PUBLICIDAD

Marruecos

Javier Solana, ex secretario general de la OTAN: “Vamos a tener capacidad para generar una defensa europea”

El diplomático español interviene en el seminario de seguridad y defensa organizado en Toledo por la Asociación de Periodistas Europeos
Javier Solana

PHOTO/ATALAYAR  -   El ex secretario general de la OTAN y Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, interviene en el seminario de seguridad y defensa organizado en Toledo por la Asociación de Periodistas Europeos (APE)

El que fuera secretario general de la OTAN y Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, ha intervenido este martes en el seminario de seguridad y defensa organizado en Toledo por la Asociación de Periodistas Europeos (APE) para analizar, desde una óptica europea, los retos y desafíos políticos y militares que deberán asumir los Veintisiete en el orden mundial emergente surgido como consecuencia de la invasión rusa sobre Ucrania.

“Sí, vamos a tener capacidad para generar una defensa europea –ha adelantado el también exministro de Exteriores del Gobierno de España–, pero no va a ser mañana. No es público, pero [el proyecto] está metido en las entrañas de la Unión Europea”. En el seno del continente está inoculada, y en parte avanzada, la idea de que la UE debe dejar atrás la consideración de “gusano militar” que le endosó hace tres décadas el belga Mark Eyskens.

El exjefe de la diplomacia europea entre 1999 y 2009 aprovechó la ocasión para lanzar una recomendación a los Estados miembros de la Unión Europea: “Deben empezar a pensar en cómo plantear esta estrategia de defensa”. Porque, a juicio de Solana, lo mejor que podría hacer el continente en este escenario es crear un sistema de defensa europeo, que mejoraría “la unidad en materia tecnológica”, entre otros aspectos.

“La entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN es muy importante para la Unión Europea”, señaló Solana. Para el ex secretario general de la Alianza Atlántica, el hecho de tener a la mayor parte de los países dentro facilita el trabajo militar conjunto, lo que a su vez permitiría reforzar la colaboración para desarrollar una defensa a nivel continental. Además, Helsinki es para Solana una gran incorporación, ya que estaría preparado para actuar rápidamente en caso de amenaza.

Desde Washington reconocen que podría darse el momento para una reintegración de defensa en materia europea, asegura el diplomático español, la clave está en saber si Estados Unidos opondría resistencia a este movimiento en un momento en que Europa ha subcontratado prácticamente la defensa y es un aliado crucial en este escenario geopolítico.

Javier Solana
PHOTO/ATALAYAR  -   El ex secretario general de la OTAN y Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Javier Solana, interviene en el seminario de seguridad y defensa organizado en Toledo por la Asociación de Periodistas Europeos (APE)

Preguntado por la situación en Ucrania, Solana ha subrayado que es un firme partidario del alto el fuego, y que este no parece ‘a priori’ muy difícil de alcanzar, pero matizó que “no debemos ser nosotros quienes redacten los términos del acuerdo de paz entre Moscú y Kiev, sino que la última palabra han de tenerla los ucranianos”. En este sentido, el antiguo secretario general de la OTAN cree que, aunque se debe ser firme en las sanciones, hay que mantener los canales abiertos: “Es la solución más inteligente”.

“Creemos que tenemos a la mayoría del mundo de nuestra parte, pero no es así”, dijo Solana en alusión, entre otros motivos, al silencio de América Latina o África en relación con la condena a Rusia por la invasión y las sanciones. Pero destacó al mismo tiempo que no sería positivo “planificar y dividir el mundo en dos grandes bloques”, uno democrático y otro autocrático, porque hay grises. “Hay otras formas de pensar en el mundo y podemos trabajar con ellas”, trasladó a la audiencia.

En referencia a la posición de la OTAN respecto a China y si la organización pudiera intervenir para contener al gigante asiático, Solana puso de relieve las diferentes aproximaciones presentes en el seno de la Alianza Atlántica, especialmente entre Estados Unidos y los socios europeos, y se mostró tajante: “No necesitamos muchos párrafos para este tema, a la OTAN no se le ha perdido nada en las aguas del Pacífico”.

El que fuera Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad de la UE acabó su ponencia poniendo en valor la primera cumbre de la OTAN celebrada en Madrid, cuando estaba al frente de la organización transatlántica: “En 1997 conseguimos tres grandes avances. En primer lugar, ampliar la alianza a tres países hacia el este con la firma de Rusia –tras una larga negociación que finalmente fructificó–; en segundo lugar, la creación del Consejo OTAN-Rusia y, por último, el Consejo OTAN-Ucrania, dos instituciones que funcionaron”.