Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

La Universidad Rey Juan Carlos acogió estas jornadas para analizar la desinformación y los bulos en redes sociales en diversos ámbitos
Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

 -  

Los bulos y las noticias falsas llevan existiendo desde tiempos inmemoriales, aunque existe un momento de la historia en el que tuvieron especial relevancia y se desarrollaron más técnicas desinformativas: la Guerra Fría. Según archivos recientemente publicados por los Archivos Nacionales del Reino Unido, desde el fin de la Segunda Guerra Mundial hasta finales de los años 70, los Gobiernos británicos subvencionaron a Reuters y a la BBC para difundir “fake news” contra todos aquellos que simpatizaban con el régimen comunista o con la URSS.

En estos documentos desclasificados se muestra como funcionarios del Gobierno británico falsificaron documentos, por ejemplo, el Departamento de Investigación de la Información (IRD por sus siglas en inglés) falsificó un comunicado de prensa para desacreditar a la Federación Mundial de la Juventud Democrática, respaldada por los comunistas.

Con el paso de los años, estas técnicas no sólo han evolucionado, sino que, además, con la llegada de internet es mucho más difícil controlarlas. Por ello es importante saber identificarlas y ponerles freno.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

Esto es lo que se pretendió desde el Instituto para el Desarrollo de la Inteligencia en el ámbito del Terrorismo, Seguridad y Defensa (IDITESDE), organizador de las jornadas ‘La desinformación como soporte de las narrativas’ llevadas a cabo el pasado 30 de junio de 2021, en la Universidad Rey Juan Carlos. En ellas, estuvieron presentes no sólo los precursores y directores del Instituto, Ana Isabel Díaz Delgado y Manuel Pablo Robledo Torres, sino también analistas pertenecientes a diversas áreas. Como moderador estuvo el periodista Francisco J. Girao, director de SegDef.

A las 9.00 dio comienzo la jornada, con la presentación de Díaz Delgado, quien señaló que el objetivo principal de IDITESDE es colaborar con gobiernos e instituciones para fomentar la cultura de la seguridad y la defensa, así como aportar sus conocimientos en ambos ámbitos.

En la primera mesa participaron el teniente coronel de Caballería D. Francisco A. Marín Gutiérrez, cuya ponencia llevaba por título ‘La OTAN frente a la desinformación: un fenómeno que nunca viene solo’. En ella, Marín Gutiérrez aseguró que la desinformación, para la OTAN, es “un acto hostil y complejo” cuyo objetivo es “confundir o engañar”.

“La OTAN se enfrenta a amenazas multifacéticas e híbridas, incluidas las campañas de desinformación y actividades cibernéticas maliciosas”, explicó el teniente coronel. También habló sobre la falta de transparencia en varios ámbitos, sobre todo en el de la información, por parte de algunas naciones del mundo, como China o Rusia. “Si no hay transparencia, la seguridad queda comprometida”, aseveró Marín Gutiérrez, que además afirmó que precisamente la OTAN tiene el compromiso de mantener unas comunicaciones basadas en hechos, y no en bulos o noticias falsas.

El enfoque de esta organización internacional para la lucha contra la desinformación tiene una doble vía; la primera es “comprender lo que sucede en el ámbito de la información, y el impacto de las propias comunicaciones en las distintas audiencias”, dice, y la segunda, es “la participación activa para responder de forma estratégica a este fenómeno”. La idea es adaptarse con nuevas técnicas y herramientas a las nuevas amenazas.

Tanto para la OTAN como para otras organizaciones e instituciones, como la Unión Europea, asocian la desinformación con la subversión para debilitar la independencia política, la integridad territorial y la colaboración entre entes como los nombrados anteriormente. Marín Gutiérrez concluyó su ponencia afirmando que la OTAN refuerza y reforzará las capacidades nacionales para hacer frente a este problema.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

El siguiente ponente fue el capitán de Infantería del Regimiento de Operaciones de Información D. Juan Pablo Bolívar, cuya exposición se titulaba ‘Información, las nuevas balas de papel’. Para iniciar su narración, Bolívar explicó que la principal misión de una operación de información es “procurar que la percepción y voluntad del contrario sean favorables, y procurar evitar la contra”. En otras palabras, estas operaciones tienen como misión que el potencial adversario renuncie en nuestro beneficio.

