Japón se rearma ante una posible injerencia china sobre las islas Senkaku

Las últimas intrusiones de China en aguas japonesas, cerca de las islas Senkaku, han ocasionado que Japón decida ejecutar rearmes militares en pro de mantener el control nipón sobre las islas
eeuu-japon-ejercito-colaboracion

PHOTO/REUTERS  -   Soldados de la Defensa japonesa durante los ejercicios

Japón pretende desplegar en el próximo año 2024 aviones de combate F-35B en la base área de Nyutaburu para aumentar las capacidades de defensa de las islas Senkaku en contraposición de China, a través del despliegue de ocho aviones de combate. Junto a esto, en las últimas horas  el ministerio de Defensa japonés, Nobuo Kishi declaró a los medios que el Gobierno esperaba desplegar entre 500 y 600 efectivos de defensa antimisiles adicionales en la isla Ishigakijima, una de sus islas más occidentales en el Pacífico, en una medida que impulsaría las capacidades de los aliados para contrarrestar el bloqueo militar de China. Este despliegue se produciría al final de la cadena de islas Nansei, ubicada a solo 185 millas de Taiwán y cerca de las disputadas islas Senkaku. 

aviones-f35-eeuu-japon
PHOTO/FUERZA AÉREA DE EE.UU via REUTERS - Aviones F-35A de la Fuerza Aérea de EE.UU. en la Base Aérea de Hill, Utah, EE.UU.

Con un área de apenas siete kilómetros cuadrados y compuestas por cinco archipiélagos inhabitados, las islas Senkaku se han convertido en los últimos 20 años en uno de los principales enfrentamientos en las relaciones bilaterales entre China y Japón. En este contexto, enmarcado por las crecientes tensiones en el auge de las disputas territoriales por ciertos archipiélagos que cuentan con un importante peso geoestratégico, varios países que se encuentran en el mar Oriental y Occidental de China se encuentran afectados por estas disputas. Además, la disputa por las islas Senkaku concierte también a Taiwán que reclama la soberanía sobre estas islas.

En este aspecto, China ha incurrido en varias ocasiones en aguas japonesas alrededor de las disputadas islas en incursiones marítimas que Japón califica como “totalmente inaceptables”. De esta forma, el pasado julio Japón planteo “serias preocupaciones” sobre las actividades que la guardia costera china estaba realizando en las islas Senkaku. Junto a esto, el ministro de Defensa ha anunciado que antes de que finalice el año el portaaviones ligero de la Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón “Izumo” efectuara las pruebas para poder operar con los aviones estadounidenses de quinta generación, los F-35 B Lighting II. 

buque-japones-mar
PHOTO/PIXABAY - Buque Japonés

El “Izumo” junto a su gemelo “Kaga” son los mayores navíos de la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón y están clasificados oficialmente como “destructores de operaciones polivalentes”, designación que pretende cumplir con las limitaciones impuestas a Japón en materia armamentística después de la constitución aprobada al finalizar la II Guerra Mundial.

Por otro lado, la confrontación por las islas Senkaku no sería el único desafío que podría acarrear enfrentamientos militares en la región. Desde la Defensa japonesa se ha advertido acerca del acercamiento de China sobre Taiwán ya que la acumulación militar china en el país estaría “envolviendo la isla”. Por este motivo, desde Japón, se ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para evitar que “el futuro de Taiwán se decidiera mediante una confrontación militar” ya que estarían observando “varios movimientos de China para envolver a Taiwán” y solicita que “se preste más atención a la supervivencia de Taiwán”. 

eeuu-japon-ejercito
PHOTO/REUTERS-Soldados taiwaneses participan en ejercicios militares

“Muchos países han mostrado su simpatía por nuestra idea de un Indo-Pacífico libre y abierto”, expresó Kishi. Al mostrar su presencia en la región, “juntos podemos enviar un mensaje contundente sobre la paz y la estabilidad regionales”.

Del mismo modo, Tokio se encontraría estudiando ubicar una “unidad de guerra electrónica” en Yonagunijima en 2023 dentro del presupuesto de Defensa para ese mismo año. Sin embargo, a pesar del crecimiento de la tensión en la región, Tokio no tiene intención de forjar un acuerdo militar directo con Taipei, según informó Kishi. 

buque-mar-asiatico
PHOTO/PIXABAY - Buque en el mar Oriental

En esta línea, funcionarios militares estadounidenses y japoneses han comenzado un plan para un posible conflicto que podría estallar entre China y Japón y que incluiría material de guerra que se encontraría bajo “alto secreto”, además de ejercicios conjuntos, según informaron funcionarios a Financial Times.
En esta línea, el viceprimer ministro japonés, Taro Aso, explicó que una crisis en Taiwán supondría “una amenaza existencial” para Japón, ya que “si ocurriera un incidente importante en Taiwán, no sería extraño en absoluto que afectara a una situación que amenaza la supervivencia”, declaró Aso durante un discurso en Tokio. “Si ese es el caso, Japón y Estados Unidos deben defender a Taiwán juntos”.

Esta declaración sorprendía por el carácter constitucional que mantiene Japón acerca de la prohibición, en su artículo 9, en el “uso de la fuerza para la resolución de conflictos internacionales” y la expresa prohibición de mantener un Ejército, a pesar de que cuenta con un mayor y mejor armamento que naciones como Arabia Saudí o Irak. 

exministro-shizo-abe-japones
PHOTO/Koji Sasahara AP - Crear una organización militar espacial es una de las últimas grandes decisiones del primer ministro Shinzo Abe antes de dejar su puesto hace un mes por razones de enfermedad

Estas restricciones constitucionales sólo permiten a Japón movilizar las Fuerzas de Autodefensa de Japón (SDF) para la defensa nacional, de acuerdo con las últimas medidas de Defensa aprobadas por el exministro Shinzo Abe. Anteriormente, la única situación que permitía la movilización de las SDF era “un ataque armado”, esto es, un ataque organizado y premeditado contra la tierra, mar o espacio áereo territorial japonés.

De esta forma, Japón pretende volver a posicionarse en la esfera internacional en términos armamentísticos y dejar de estar marginado en el área militar en comparación con sus vecinos asiáticos. Asimismo, Kishi expresó que Tokio daría la bienvenida a un papel más relevante europeo en la región, en la que se incluiría la próxima visita del portaviones Queen Elizabeth de Reino Unido. En este aspecto, se espera el despliegue de dos buques de guerra ingleses de forma permanente en aguas asiáticas ante la creciente ambición territorial de China en la región, sobre todo en lo que corresponde a Taiwán, según informó el ministro de Defensa británico, Ben Wallace junto a su homólogo japonés en un anuncio conjunto en Tokio.