PUBLICIDAD

Iberdrola

Israel acusa a Irán de un intento de pirateo a la misión militar de la ONU en el Líbano

Se trata de un ataque cibernético contra la misión de paz de Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) para obtener informaciones sobre sus actividades en el área
fuerza onu líbano

PHOTO/Ministerio de Defensa  -  

Israel acusó hoy a Irán y al grupo chií libanés Hizbolá de haber intentado realizar un ataque cibernético contra la misión de paz de Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL) para obtener informaciones sobre sus actividades en el área.

Según aseguró hoy el ministro de Defensa israelí, Beny Gantz, el Estado judío detectó "actividades malignas recientes realizadas por instituciones de seguridad iraníes en cooperación con Hizbolá".

Se trataría de "un intento de interrumpir las operaciones de UNIFIL en el Líbano" y de "robar materiales" con la meta de conocer "sus acciones y despliegue en la zona para el uso" de la milicia chií, estrecha aliada de Teherán.

"Irán opera a través de representantes como Hizbolá en todas las dimensiones, incluida la cibernética", añadió Gantz, durante su intervención esta mañana en un ciclo de conferencias sobre el sector cibernético en la Universidad de Tel Aviv.

"Este es otro ataque directo de Irán y Hizbolá a los ciudadanos libaneses y la estabilidad del Líbano", dijo el titular de Defensa, que remarcó que Israel tiene extenso conocimiento de "los sistemas cibernéticos y los métodos de operación de sus oponentes".

Gantz acusó también a la República islámica de intentar llevar a cabo ataques cibernéticos contra Israel, otros países de Oriente Medio y en otras partes del mundo estos últimos años.

Teherán "ha tratado de realizar operaciones contra objetivos internacionales, incluidas organizaciones benéficas y redes gubernamentales en los Estados Unidos", así como intentos de condicionar las elecciones presidenciales estadounidenses.

La Misión de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés) es el instrumento de la ONU para preservar la paz en la frontera entre Líbano e Israel, cuenta con más de 10.300 efectivos militares y patrulla la llamada Línea Azul, la demarcación establecida por la ONU entre ambos países.

Por su parte, Irán e Israel mantienen una guerra encubierta que incluye ciberataques, supuestos asesinatos a científicos nucleares iraníes y sabotajes a barcos, aunque ninguno de los dos países suele reconocer públicamente sus acciones.

Según la prensa, un ataque cibernético atribuido a Israel paró hace poco la producción de materiales de acero de una empresa estatal iraní. Esta acción se habría llevado a cabo en represalia por otro presunto ataque cibernético por parte de Irán que hizo sonar las sirenas antiaéreas la semana pasada en las ciudades israelíes de Jerusalén y Eilat.

El Estado judío considera a la República islámica como su principal enemigo, y ataca también desde hace años posiciones militares iraníes o de milicias aliadas en Siria para repeler su presencia en la región.