“Una de las actividades de información es PAP (presencia, actitud y perfil), es decir, acercarse de cierta manera y con cierto perfil para conseguir el objetivo”, afirmó el capitán de Infantería, que además habló de la importancia que tienen la emotividad y la sencillez en los actos comunicativos, ya que se consigue influir en el contrario para que, por ejemplo, deponga las armas. “La veracidad en los mensajes es primordial; la información es trasversal, va dese el ciudadano de a pie hasta el más alto mando”, sentenció Bolívar.

Al hablar sobre la actualidad y la desinformación, afirmó que “las nuevas balas de papel son las redes sociales”, que son los canales a través de los cuales la desinformación campa a sus anchas. Preguntado por cuál ha sido la última operación de información realizada en territorio nacional, el Capitán de Infantería ha concluido que fue la ‘Operación Balmis’.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

El capitán de fragata de la Armada y analista en el Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) D. Federico Aznar Fernández- Montesinos fue el siguiente ponente en la primera mesa de estas Jornadas. Su exposición se tituló ‘La batalla de las narrativas’. Su primera frase fue toda una declaración de intenciones: “La guerra no es una actividad militar, es política, que a veces utiliza medios militares. El objetivo no es ganar la guerra sino ganar la paz, es decir arreglar todo lo roto”.

Sobre las narrativas que se construyen entorno al fenómeno de la desinformación, Aznar Fernández- Montesinos explicó que éstas “no describen la realidad, sino que la crean”. Como ejemplo, puso las narrativas del terrorismo, que son utilizadas para captar adeptos, reclutar soldados o conseguir bienes, entre otras acciones.

“Las narrativas buscan ensanchar la brecha existente en la sociedad y se aprovechan de las crisis”, sentenció el capitán de fragata de la Armada, que concluyó afirmando que, más que lo que se dice, es mucho más importante, en el fenómeno de la desinformación, “lo que no se dice, el silencio”.

Para concluir esta primera mesa, desde el departamento legal de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, actuó de portavoz Dª Carmen Ladrón de Guevara, abogada, cuya ponencia llevaba por título ‘La verdad jurídica’, y versaba sobre las narrativas que pretendía inculcar la banda terrorista ETA y los que, adía de hoy, continúan apoyándola.

Según la letrada, su objetivo es imponer una narrativa en la que la banda no sea el verdugo, sino la víctima. “En los pasillos de la Audiencia Nacional, un dirigente de ETA al que estaban juzgando me dijo que quien contara la historia, ganaría la batalla; y tenía razón”, recordó Ladrón de Guevara, que aseguró que es importante y necesario “contar la verdad de la historia para ganar”.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

“Pasa lo mismo con los homenajes a los etarras excarcelados, es una forma de seguir alimentando su narrativa”, afirmó la abogada. “Es fundamental el valor del testimonio de las víctimas y la verdad jurídica. Se convence más por el corazón que por la razón”, concluyó.

En la segunda mesa, estuvieron presentes cinco analistas más, que siguieron con a la temática de las ‘fake news’ y la importancia de las narrativas y contranarrativas.

El primero en hablar fue el politólogo y doctor en Seguridad Internacional D. Enrique Arias Gil, cuya exposición se llamaba ‘La dimensión emergente de las Fake News: la guerra centrada en red y la guerra memética’, en la que explicaba que los memes y la información manipulada están a la orden del día.

“Estamos en una guerra memética, virtual y antisistémica; un tipo de guerra psicológica”, comenzó Arias Gil, que advirtió de la rapidez con la que mutan y se replican los memes por internet. “En los últimos años han sido un recurso de la propaganda de cualquier tipo, desde las elecciones en Estados Unidos o la guerra en Siria”, afirmó el politólogo, y el objetivo está claro: obtener el control del diálogo, subvirtiendo al enemigo.

Para luchar contra la desinformación a estos niveles, la Unión Europea creó un Centro Europeo de Excelencia, con el fin de contrarrestar las amenazas híbridas, aunque, según Arias Gil, han sido “ineficientes”, sobre todo durante la pandemia. “Es importante invertir más recursos en la guerra memética. Además, los ciudadanos se han de mantener activos para evitar que se propague la desinformación”, concluyó.

