Italia materializará proyecto de autopista costera en Libia

La construcción comenzará en la primavera de 2021
Milicias del Gobierno de Acuerdo Nacional de Libia

PHOTO/HAZEM TURKIA  -   Milicias del Gobierno de Acuerdo Nacional de Libia

La construcción de la autopista costera de Libia que comprende desde la frontera con Túnez hasta la frontera con Egipto comenzará en la primavera de 2021, según anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores libio con sede en Trípoli. 

La autopista será financiada por el Gobierno italiano y construida por empresas transalpinas. Italia pagará el proyecto según el acuerdo de 2008 firmado entre el derrocado Muamar El Gadafi y el antiguo dirigente italiano Silvio Berlusconi como parte de la compensación de la era colonial.

Cabe destacar que, desde 2011, tras la caída de Gadafi, ha habido varios anuncios similares sin que diversas iniciativas se hayan llevado a cabo en la práctica, principalmente debido a la falta de seguridad en Libia por la guerra civil que asola al país y que ha venido enfrentando al Gobierno de Acuerdo Nacional, radicado en Trípoli y dirigido por el primer ministro Fayez Sarraj, que recibe el sustento militar de Turquía y financiero de Qatar y que cuenta con el conocido respaldo de Italia, contra el otro bando rival representado por el otro Ejecutivo oriental de Tobruk asociado al Ejército Nacional libio del mariscal Jalifa Haftar, que es apoyado por Arabia Saudí, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Francia y Rusia. 

El conflicto bélico en el país norteafricano se había convertido en un juego de intereses extranjeros por parte de naciones interesadas en la posición geoestratégica de Libia y en sus recursos petrolíferos. Aunque en las últimas fechas hubo reuniones importantes entre las partes libias enfrentadas, celebradas en Marruecos, Suiza, Egipto y en la propia Libia, para llegar a un acuerdo, con grandes avances logrados por parte de importantes representantes políticos y militares de ambas facciones que han permitido entendimientos en materia política, e incluso económica; lo cual ha permitido reactivar determinadas actividades de relevancia, como la energética o de infraestructuras. 

El último anuncio relativo a la construcción de la autopista costera se produjo después de que se celebrase la primera reunión virtual del Comité Técnico Conjunto Libio-Italiano para la Cooperación Económica. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Trípoli otorgó gran importancia al proyecto para facilitar la movilidad y el tráfico comercial entre el oeste y el este del territorio nacional. 

El Comité también discutió durante la reunión los esfuerzos para resolver el problema relativo a las deudas con empresas italianas por parte del Estado libio y la posibilidad de reanudar los vuelos entre los dos países con el fin de mejorar las relaciones bilaterales.

Ambas partes abordaron en profundidad la cooperación mutua, con la participación de funcionarios de los Ministerios de Asuntos Exteriores, Economía, Transportes, Infraestructura, Agricultura, Medio Ambiente, Educación, Justicia y Energía de ambas naciones. Lo que da muestra de la buena sintonía entre el Ejecutivo tripolitano y su socio de Roma. 

El proyecto de la autopista se divide en cuatro partes. El contrato de 963 millones de euros del tramo de 400 kilómetros de Musaid a Marj se adjudicó en 2013 a un consorcio liderado por el Grupo Salini Impregilo. Se informó que los diseños para el sector Misrata-Ras Jedir estaban completos y se estaba preparando una licitación para las obras de construcción. Italia había insistido en que debían establecerse planes de seguridad adecuados antes de que las empresas italianas pudieran volver a trabajar en Libia, como confirmó el medio de comunicación Libya Herald. 

Bajo los términos del pacto Italia-Libia de 2008, se proyectó una inversión italiana por valor de 5.000 millones de euros en infraestructuras libias en compensación por el período colonial, los principales contratos de construcción van solo a empresas italianas en virtud de este acuerdo.