PUBLICIDAD

Iberdrola

Isabel II: la inmensa dimensión de la reina británica

Fue la monarca más longeva de Reino Unido tras 70 años de reinado y destacó por su gran sentido del deber
reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido

PHOTO/FILE  -   En esta foto de archivo tomada el 7 de junio de 1951, la princesa Isabel de Reino Unido, futura reina, saluda al pueblo mientras lleva una corona de diamantes; la reina Isabel II, la monarca más longeva de la historia británica y un icono reconocible al instante por miles de millones de personas en todo el mundo, ha fallecido a los 96 años

La reina Isabel II murió a los 96 años en su residencia de verano de Balmoral en Escocia, Reino Unido, tras una larga trayectoria como monarca. Se trata del adiós de una reina muy querida por el pueblo británico que ha cubierto con su reinado 70 años de la historia nacional, lo que da muestra de la importancia de su relevante figura. 

La reina Isabel II sucedió a su padre Jorge VI en 1952 y desde entonces ha nombrado a todos los primeros ministros durante 70 años desde Winston Churchill hasta Liz Truss, la reciente sucesora de Boris Johnson. 

Isabel II mostró un gran sentido del deber y desempeñó su labor con una profesionalidad incuestionable, lo que le otorgó una importante autoridad moral sobre el resto de la Familia Real y sobre el propio pueblo británico. A pesar de los aires políticos que cuestionan en otras latitudes la institución de la monarquía como tal, la figura de Isabel II fue incuestionable y reforzó el papel de la Monarquía británica como garantía de estabilidad política y social en Reino Unido.

reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido
AP/SUNDAY ALAMBA - La reina Isabel II, la monarca más longeva de Reino Unido y una roca de estabilidad durante gran parte de un siglo turbulento, murió el jueves 8 de septiembre de 2022, tras 70 años en el trono

Las muestras de pena y cariño tras la muerte de la reina Isabel II de la ciudadanía británica y de políticos de todo el mundo y de miembros de otras instituciones monárquicas da muestra de la dimensión de la figura personal y política de Isabel II. 

Desde todos los confines del mundo han llegado las muestras de condolencias por la pérdida de la reina de Reino Unido, desde el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, hasta el propio rey Felipe VI, pasando por Emmanuel Macron, presidente de la República de Francia, o incluso Vladimir Putin, presidente de Rusia, muy marcado negativamente en el plano internacional por la invasión rusa de Ucrania. Hay unanimidad internacional en valorar muy positivamente la figura de Isabel II. 

reina-isabel-ii-inglaterra-muerte-sentido-deber-reino-unido
PHOTO/CHRIS JACKSON vía AP - Desde la izquierda, Camilla, duquesa de Cornualles, el príncipe Carlos, la reina Isabel II, el príncipe Jorge, el príncipe Guillermo, la princesa Carlota, el príncipe Luis y Kate, duquesa de Cambridge, en el balcón, al final del desfile del Jubile de Platino que se celebra fuera del Palacio de Buckingham, en Londres, el domingo 5 de junio de 2022, en el último de los cuatro días de celebraciones para conmemorar el Jubileo de Platino

Isabel II fue coronada a los 25 años, pero a pesar de su juventud y su aparente fragilidad, mostró una gran entereza, capacidad de mando, sentido del deber y un gran desempeño de su labor al frente de la institución monárquica que ha venido desarrollando de manera ininterrumpida hasta los 96 años. Se convirtió en el gran símbolo por antonomasia de la Monarquía británica y en el elemento aglutinador de las simpatías hacia la Corona de Reino Unido a pesar de los diversos escándalos de todo tipo que sacudieron algunos de sus hijos como el príncipe Carlos, que le sucede ahora bajo el título de Carlos III a los 73 años, o el príncipe Andrés. Por lo tanto, su figura ha servido para dar estabilidad política y social a Reino Unido nada más y nada menos que durante 70 años. 

reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido
AFP/DANIEL LEAL - En esta foto de archivo tomada el 2 de junio de 2022, la reina Isabel II se encuentra con el príncipe Carlos de Gales

