PUBLICIDAD

Iberdrola

Israel y Palestina mantienen su primer encuentro de alto nivel tras más de 10 años

Las conversaciones de paz se encuentran paralizadas desde 2014
mahmoud-abbas-presidente-palestino

AP/ALEX BRANDON  -   El presidente palestino Mahmoud Abbas

El autodenominado “Gobierno del cambio” de Israel, conformado por una amalgama de partidos que abarcan desde la izquierda hasta la derecha ultranacionalista y que consiguió apartar del poder al ex primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tras más de 12 años, empieza a ofrecer una nueva imagen en política interna. El conflicto palestino, inherente a las políticas de Defensa de Israel, y, sobre todo, Hamás, el Gobierno de facto en la franja de Gaza, suponen las principales amenazas a nivel doméstico del país hebreo.

El nuevo Ejecutivo, liderado por Naftali Bennet, un político de corte ultranacionalista, planteaba un gran obstáculo a la hora de afrontar la cuestión palestina, ya que no existe consenso entre los diferentes partidos que conforman el Gobierno. Tras la escalada de violencia entre Hamás e Israel el pasado mes de mayo, parecía que las políticas de la nueva Administración no iban a desvincularse demasiado de las adoptadas por el anterior Gobierno liderado por Netanyahu.

manifestaciones-franja-gaza
AFP/ MAHMUD HAMS - Protesta a lo largo de la valla fronteriza, al este de Khan Yunis en el sur de la Franja de Gaza

El primer ministro israelí, Bennet, aprobó el pasado mes de junio una ofensiva contra la Franja de Gaza, en respuesta al lanzamiento de globos incendiarios en la frontera que causaron alrededor de 20 incendios en territorio israelí, rompiendo el alto el fuego alcanzado el pasado mes de mayo entre las autoridades israelíes y altos cargos de Hamás, mediado por Egipto. Los hechos hacían presagiar que, a pesar de haber anunciado un cambio en las relaciones entre palestinos e israelíes, el nuevo Ejecutivo del país hebreo perpetuaba las políticas llevadas a cabo por Netanyahu.

Sin embargo, en un cambio de paradigma y en un aumento de las tensiones entre el país hebreo y la Franja de Gaza, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, se reunía con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, en Ramallah (Cisjordania), días después del encuentro entre el primer ministro, Naftali Bennet y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. La reunión entre Abbas y Gantz supone el primer encuentro de alto nivel desde 2010. Las conversaciones de paz entre Israel y Palestina se suspendieron en 2014 y desde entonces no se han vuelto a retomar.

benny-gantz-ministro-defensa-israel
REUTERS/AMIR COHEN - Benny Gantz, ministro de defensa de Israel

Según un comunicado oficial de la Oficina de Benny Gantz, durante el encuentro se discutieron cuestiones de seguridad nacional, civiles y económicas, así como la actual situación financiera y de seguridad en Cisjordania y Gaza. Gantz subrayó que Israel “busca tomar medidas para fortalecer la economía palestina”. Pero, según recoge el diario Hareetz, un alto funcionario israelí cercano al primer ministro israelí, Naftali Bennet, este encuentro no supone la apertura de un proceso diplomático con Palestina. Asimismo, este alto cargo señaló que "la reunión entre Gantz y Abbas fue aprobada de antemano por el primer ministro. La reunión cubrió cuestiones de rutina entre el Ministerio de Defensa y la Autoridad Palestina".

Este encuentro de alto nivel entre Israel y Palestina tiene lugar pocos días después de que el primer ministro israelí, Naftali Bennet, se reuniera en Washington con el presidente estadounidense, Joe Biden, quien insistió en la necesidad de avanzar en el proceso de paz. Sin embargo, Bennet, dejó claro que Israel no tiene intención de avanzar en un proceso diplomático con los palestinos debido a las circunstancias políticas actuales, pero dejó la puerta abierta a avanzar en acuerdos económicos con la Autoridad Palestina, que sufre una fuerte crisis económica y de liderazgo.

naftali-bennet-primer-ministro-israel-joe-biden-presidente-eeuu
PHOTO/REUTERS - El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro de Israel, Naftali Bennett

La Autoridad Nacional Palestina (ANP), liderada por Mahmoud Abbas, ha sido objeto de crecientes críticas a nivel interno, así como internacional por una supuesta represión de los derechos fundamentales tras la muerte bajo custodia palestina de un destacado activista. Las manifestaciones en contra del liderazgo de Abbas así como de la gestión de la ANP se han sucedido a lo largo de todo Cisjordania, poniendo en entredicho el liderazgo de Abbas al frente de la formación.

El conflicto palestino-israelí continúa enquistado, y nada vaticina que vaya a cambiar con la llegada del nuevo “Gobierno del cambio”. Bennet ha declarado en múltiples ocasiones que se opone abiertamente a la solución de dos Estados y únicamente aprueba la iniciativa de apoyar económicamente a la Autoridad Palestina en contraposición de Hamás, y así lo recalcaba el ministro de Comunicaciones israelí, Yoaz Hendel, en la radio pública Kan, “nuestro principal interés es una Autoridad Palestina económicamente fuerte”.