Irak, un país lleno de oportunidades para las empresas españolas

La economía iraquí se está recuperando con un crecimiento del PIB del 6,5% en 2019
Irak Trabajo Petróleo

PHOTO / REUTERS  -   Un trabajador en el yacimiento petrolífero de Majnoon en Basora, a 420 kilómetros al sudeste de Bagdad

Tras el impacto por la emergencia sanitaria, el comercio exterior se ha convertido en una oportunidad para las empresas. Para dar a conocer las ventajas competitivas de negocio e inversión de Irak, la Cámara de Madrid ha celebrado un Foro Empresarial Internacional con este país como protagonista. La cita, inaugurada por el presidente de la institución madrileña, Ángel Asensio, ha contado con ponentes de primer nivel.

La Cámara de Comercio de Madrid ha celebrado el ‘Foro Empresarial Internacional Irak: Oportunidades de Negocio e Inversión’, una cita que ha presentado los nuevos retos y oportunidades comerciales y de inversión que ofrece el país, con más de 40 millones de habitantes, en el escenario actual.

El presidente de la institución madrileña, Ángel Asensio, ha inaugurado el evento con la presencia del consejero económico de la Presidencia del Consejo de Ministros de Irak. También han estado presente los representantes de diferentes Ministerios de Irak como el de Construcción, Comercio e Industria. Además, el foro ha contado con la participación de representantes de las Direcciones Generales de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, así como Industria, Comercio y Turismo de España.

Tras hacer un repaso del impacto generado por la pandemia, Asensio ha hecho hincapié en que “la recuperación económica va a ser posible con el fomento de la actividad empresarial en los mercados internacionales a medio plazo". El foro ha estado enfocado en promover el acceso a nuevos mercados que permitan a las empresas españolas afrontar proyectos que fomenten el empleo y la competitividad.

En este contexto, Asensio ha detallado las características que hacen de Irak un país "moderno, de carácter plural, lleno de futuro y de posibilidades de progreso". En su intervención, el presidente cameral ha avanzado que la economía iraquí se está recuperando con un crecimiento del PIB del 6,5% en 2019 y unas previsiones optimistas para los próximos años. Su larga trayectoria comercial y enormes recursos naturales, incluidas las segundas reservas de petróleo más grandes del mundo, lo convierten en un territorio de gran potencial.

Además, el presidente recordó que, a medida que Irak se reintegra en la economía mundial, está firmando acuerdos que ayudarán a reactivar su economía. A ello se une un entorno fiscal favorable a las empresas y excelentes oportunidades de inversión y negocio en todos los sectores de la economía iraquí.

Entre ellos las presencias del foro más importantes, se encontraba el embajador de Irak en España, Adel Mostafa Kamel, para el que Asensio ha tenido unas palabras de agradecimiento. El presidente de la Cámara también ha destacado la estrecha relación con el Grupo INV para lograr la celebración del evento.

También ha resaltado la colaboración institucional de la Comunidad de Madrid y del Ayuntamiento de Madrid y su compromiso para el fomento de la internacionalización de las empresas madrileñas. 

Irak tiene alrededor  de 40 millones de habitantes y más de la mitad de la población está por debajo de los 20 años. Esto representa un mercado de futuro y oportunidad para las empresas españolas. La economía iraquí se está recuperando gradualmente, tras las profundas tensiones de los últimos cuatro años, con un crecimiento del PIB del 6,5% en el año 2019 y unas previsiones optimistas para los próximos años. 

Es uno de los países con mayores reservas de petróleo y, gracias a la mejora de la seguridad, el crecimiento del sector no petrolero ha vuelto a cifras positivas desde el año 2017 esperando un ritmo de crecimiento del 4,5% entre 2019 y 2022.

Irak ofrece muchas oportunidades a las empresas e inversores internacionales ya que cuenta con planes de inversión y desarrollo en diferentes sectores como el ferroviario y portuario, proyectos de desarrollo residencial y urbano, plantas eléctricas, refinerías, hoteles y expansión de la infraestructura de telecomunicaciones, entre otras. 

España e Irak mantienen relaciones bilaterales desde 1946 y ahora nace la posibilidad de consolidar y aumentar los intercambios económicos y comerciales entre ambos países. Todo esto se enmarca dentro del Protocolo de 1990, que prevé el intercambio de petróleo por productos o proyectos de empresas españolas, con el objetivo de colaborar en la reconstrucción del país.