentra en una fase de reorganización, aprovechando el caos político en el país y la salida de militares estadounidenses, que a partir de este mes reducen sus efectivos a 2.500 hombres.