No se esperaba el reinado de Isabel II como tal, su acceso al trono llegó tras un proceso que comenzó con la inesperada abdicación de Eduardo VIII en 1936 y la llegada al trono de Jorge VI justo en un momento muy delicado como el marcado por la Segunda Guerra Mundial. La joven princesa tuvo que afrontar también esta situación y mostró su férreo carácter, incluso ofreciendo su apoyo durante la contienda bélica como mecánica de coches en el Servicio Territorial Auxiliar. En 1947 se casó con Philip Mountbatten, que pasaría a ser el duque de Edimburgo, y la noticia de su enlace fue una pequeña alegría para el pueblo en aquellos duros tiempos de posguerra marcados por el racionamiento y la austeridad tras una Segunda Guerra Mundial en la que se combatió contra el régimen de la Alemania de Adolf Hitler, una lucha que era básicamente por algo tan importante como la libertad mundial ante la amenaza nazi, y en la que Reino Unido, como otros muchos países, sufrió los estragos de la guerra y de los bombardeos. 

reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido
AP/FILE - La princesa Isabel de Reino Unido se sienta al volante de una ambulancia en abril de 1945 tras completar un curso de instrucción de conducción en el Centro del A.T.S. para ser oficial

Poco a poco, Isabel II fue afianzando su reinado y otorgando estabilidad a un país durante los años de incertidumbres e inestabilidad que siguieron a la Segunda Guerra Mundial y que marcaron la etapa de la Guerra Fría, una etapa caracterizada por el enfrentamiento internacional entre el Occidente capitalista y democrático liderado por Estados Unidos y con Reino Unido como gran referente, y el Este comunista y sometido a férreos sistemas de partido único que comandaba la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido
AP/FILE - Esta foto oficial del 10 de julio de 1947 muestra a la princesa Isabel, heredera al trono británico, y a su prometido, el teniente Philip Mountbatten, en Londres

Isabel II heredó una Monarquía británica que había visto durante siglos perder su potencia internacional, el famoso imperio británico que decaía con el paso de los tiempos, pero sí logró mantener el prestigio de la Corona británica. El papel político de todos los reyes y reinas de las monarquías en la época moderna ha ido perdiendo peso, pero en el caso de Isabel II la influencia social popular y también moral sobre las diversas capas políticas se ha mantenido gracias a su sentido del deber y su “profesionalidad” a la hora de desempeñar su tarea como reina de Inglaterra. 

Siempre mostró una gran entereza, a pesar de ciertos momentos difíciles familiares como la separación matrimonial de hasta tres de sus hijos: Ana, Andrés y Carlos; la de este último fue la más sonada por la figura de la princesa Diana de Galés, y la abrupta ruptura con esta para establecer formalmente una relación con Camilla Parker Bowles. La propia Reina se refirió al punto más álgido de estos escándalos, el año 1992, como el “Annus Horribilis” de la Monarquía británica. Unos momentos duros que superó mostrando entereza y, sobre todo, dedicándose a fondo a su cargo como reina de todos los británicos. Y mostrando también humildad, como en el momento en el que se dirigió a toda la nación británica en un discurso televisado para reconocer errores y pedir perdón por los asuntos que desacreditaban a la Casa Real británica y también inclinando la cabeza ante el paso del cortejo fúnebre de Diana de Gales después de que esta falleciese en un accidente de tráfico en París; todo ello a pesar de la polémica que había rodeado a la separación entre el por entonces príncipe Carlos y Lady Di. 

reina-isabel-ii-muerte-reinado-sentido-deber-reino-unido
AFP/ADRIAN DENNIS - En esta foto de archivo tomada el 21 de abril de 2006, la reina Isabel II sonríe mientras camina por Windsor High Street como parte de las celebraciones de su 80º cumpleaños

También dio muestras de comprensión y sentido del deber de cara al exterior, no solo internamente hacia la propia población británica. En este caso, respecto a los países de la Commonwealth, siempre mostró su firme apoyo a los mismos y a la propia organización que viene a ser una mancomunidad de naciones, antiguamente denominada Mancomunidad Británica de Naciones, compuesta por más de 50 países soberanos independientes y semiindependientes que comparten lazos históricos con el Reino Unido. Incluso cuando sus propios primeros ministros habían perdido la fe en la propia Commonwealth, Isabel II, como jefa de Estado británica y cabeza visible de la propia Commonwealth, ejerció de mediadora entre los propios Estados miembros y proporcionó soporte y ofreció diálogo incluso a miembros de la Commonwealth enfrentados al Gobierno británico. 

La tarea ahora de Carlos III va a ser difícil, prácticamente imposible llegar a emular, aunque sea en parte, la dimensión política y personal de Isabel II.