Jordania, Emiratos Árabes e Israel firman un acuerdo para liderar la transición energética

El pacto incluye la construcción de una planta desalinizadora y solar de la que Israel y Jordania se podrán beneficiar
emiratos-proyecto-agua

PHOTO/REUTERS  -   La bandera ondea sobre un barco en el puerto deportivo de Dubai, Emiratos Árabes Unidos

La transición energética hacia la apuesta por las energías renovables cada vez da pasos más importantes. En Oriente Medio, a pesar de los importantes recursos petroleros que dispone la zona, cada vez son más los países que deciden invertir en las “energías limpias” tanto por las ventajas que sostienen como por tratar de reducir su dependencia hacia el crudo. 

En esta situación, Jordania, Emiratos Árabes e Israel han efectuado en Dubái la firma de una declaración de intención en la que han expresado su propósito de cooperar en la producción de electricidad a través de energías renovables.

De acuerdo con la declaración se ha estipulado que Jordania trabajará para conseguir generar electricidad a través de la energía solar mientras que Israel tratará de hacer lo mismo a partir de la desalinización de agua en beneficio de Jordania, país que se encuentra atravesando una importante sequía. 

energias-renovables-jordania
PHOTO/ ARCHIVO - Paneles solares

La declaración ha sido firmada en el marco de la Expo 2020 de Dubái por el ministro jordano de Agua e Irrigación, Mohammed Al-Najjar, la ministra de Cambio Climático y Medio Ambiente de los EAU, Maryam bint Mohammed Al-Muhairi, y la ministra de Energía de Israel, Karen Al-Harr, en presencia de EE. UU. En esta línea, el enviado presidencial para asuntos climáticos, John Kerry, se ha trasladado hasta Dubái para estar presente en el momento del acuerdo.

A pesar de que aun no se ha puesto sobre la práctica, la declaración dispone de dos ejes interrelacionados. Uno de ellos consta del programa “Prosperidad verde” que tratará de desarrollar la energía solar fotovoltaica en Jordania a través del impulso del desarrollo de instalaciones energéticas. Se prevé que la producción de esta energía se exporte a Israel.

Por otra parte, otro de los proyectos incluidos es el “Blue Prosperity” que tiene como fin desarrollar proyectos sostenibles de desalinización en Israel para tratar de abastecer a Jordania con un total de 200 millones de metros cúbicos de agua desalinizada, según ha informado la Agencia de Noticias de los Emiratos (WAM).

Desde el lado de Emiratos una empresa emiratí tratará de construir una planta de energía solar en Jordania para generar electricidad a Israel. Según indicó AFP, las partes que se han involucrado en el proyecto no han revelado el coste que podría acarrear las instalaciones energéticas. 

israel-banderas
PHOTO/ ARCHIVO - Banderas israelíes

A pesar de haber conseguido que los tres países pusieran sobre la mesa este ambicioso plan energético, el subsecretario general del Ministerio del Agua y Riego de Jordania, Omar Salameh, señaló que dicha declaración “no es un acuerdo, ni técnica ni legalmente, y que el proyecto se ejecutará sin que Jordania obtenga los 200 millones de metros cúbicos estipulados”.

De acuerdo con Salameh, la idea del proyecto surge debido a “las crecientes necesidades futuras de Jordania de fuentes permanentes de agua”, demandas que estarían aumentando debido al crecimiento de la población y la consiguiente dependencia de esta tanto en la industria como en la agricultura y en otros sectores.

A medida que la población jordana se encuentra en aumento, el país está sufriendo una importante escasez de uno de los recursos más básicos y trascendentales: el agua. Ante esta situación, Salameh señaló que el déficit hídrico esta empeorando cada vez más. Por ello, con este acuerdo Jordania tratará de alcanzar los 45 millones de metro cúbicos durante el próximo año sólo en agua potable. 

paneles-solares
PHOTO/ARCHIVO - Placas solares

 En la actualidad Jordania obtiene 35 millones de metros cúbicos anuales como consecuencia del acuerdo de paz, además de otros 10 adicionales. El resto depende de la parte de fuentes sobre captación de agua y aguas subterráneas que cuenta con una capacidad de 80 metros cúbicos en comparación con los 500 metros cúbicos del promedio mundial per cápita.

En el aspecto de la energía solar, el Ministerio de Energía de Israel afirmó que gracias a la declaración firmada se conseguirá producir 600 megavatios de energía renovable para Israel y este desalinizará 200 millones de metros cúbicos de agua para Jordania. Además, ha afirmado que todos los habitantes de Oriente Medio se beneficiaran de este “memorando”. En esta línea, la ministra de Energía israelí, Karen Al-Harr “este es un mensaje para el mundo sobre como los países pueden trabajar juntos para combatir la crisis climática”. 

cuerno-africa-cambio-climatico
AP/HALDEN KROG  -   Las sequías, agravadas por la crisis climática del planeta, han contribuido a la desertificación de amplias regiones

Asimismo, el ministro de Relaciones de Relaciones Exteriore de los EAU, Abdullah bin Zayed Al Nahyan, confirmó “el entusiasmo de los países de la región para trabajar juntos para mejorar la seguridad energética y del agua y construir un futuro más sostenible para todo”. Además, añadió que se sentían orgullosos de que ·los Emiratos Árabes Unidos contribuyesen a la formulación de una iniciativa que une a Jordania e Israel y contribuye a mejorar la seguridad energética, hídrica y climática y los intereses comunes de ambos países.

Junto a esto señaló que “el Medio Oriente está a la vanguardia de las regiones afectadas por las consecuencias de la crisis climática, y los países de la región pueden superar este desafío fortaleciendo la cooperación y la acción conjunta”.