PUBLICIDAD

Iberdrola

Japón importará fosfato de Marruecos

El reino marroquí es uno de los mayores países proveedores de fosfato y la crisis ruso-ucraniana lo ha convertido en el socio principal para Japón y Brasil
PHOTO/PIXABAY – Fertilizantes y sector agrario

PHOTO/PIXABAY  -   Fertilizantes y sector agrario

Marruecos es uno de los países con mayor potencial de fosfatos en el subsuelo, algo que, unido al conflicto ruso-ucraniano, convierte al reino alauí en unos de los centros potenciales para la importación de esta materia. Países como Japón y Brasil ya han conseguido acuerdos con Marruecos mientras otros se espera que lo hagan pronto.

Esta semana el viceministro japonés de Agricultura, Silvicultura y Pesca, Arata Takebe, ha visitado Rabat para reunirse con su homólogo marroquí, Mohamed Sadiki y con la ministra de Transición Ecológica y Desarrollo Sostenible, Leila Benali. Tras este encuentro Japón anunciaba que quería importar próximamente una gran cantidad de fosfato, aunque no especificó ni la cantidad de las importaciones ni cuándo se realizarían: “Queremos importar estos fosfatos para enriquecer la producción agrícola de la próxima temporada de otoño”, afirmó.

AFP/DANIEL LEAL-OLIVAS - La ministra marroquí de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, Leila Benali
AFP/DANIEL LEAL-OLIVAS - La ministra marroquí de Transición Energética y Desarrollo Sostenible, Leila Benali

El funcionario japonés expresó las oportunidades que ofrece Marruecos respecto a este fertilizante: “Marruecos es una potencia mundial en fosfato y es por eso por lo que mi país está interesado en importar una gran cantidad de fertilizantes”.

Marruecos tiene el mayor potencial de fosfato en el subsuelo, con unas cifras que lo estiman en el 70% de las reservas mundiales. Este factor es clave en medio de la crisis de suministros que está causando el conflicto en Ucrania tras la invasión rusa, que ha hecho reducir el suministro y aumentar su precio un 10% en el primer trimestre de 2022.

PHOTO/PIXABAY  -   Fertilizantes y sector agrario
PHOTO/PIXABAY - Fertilizantes y sector agrario

Además, este encuentro se enmarca en el fortalecimiento de las relaciones de cooperación entre Marruecos y Japón, en un marco que especialmente en los temas relacionados al desarrollo del comercio agrícola y pesquero, así como las perspectivas de cooperación en las áreas sanitaria y fitosanitaria, riego e infraestructura hidroagrícola, desarrollo de cadenas de valor agrícola y desarrollo rural e investigación científica.

El acuerdo también tiene como objetivo examinar la posibilidad de desarrollar una cooperación tripartita con los países africanos en los sectores agrícola, pesquero y agroindustrial. En unas declaraciones a la prensa, Mohamed Sadiki aseguró que este encuentro pretendía ser una oportunidad para abordar los diversos temas de interés común y ser un enclave de cooperación en el marco de las estrategias Generation Green, Foret du Maroc 2020-2030 y “Halieutis”.

En todo caso, esta cooperación continuaría a la ya iniciada en años anteriores de la que se contemplan una media de 200 millones de dirhams en el comercio agrícola entre ambos países, con predominio de las exportaciones marroquíes que rondan los 180 millones de dirhams anuales.

PHOTO/PIXABAY – Fertilizantes y sector agrario
PHOTO/PIXABAY – Fertilizantes y sector agrario

Pero Japón no es el único país que ha asegurado invertir en Marruecos por fosfato; Brasil también ha acordado instalar una nueva planta de fertilizantes de fosfato en este país, del Grupo OCP de Marruecos. Así lo ha anunciado esta semana también el ministro de Agricultura brasileño, Marcos Montes. Este acuerdo se anunció después de reunirse esta delegación brasileña en la sede de OCP en Marruecos con su director general, Mostafa Terrab.

El presidente de OCP Fertilizantes en Brasil, Olivio Takenaka, destacó que “el proyecto está en marcha” y que están planificando una instalación de fosfato dicálcico para la producción de alimentos para animales. Albergando Brasil el segundo rebaño de ganado vacuno más grande del mundo y siendo Marruecos uno de los grandes proveedores de fertilizantes, hacen que esta cooperación sea mutuamente beneficiosa para ambos países a medio plazo.