Israel ataca objetivos militares de Hamás en la Franja de Gaza

Las FDI actúan en respuesta al lanzamiento de dos cohetes dirigidos a la costa israelí
Ataque aéreo israelí en la Franja de Gaza

REUTERS/MOHAMMED SHANAA/Fotografía de archivo  -   Ataque aéreo israelí en la Franja de Gaza

Las Fuerzas de Defensa de Israel han atacado objetivos militares pertenecientes a Hamás en la Franja de Gaza. El ataque, llevado a cabo por los aviones de combate israelíes, responde al lanzamiento por parte del grupo terrorista islámico de dos cohetes dirigidos hacia la costa israelí, cerca de la ciudad de Ashdod, según fuentes del FDI. 

El Ejército israelí ha informado a través de Twitter del movimiento: “A primera hora de esta noche, dos cohetes fueron disparos desde el norte de la Franja de Gaza hacia la costa, cerca de la ciudad de Ashdod”. En el tuit, las FDI añadían que “en respuesta, aviones de combate han bombardeado objetivos militares pertenecientes a Hamás en Gaza”.

En un comunicado posterior, los israelíes han añadido que los aviones de combate alcanzaron objetivos militares de Hamás, incluidos sitios para excavar túneles subterráneos, algunos de los cuales se extienden hasta Israel. El pasado año, las FDI informaron de la neutralización de un túnel cavado por Hamás debajo de Gaza a decenas de metros en Israel, gracias a una barrera de hormigón sensorial subterránea. 

Hasta el momento no ha trascendido el número de heridos, tampoco existen informes oficiales de daños o heridos por los cohetes. Los proyectiles no activaron las sirenas de advertencia, según las FDI, mientras que las fuerzas de seguridad palestinas en Gaza manifestaron que el fuego golpeó “tierras de cultivo” en la zona sur de Jan Yunis, ciudad que alberga campamentos de refugiados palestinos. 

La agencia de noticias palestina WAFA reportó que un avión de combate israelí disparó dos misiles en un lugar al este de Rafah, provocando un incendio que ha devastado la zona, así como varios daños en un área agrícola abierta. Varios vehículos militares israelíes habrían traspasado las fronteras al este de Jan Yunis y destruido tierras antes de abandonar la zona.

El Gobierno israelí achaca a Hamás todos los incidentes de la Franja de Gaza por su control de esta. El comunicado de prensa de las FDI señala al Movimiento de Resistencia Islámico y recoge que este es “responsable de lo que está sucediendo y soportará las consecuencias de las acciones terroristas contra los ciudadanos de Israel”.  

La disputa se recrudece tras varios intentos de acordar un alto al fuego. El Ejército israelí atacó las posiciones de Hamás en la Franja de Gaza durante la pasada semana, también como respuesta a disparos efectuados contra dos vehículos israelíes en la zona fronteriza. Estos movimientos se suman a los últimos altercados registrados en los últimos meses. 

Hamás acusa a Israel, por su parte, de no cumplir con sus obligaciones de tregua. Estas incluyen aliviar el bloqueo en el enclave palestino y permitir proyectos de infraestructura y creación de empleo a gran escala, mientras Qatar trata de rebajar la tensión. 

Medios locales informaron que las autoridades palestinas dieron luz verde al apoyo financiero ofrecido por el enviado especial de Qatar a la zona, Mohamed El Emadi. El emirato ofreció a Hamás alrededor de 40 millones de dólares, con el consentimiento de altos cargos israelíes, con el objetivo poner fin a la confrontación. 

Israel y el Movimiento de Resistencia Islámico han librado tres guerras desde que este último conquistase el poder en 2007. Aunque desde el pasado 2014 la zona no ha albergado un enfrentamiento de envergadura, las escaramuzas transfronterizas son habituales. 

Los elevados casos de COVID-19 en la zona han servido, además, como escudo de defensa ante los ataques. Ambos territorios se han visto afectados por la pandemia, por lo que el orden de prioridades se ha visto alterado. 

Cohetes disparados desde Gaza hacia Israel
REUTERS/SUHAIB SALEMA - Cohetes disparados desde Gaza hacia Israel
Primeras elecciones palestinas en 15 años

La confrontación conocerá una nueva fase a partir de mayo. Hamás, que ostenta el poder de facto, aprobó la semana pasada el anuncio de elecciones parlamentarias y presidenciales realizado por Mahmoud Abbas, presidente de Palestina y de la Autoridad Palestina. 

El Movimiento de Resistencia Islámica recibió con aparente satisfacción la convocatoria de elecciones, y manifestó que “su interés en que estas elecciones sean un éxito para lograr los intereses del pueblo palestino, que tiene el derecho absoluto de elegir a sus dirigentes y representantes”.

En principio, los comicios parlamentarios se llevarán a cabo el 22 de mayo, los presidenciales el 31 de julio y las elecciones al Consejo Nacional Palestino el 31 de agosto. De cumplirse la hoja de ruta, estaríamos ante las primeras votaciones nacionales de los palestinos en 15 años.

En las últimas elecciones palestinas de 2006, Hamás consiguió imponerse de forma inesperada. Las urnas produjeron un breve Gobierno de unidad que pronto colapsó. Después estallaron fuertes enfrentamientos entre las dos principales facciones, y Hamás finalmente tomó el control de Gaza.

Tras los sucesos, la comunidad internacional cortó sus ayudas a las autoridades palestinas, lo que abocó a ambas facciones a unos enfrentamientos que finalizaron con la separación administrativa de los Territorios Ocupados Palestinos. 

Las discrepancias entre Hamás y Al-Fatah –el partido de Abbas– se han prolongado a lo largo de los años, dificultando la celebración de un proceso electoral. Sin embargo, el primer ministro palestino, Mohamad Shtayé, ha declarado que con este proceso “esperan que sea el fin de la separación y la división" y “el inicio de la democracia”.