PUBLICIDAD

Iberdrola

Irán ataca el Kurdistán iraquí para distraer la atención de las protestas por Mahsa Amini

Los trabajadores petroleros iraníes amenazan con ir a la huelga si continúa la represión de las Fuerzas de Seguridad contra los manifestantes, que se salda ya con 76 muertes
raisi-iran

PHOTO/IRANIAN GOVERNMENT  -   El presidente iraní Ebrahim Raisi comparece ante los medios de comunicación nacionales e internacionales en su primer aniversario en el cargo

Intentar distraer la atención del asesinato de Mahsa Amini. Ésta parece ser la nueva estrategia del régimen iraní ante las protestas que sacuden a toda la República Islámica, y que han recibido el apoyo de las potencias occidentales. Ahora el régimen de Ebrahim Raisi pretende controlar la agenda atacando el Kurdistán iraquí.

Por el momento, y según el Ministerio de Salud del Kurdistán iraquí, al menos cinco personas han muerto y una treintena han resultado heridas por los bombardeos con drones y misiles atribuidos a Irán en la región kurda de Irak por apoyar las protestas desatadas en el país persa por la muerte de Mahsa Amini, la joven de 22 años que fue arrestada por llevar mal puesto el velo.

La Guardia Revolucionaria iraní ha lanzado esta ronda de ataques en las provincias de Erbil y Suleimaniya contra lo que Teherán ha descrito como bases separatistas iraníes kurdas en el norte de Irak. “Posiciones de partidos kurdos iraníes, incluido el Partido Democrático Kurdo y el Partido para la Liberación del Kurdistán, fueron blanco de un bombardeo con drones y misiles”, declaraba una fuente militar a Efe.

El propio régimen iraní ha afirmado haber atacado los “cuarteles generales de reunión y los centros de entrenamiento y operativos de los grupos terroristas con base en la región del Kurdistán de Irak, utilizando armas inteligentes y precisas”.

La oposición al régimen iraní llega desde varias minorías: la azerí, el baluchi e incluso los hablantes de farsi en el propio Teherán. Pero es el Kurdistán la región elegida para iniciar estos ataques debido a que las protestas por la muerte de Masha Amini comenzaron precisamente ahí, bajo el eslogan “mujer, vida, libertad”. Un grito de guerra que se ha extendido por todo Irán y parte del mundo árabe.

protestas-iran
AFP/MONA HOOBEHFEKR - Las protestas lideradas por mujeres se han extendido e intensificado en distintos puntos del país al grito de “justicia, libertad y no al hiyab obligatorio

Y es que las autoridades iraníes insisten en que las protestas están incitadas por el “enemigo extranjero” con la intervención de embajadas y servicios de inteligencia de otros países.

Sin embargo, la situación interna en Irán causada por las protestas, que ya cuentan con 12 noches y que se extienden por más de 80 pueblos y ciudades, no parece apaciguarse. Ahora los trabajadores petroleros amenazan con ir a la huelga si continúa la represión del Gobierno contra los manifestantes. Una medida que podría paralizar la economía de la República Islámica, dependiente casi en su totalidad de los ingresos de los hidrocarburos.

“Apoyamos las luchas del pueblo contra la violencia organizada y cotidiana contra las mujeres y contra la pobreza y el infierno que domina la sociedad”, anunció el Consejo Organizador de Trabajadores de Contratos Petroleros.

iran-protestas-mujeres
PHOTO/FILE - Protestas desatadas por la muerte de la joven Mahsa Amini

En este contexto de represión ejercida por las autoridades iraníes, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha pedido al presidente iraní, Ebrahim Raisi, que no use “fuerza desproporcionada” contra los manifestantes que salieron a las calles tras la muerte de una joven bajo custodia de la policía moral. Guterres también ha pedido una “investigación rápida, imparcial y efectiva” sobre la muerte de Mahsa Amini.

Desde que se desatasen las protestas por el asesinato de la joven kurda, ya son 76 personas las que han muerto en Irán a manos de las Fuerzas de Seguridad, según Iran Human Rights. Por su parte, Teherán ha admitido hasta ahora 41 muertos y 1.186 detenidos en los disturbios.