Jorge Dezcallar asegura que la crisis del coronavirus destaca por la dispersión y la falta de liderazgo

El diplomático y exdirector del CNI ofreció su visión sobre la difícil situación internacional en ‘Atalayar, las claves del mundo en tus manos’, el nuevo programa radiofónico de Víctor Arribas en Capital Radio
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de China, Xi Jinping, en una imagen de archivo

AP/SUSAN WALSH  -   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de China, Xi Jinping, en una imagen de archivo

Jorge Dezcallar, diplomático y exdirector del Centro Nacional de Inteligencia, aseguró anoche en ‘Atalayar, las claves del mundo en tus manos’ que la crisis del coronavirus destaca por la dispersión y la falta de liderazgo ante un problema global que requiere una respuesta global. El diplomático lamentó una vuelta del estado-nación, las fronteras y el sálvese quien pueda, ya que, “si no nos salvamos todos, no nos salvamos ninguno”, afirmó Dezcallar. 

Entre otros asuntos, el exdirector del CNI destacó los graves efectos de la crisis de la COVID-19 para Europa con el desplome del PIB y el peligro que acecha en forma de euroescepticismo. “Si Europa no responde, van a crecer los euroescépticos y los populistas”, declaró Dezcallar.

El estreno del nuevo programa de análisis internacional, Atalayar en Capital Radio, presentado por Víctor Arribas, también contó con la participación de Lucas Martín, colaborador de Atalayar y analista geopolítico. Martín destacó la lucha que existe entre China y Estados Unidos por ganar el relato. “El conflicto ahora mismo está en el dominio cognitivo, el dominio de la información”, explicó el experto en geopolítica. 

Sin embargo, a pesar de la incertidumbre sobre quién saldrá vencedor, el colaborador quiso hacer hincapié en “la posición agazapada de Rusia, esperando su oportunidad”, un actor importante que está pasando desapercibido.

Por último, Pedro Canales, periodista experto en el Magreb, también ofreció su análisis sobre la delicada situación en Argelia, tras conocerse la intención del presidente argelino de asumir el expediente del Sáhara en lugar de los militares. 

El analista en política magrebí señaló, sobre una posible recuperación del poder por parte del presidente provocada por la crisis del coronavirus, que facilitaría un acuerdo entre Marruecos y Argelia. “Si las negociaciones están en manos del presidente, hay una posibilidad de llegar a un acuerdo; mientras estén en manos de los militares, es imposible”, aseguró el periodista.