Israel instala un nuevo sistema subterráneo para detectar túneles desde Líbano

El proyecto busca neutralizar infraestructura del grupo chií Hizbulá
Soldados israelíes junto a proyectiles y una unidad de artillería móvil

REUTERS/AMIR COHEN  -   Soldados israelíes junto a proyectiles y una unidad de artillería móvil

Israel ha comenzado a instalar un nuevo sistema de defensa subterráneo para neutralizar la excavación de túneles desde Líbano, tras descubrir en los últimos años infraestructuras transfronterizas de la milicia libanesa Hizbulá. El plan del Ejército, aún en su primera fase de desarrollo, “es detectar cualquier ruido técnico o acústico” que indique posibles excavaciones o “actividad subterránea” en la zona, donde en diciembre de 2018 empezó la operación “Escudo Norte” para neutralizar seis túneles que el grupo chií había excavado desde Líbano.

“No estamos construyendo un muro, sino perforando en el suelo”, ha matizado el portavoz militar, teniente coronel Jonathan Conricus, en una conferencia telefónica con periodistas en la que ha asegurado que el nuevo sistema se instala sin que recientemente haya habido incidentes ni se hayan encontrado más “túneles de ataque transfronterizos”.

Según ha explicado, el mecanismo, integrado por “sensores tecnológicos”, se pone en marcha en un punto concreto de la frontera tras probarlo durante un tiempo, y todas las obras se realizarán “en el lado israelí”. “La infraestructura se basa en una tecnología única, diseñada para adaptarse a las características del terreno”, detalla el Ejército en un comunicado. En los próximos meses se desplegará en otros puntos a lo largo de la Línea Azul, demarcación que separa a Israel del país árabe, donde patrulla la Fuerza de Paz de Naciones Unidas en Líbano (FINUL), que supervisa la situación en el área tras la guerra de 2006.

Israel se ha dotado estos últimos años de novedosos sistemas e infraestructuras defensivas a lo largo de su espacio fronterizo. En su frontera septentrional con Líbano ha seguido construyendo tramos de un muro de cemento que separa los dos países en las zonas urbanas y habitadas, en contra de las autoridades libanesas, que rechazan el trazado de separación entre ambos países, aún no delimitado de forma oficial.

Hace una semana, concluyeron con éxito las pruebas de una versión avanzada de su sistema antimisiles Cúpula de Hierro, operativo desde hace casi una década para interceptar proyectiles de medio alcance. Asimismo, a principios de mes, presentó avances en el desarrollo de un preciso sistema láser capaz de alcanzar cohetes y drones que probará este año para mejorar sus capacidades de defensa.