Israel informó a Estados Unidos sobre su autoría en el ataque militar a un barco iraní

Un funcionario estadounidense informó al New York Times que Israel confesó a EEUU ser el responsable de la ofensiva a una embarcación iraní
Esta foto de satélite del 1 de octubre de 2020 de Planet Labs Inc. muestra el buque de carga iraní MV Saviz en el mar Rojo frente a la costa de Yemen

PHOTO/Planet Labs Inc. vía AP  -   Esta foto de satélite del 1 de octubre de 2020 de Planet Labs Inc. muestra el buque de carga iraní MV Saviz en el mar Rojo frente a la costa de Yemen

Israel ha perpetrado un ataque contra una embarcación iraní en el mar Rojo. Así lo manifiesta las declaraciones realizadas por un funcionario estadounidense al medio New York Times tras confesar que Israel había informado a EEUU sobre su responsabilidad en el ataque al barco iraní Saviz.

Este funcionario, mantenido en el anonimato, afirmó que el ataque israelí es una represalia por haber recibido por parte de Irán varios ataques a sus embarcaciones, resultando gravemente dañadas. El transporte marítimo y otras fuentes de seguridad dijeron a Al-Ain Al-Ikhbariya que el barco iraní sometido al ataque “pertenece a la Guardia Revolucionaria Iraní”. Del mismo modo, informan que la ofensiva “causó grandes daños mientras se encontraba en aguas territoriales eritreas frente al islas del norte de Yemen”.

Según el medio Al-Ain, el barco atacado ha sido un puente activo en el contrabando de armas desde el año 2009 ejecutando sus acciones a través de las costas yemeníes bajo el control de los hutíes. De hecho, la larga presencia del barco en la región ha sido reiteradamente criticada por Arabia Saudí ya que expertos de Naciones Unidas han acusado en repetidas ocasiones al país persa de apoyar a los rebeldes hutíes en  la guerra del Yemen. Por otra parte, Irán sigue negando las acusaciones pero según las fuentes, algunas evidencias encontradas vinculan el armamento con Teherán. 

El presidente Hasán Rohaní hablando durante una reunión del gabinete en la capital Teherán
AFP PHOTO/HO/PRESIDENCIA IRANÍ - El presidente Hasán Rohaní hablando durante una reunión del gabinete en la capital Teherán

De acuerdo con el medio árabe Al-Arabiya, fuerzas de comandos israelíes colocaron las minas navales en la embarcación provocando importantes daños, aunque no lograron hundirlo. Por otra parte, Washington se ha desligado de este ataque y niega tener cualquier tipo de relación con el mismo.

Del mismo modo, el periódico israelí Jerusalem Post informó sobre que “el presunto incidente, se produjo después de dos ataques a barcos israelíes en la región”. Junto a esto informaron acerca de los informes de docenas de ataques anteriores “llevados a cabo por Israel e Irán en buques de guerra entre sí” en zonas que comprenderían la extensión desde del Mediterráneo al Golfo. 

La Armada israelí ha aumentado su presencia en la zona del mar Rojo, desplegando barcos lanzamisiles y submarinos. Esta respuesta vendría a consecuencia de producirse el pasado febrero una explosión en el buque israelí Helios Ray, que navegaba cerca de Omán. Junto a esto, se registró otro ataque por parte de Irán a otra embarcación de propiedad israelí, identificado como LORI. Este buque fue alcanzado por un pequeño proyectil y según informó el Canal 12, “sufrió daños mínimos”. 

El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, se reúne con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, en Teherán, Irán, el 21 de febrero de 2021
PHOTO/WANA - El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, se reúne con el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, en Teherán, Irán, el 21 de febrero de 2021

El presunto ataque israelí se produce en un marco de negociaciones entre EEUU e Irán con motivo de que Irán vuelva a ingresar en el acuerdo nuclear acordado en el año 2015 después de que Trump se retirara del mismo en el año 2018.

Las potencias mundiales siguen entablando con funcionarios iraníes conversaciones que tildan de "constructivas”. En estas reuniones, se han acordaron formar grupos de trabajo para discutir las sanciones que Washington podría levantar y las restricciones nucleares que Teherán tendría que hacer frente, mientras intentan volver a revivir el espíritu  del acuerdo nuclear de 2015.