Jordania obtiene una cuota de agua adicional de Israel bajo la presión de Estados Unidos

Netanyahu aprobó esta semana la solicitud de Jordania de agua adicional del río Jordán después de varias semanas de retraso
Atalayar_Benjamin Netanyahu y al rey jordano Abdullah II

AFP PHOTO / JORDANIAN ROYAL PALACE / YOUSEF ALLAN  -   Esta combinación de imágenes muestra al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y al rey jordano Abdullah II

Jordania, que depende de Israel para abastecerse de agua, ha recibido suministros adicionales del Estado judío antes de una severa y esperada sequía, un hecho que los medios israelíes informaron que fue impulsado por la presión de Estados Unidos. "Hemos obtenido de Israel una cantidad adicional de tres millones de metros cúbicos" de agua, después de varias semanas de espera, dijo Omar Salameh, portavoz del Ministerio de Agua y Riego del Gobierno jordano. Salameh añadió que Jordania tenía derecho al "suficiente suministro de agua por parte de Israel, de conformidad con el acuerdo de paz" alcanzado entre los dos países en 1994.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, decidió retrasar la concesión de esta cuota adicional de agua como medida de represalia después de que Ammán frustrara un importante viaje que debía realizar en marzo a los Emiratos Árabes Unidos antes de las elecciones legislativas en Israel, según la prensa israelí. Netanyahu había retrasado una respuesta a la solicitud hachemita de los 3 millones de metros cúbicos debido a la reciente atmósfera de crisis que prevalecía entre los dos países.

En marzo, el príncipe heredero hachemita Hussein bin Abdalá canceló una visita planificada al Monte del Templo en Jerusalén después de que Israel se negara a permitir que guardias de seguridad jordanos adicionales lo acompañaran.

Atalayar_agua jordania israel
AFP/ MENAHEM KAHANA - Puesto de avanzada del ejército jordano, así como banderas israelíes (R) y jordanas, en el valle del Jordán en el norte de Israel

Jordania luego se negó a aprobar la ruta de vuelo de Netanyahu sobre Jordania a los Emiratos Árabes Unidos, una medida que llevó a la cancelación del viaje que el Estado emiratí aún no han reprogramado. Israel, a su vez, cerró brevemente su espacio aéreo a Jordania.

Esta atmósfera amarga hizo que fuera retrasada la respuesta a la solicitud de agua de Jordania. Tampoco fue aprobado durante la crisis que sacudió brevemente al Reino Hachemita, con informes de un intento de golpe por parte del medio hermano del rey Abdulá, el príncipe Hamza.

La decisión de satisfacer la solicitud de Jordania se tomó bajo presiones de la Administración estadounidense, agregan los medios israelíes. "La temporada de lluvias de este año ha sido muy débil y Jordania ha recolectado solo el 63% del volumen de agua que recolecta en promedio anualmente", dijo el portavoz del Ministerio jordano.

Jordania consume 1.300 millones de metros cúbicos de agua cada año. "Debido a la falta de lluvias este año, el Reino experimentará un déficit de 10 a 15 millones de metros cúbicos este verano", dijo el portavoz. Según él, el acuerdo de paz estipula que Israel proporciona gratuitamente a Jordania "55 millones de metros cúbicos anuales y, por regla general, para los años difíciles, le pedimos a este país cantidades adicionales de agua, que él dice nos concede", añadió. Esta cuota adicional es de pago y Jordania debe abonar 0,40 dólares por metro cúbico.

Atalayar_Jordania Israel Agua
AP/ODED BALILTY - Vista aérea muestra el estuario del río Jordán del Mar de Galilea cerca del asentamiento comunitario de Karkom, en el norte de Israel

Según un informe de 2019, Jordania es uno de los países del mundo con mayor escasez de agua. Extrae casi el 60% de su agua de los acuíferos subterráneos, extrayendo al doble de la velocidad a la que se puede renovar el agua subterránea. El resto proviene de ríos y arroyos. En la capital, Ammán, el agua se suministra a los tanques de la azotea una vez a la semana, otras áreas del país se abastecen con menos frecuencia.

Según una estimación, el agua de Jordania es suficiente para sustentar a dos millones de personas, en un país que tiene cerca de diez millones, una cifra que aumentó durante la última década en 1,5 millones a causa de la afluencia de refugiados, la mayoría de ellos huyendo de la guerra civil en la vecina Siria.

La falta de datos, el monitoreo insuficiente del agua subterránea, el mantenimiento deficiente de la infraestructura que provoca fugas y el robo masivo de agua a través de miles de pozos excavados ilegalmente solo agravan la escasez allí.

Pero una crisis económica alimentada en parte por la pandemia de la COVID-19, la gran afluencia de refugiados de Siria y la continua escasez de agua han contribuido al malestar público en Jordania. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, habló con el rey Abdulá el jueves pasado y “reafirmó el compromiso de Estados Unidos con su asociación estratégica con Jordania”, dijo un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos. El llamado de Blinken se produjo un día después de que el presidente Joe Biden subrayó el fuerte apoyo de Estados Unidos a Jordania y al liderazgo del rey.