Israel y las milicias de Gaza, entre la guerra terrestre y la contención

Por la noche, tres cohetes lanzados desde Líbano hacia Israel Introdujeron otro factor impredecible a la tensa situación en la que las tropas terrestres israelíes ya están movilizadas 
Mujeres en su casa destruida en Gaza

 -   Mujeres en su casa destruida en Gaza

El Ejército israelí y las milicias palestinas en la Franja de Gaza mantuvieron este jueves, por cuarto día consecutivo, la escalada bélica que ha causado ya 117 muertos y que, mientras mediadores internacionales intentan detener, podría estallar en otra devastadora guerra si Israel aplica sus planes de una operación terrestre.

Por la noche, tres cohetes lanzados desde Líbano hacia Israel, hasta el momento sin que se haya reivindicado la autoría, introdujeron otro factor impredecible a la tensa situación en la que las tropas israelíes ya están movilizadas en torno al enclave. 

Tras una madrugada de incesantes disparos desde el enclave, la continuación de los ataques por parte de ambos bandos forzó hoy a las poblaciones de Gaza y de las comunidades israelíes colindantes a quedarse resguardadas. 

Las alarmas antiaéreas volvieron a sonar en la ciudad de Tel Aviv, que en esta escalada se ha convertido en objetivo recurrente de las milicias palestinas, y se activaron también en Eilat, en el extremo sur del país, cuyo aeropuerto se cerró por el lanzamiento de un misil.

Fueron al menos 160 los proyectiles disparados desde Gaza hacia territorio israelí, 30 de los cuales cayeron dentro del enclave.

Estos disparos elevaron la cantidad total desde el inicio de la escalada a más de 1.750. De esa cifra, según el Ejército israelí 300 cayeron dentro de Gaza y cientos fueron interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro.

Israel destrozos

Israel, por su parte, bombardeó sitios desde donde los cuales las milicias lanzaban cohetes, así como plantas de fabricación de cohetes en el centro del enclave.

Entre los objetivos atacados en la jornada, todos ellos presuntamente pertenecientes al movimiento islamista Hamás, se incluyeron también cuatro apartamentos utilizados por altos cargos del grupo para la planificación de operaciones, un cuartel de inteligencia y la residencia de un miliciano al que describieron como encargado de la unidad de drones del grupo.

Los incidentes de las últimas horas causaron nuevas víctimas mortales en Gaza, donde según el Ministerio de Sanidad 103 personas han fallecido en los últimos cuatro días, incluyendo 27 niños y 11 mujeres. 

Gaza bombardeos

En Israel fallece una mujer

En Israel, las muertes se elevaron a ocho tras el fallecimiento de una mujer de 87 años que se cayó y golpeó fatalmente la cabeza mientras corría hacia el refugio ante el sonido de las alarmas antiaéreas.

A lo largo del día y ante la continuación de los ataques desde Gaza, empezó a ganar fuerza la posibilidad de una operación terrestre israelí.

El Ejército confirmó el envío de tropas a la frontera con Gaza. "Tenemos unidades terrestres que están preparadas y se encuentran en varias etapas de preparación de operaciones terrestres", dijo un portavoz militar. 

En relación a esta posibilidad, un portavoz de las Brigadas al Qasam, brazo armado de Hamás, señaló hoy que "cualquier incursión terrestre en cualquier área de la Franja de Gaza será una oportunidad para aumentar la cantidad de enemigos muertos y capturados".

En paralelo con estas amenazas, por otra parte, Egipto, habitual mediador entre Israel y las milicias en Gaza, busca evitar una cuarta guerra en la zona.

bombardeos israel hamas

Con ese objetivo, envió una delegación a Tel Aviv para intentar gestionar un alto al fuego, aunque fuentes egipcias reconocieron que las autoridades israelíes se mostraron "intransigentes" e insistieron en la necesidad de "una ofensiva para responder a los ataques de Hamás".

La llegada de esta delegación sigue a la que el miércoles visitó la Franja de Gaza para debatir las condiciones de una tregua con representantes del movimiento islamista.

Mientras tanto, la comunidad internacional, con Estados Unidos y las Naciones Unidas a la cabeza, sigue insistiendo en que las partes cesen las hostilidades.

EE.UU. frena una reunión abierta del Consejo de Seguridad sobre Oriente Medio

Estados Unidos ha frenado la organización para este viernes de una reunión abierta del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la escalada de la violencia en Oriente Medio, defendiendo que es preferible esperar unos días para dar más tiempo a las gestiones diplomáticas en curso.

Noruega, China y Túnez, tres miembros del Consejo de Seguridad, habían propuesto celebrar este viernes una primera cita pública sobre la actual crisis, tras las dos sesiones a puerta cerrada de esta semana, según dijeron este jueves fuentes diplomáticas.

Sin embargo, Estados Unidos frenó la iniciativa, pidiendo retrasarla unos días, según esas mismas fuentes.

“Estamos dispuestos y apoyamos la discusión, una discusión abierta, en Naciones Unidas. Creo que estamos mirando a principios de la semana que viene. Esto espero que dé algo de tiempo para que la diplomacia tenga algún efecto y veamos si de hecho tenemos una verdadera desescalada”, señaló el secretario de Estado de EE.UU., Anthony Blinken.

Blinken se expresó así preguntado durante una conferencia de prensa en Washington junto a su homóloga australiana, Marise Payne.

destrozos bombardeos

Washington anunció el miércoles el envío a Oriente Medio de un diplomático con el objetivo de buscar una desescalada y mediar en el conflicto.

Mientras, el Consejo de Seguridad de la ONU no se ha expresado oficialmente hasta ahora sobre la crisis, después de que EE.UU. no aceptase una propuesta circulada por otros miembros, defendiendo que no sería útil para rebajar la tensión, según fuentes diplomáticas.

Este tipo de declaraciones necesitan habitualmente la unanimidad de los quince Estados miembros del Consejo, donde Washington ha sido tradicionalmente el principal defensor de Israel.

Con respecto a la convocatoria de una nueva reunión, en este caso abierta, la delegación de Noruega en la ONU aseguró que está trabajando intensamente junto a China y Túnez para alcanzar un “consenso” y que esa cita sea cuanto antes.

“La situación es crítica. Noruega sigue urgiendo a todas las partes a detener los ataques inmediatamente”, dijo la representación del país nórdico.

Blinken, en Washington, volvió a defender que Israel tiene derecho a defenderse ante los cohetes lanzados desde Gaza, un mensaje que ha repetido en los últimos días el presidente estadounidense, Joe Biden, que ha trasladado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, su apoyo “sin fisuras” a la seguridad del país.

El jefe de la diplomacia estadounidense insistió en diferenciar la actuación de Hamás, “una organización terrorista que está atacando indiscriminadamente a civiles”, e Israel, que se está defendiendo de esos ataques.

Blinken aseguró que le preocupa mucho la pérdida de vidas, sobre todo de niños, y expresó también su inquietud por la violencia en las calles de Israel entre judíos y musulmanes.

El secretario de Estado recalcó que tanto israelíes como palestinos tienen derecho a vivir con libertad, paz y seguridad, y aseguró que ese principio guiará las políticas estadounidenses.

antiaéreos Israel gaza

La que es la peor escalada de violencia entre palestinos e israelíes de los últimos siete años se extiende ya por diferentes ciudades, y el Ejército israelí movió este jueves más tropas a la frontera con Gaza ante una posible operación terrestre dentro de la franja, mientras continúa el disparo masivo de cohetes de las milicias del interior del enclave y los bombardeos israelíes.