Irak quiere construir siete plantas de energía solar con capacidad de 750 MW

Esta medida busca poner solución a los constantes cortes de luz que dificultan sumamente la vida de los ciudadanos del país
Atalayar_Energia Solar Irak

PHOTO/ARCHIVO  -   Instalación de paneles solares en Kerbala, Irak

Irak está buscando inversores internacionales para construir siete plantas de energía solar, con capacidad total de 750 megavatios (MW), y de esta manera desarrollar su potencial de energía renovable. 

Las autoridades del país están en contacto con algunas compañías internacionales como la francesa Total, para discutir la construcción de plantas de energía solar, según informó el ministerio de Energía en un comunicado el domingo. 

Las siete plantas que se planean construir se ubicarían en el sur del país, incluida la más grande, de 300 MW, que se situaría en Kerbala. 

La deteriorada red nacional suministra solo unas pocas horas de energía al día, lo que hace que los iraquíes sufran calor extremo en los meses de verano cuando las temperaturas pueden superar los 50º C. 

En la actualidad no es habitual encontrar en el país electricidad producida con energía solar a excepción de algunas de las calles de las ciudades más importantes.

Atalayar_Kerbala
PHOTO/REUTERS - Ciudad de Kerbala, Irak
Cortes de luz frecuentes

En 2018 cientos de ciudadanos se echaron a las calles en ciudades como Basora, Nayaf, y en menor medida, en Bagdad. Basora es la principal ciudad del sur del país y posee una de las mayores explotaciones petroleras del país, pero los gobiernos que se han sucedido han sido incapaces de proveer la energía y agua potable necesaria. 

Los cortes de luz, en una de las regiones mas calurosas del planeta, llevó a los manifestantes a atacar la sede de algunos partidos políticos, edificios gubernamentales y el aeropuerto de Nayaf. 

En 2019 las protestas volvieron a tener lugar, en aquella ocasión con la participación de dos partidos políticos, el Movimiento de Sabiduría Nacional y el Movimiento Sadr. Los dirigentes de este último llegaron a proponer cortar la energía eléctrica de todos los funcionarios del Gobierno y enviarla a los hospitales y escuelas

En abril de 2020 el ex ministro de Energía, Luay Alkateeb, achacó a las guerras, la lucha contra el ISIS, la irresponsabilidad de los consumidores y a la propia antigüedad de la red, el gran deterioro de la red eléctrica iraquí. Todo ello hace que haya una media de 15 horas diarias de apagones, algo que ya forma parte de la cotidianidad de los iraquíes

Atalayar_Paneles Solares
PHOTO/REUTERS - Paneles solares en una central eléctrica
Los restos del ISIS siguen atacando la red eléctrica

A pesar de haber sido oficialmente derrotado en 2017, los restos del Estado Islámico continúan atacando la red eléctrica para provocar cortes de suministro. En abril del año pasado, Diyala y Bagdad sufrieron ataques del grupo terrorista, resultando dañadas dos de las principales líneas eléctricas para el país y dejando a gran parte del país sin luz. 

La capacidad de producción energética actual de Irak es de aproximadamente 13,5 megavatios a pesar de que la demanda es de 20 MW y que teóricamente tiene una capacidad instalada de 17 MW

Se estima que Irak pierde el 60% del petróleo por ser incapaz de canalizarlo, lo que de mejorar en este sentido podría ahorrar 6.000 millones de dólares que gasta cada año en comprar combustible, según cálculos del Banco Mundial en 2019. Según el mismo informe del organismo internacional, solo un 30% de la electricidad producida y un 50% de la electricidad facturada es cobrada por culpa de la falta de medidores y sistemas comerciales.

Este panorama ha hecho florecer el negocio de la venta de generadores con las que algunos grupos ganan millones. De hecho, hay quien acusa a partidos y grupos armados de beneficiarse de la explosión de torres eléctricas para así poder obtener beneficio de la venta de generadores.