La islamóloga y analista especializada en propaganda y narrativa yihadista, Dª Dalila Benharoume fue la siguiente ponente con ‘Verdad y postverdad en los buscadores de la Shahada (martirio Islámico) en Occidente’, en la que habló sobre la percepción de los conceptos islámicos en Occidente.

“Los occidentales entienden el término yihad como terrorismo, guerra santa o esfuerzo máximo, y no es así”. La analista explicó que para conocer el concepto de ‘yihad’ habría que acudir a las bases del islam, el Corán y al Sunna. “No se puede analizar el yihadismo desde la cosmovision occidental, hay que hacerlo desde la cosmovisión islámica, es decir, desde el modelo por el que los musulmanes perciben la realidad”, afirmó Benharoume.

En el libro Shahih al-Bujari, se explica que la naturaleza de la yihad es la lucha armada, y aunque como término sí puede significar “esfuerzo”, como concepto lleva aparejada la lucha. La interpretación de las fuentes del islam tiene mucho que ver con la radicalización, es decir, un niño que ha sido enseñado con una interpretación literal será más propenso a radicalizarse. “La narrativa de la yihad solo estimula algunas actitudes de su público, para que un joven se pueda radicalice debe tener una predisposición”, aseguró la islamóloga, que advirtió que una forma para evitar la radicalización es llevar a cabo un reformismo islámico.

La siguiente ponente fue Dª María Inmaculada López, profesora del Departamento de Psicología Social, del Trabajo y Diferencial en la UCM, con su exposición ‘Variables sociales e individuales implicadas en la creencia y difusión de la desinformación’, en la que explicaba, desde la psicología, la difusión de la desinformación y cómo ésta amenazaba a la democracia.

“Los principales problemas de este fenómeno son que dificulta que los ciudadanos tomen decisiones informadas, socava la confianza en las instituciones y fomenta el conflicto social”, afirmó López, que aseguró que la responsabilidad individual de cada uno es muy importante para frenar las ‘fake news’ y los bulos. “El 92% de los españoles de entre 16 y 65 años se informan a través de internet, sobre todo redes sociales. Es decir, el 92% de los españoles son potencialmente víctimas de la desinformación”, aseguró.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

Sobre la capacidad de las personas de interpretar una información, López afirmó que cuando se está expuesto a información relevante para cada identidad social, esa información a menudo se interpreta de manera sesgada, y refuerza las predisposiciones originales. “Cuando alguien se enfrenta a una evidencia que contradice sus creencias, lo ideal es que esas ideas se actualicen o modifiquen, pero la identidad tiene mayor peso que la veracidad”, dijo. Para solucionar esto, es necesario, concluyó López, que exista “verificación, alfabetización mediática, responsabilidad individual y un cambio en los incentivos”.

En una conexión telemática estuvo presente D. Eduardo Zamora, exmilitar con más de una década de experiencia que ahora trabaja para el sector privado, y que en el momento de la conexión se encontraba en Mali. Zamora habló sobre cómo los grupos yihadistas utilizan la desinformación para captar adeptos.

“Los grupos étnicos minoritarios también lo usan, y el Gobierno, en la actuación sobre el terreno”, afirmó Zamora, que además aseguró que la consecuencia directa de esta desinformación es la precipitación de decisiones militares, lo que genera una inestabilidad política evidente. “No se informa de forma transparente”, dijo Zamora, que comparó las narrativas inestables con las que utilizaban los independentistas catalanes cuando decían “España nos roba”. “En Mali pasa algo parecido, se les enseña que Francia es el malo de la película, es una especie de mantra”, aseguró.

Para concluir su ponencia y preguntado sobre la percepción del Ejército español en Mali, Zamora afirmó que el Ejército español está “mejor considerado” que otros países europeos, aunque sigue existiendo cierta reticencia a confiar.Jornadas IDITESDE: “La desinformación como soporte de las narrativas”

La última ponencia estuvo en manos del coronel de Carabineros D. Pedro Valdivia, también en conexión online, desde Chile. En su discurso, Valdivia explicó las narrativas en el contexto de la protesta social.

“Es necesario identificar el problema”, comenzó el coronel, que aseguró que en América Latina hay una guerra asimétrica que “hiere al Estado en su núcleo”. “La clave de la desinformación es el uso manipulador y direccionado de los medios de comunicación, y su objetivo es crear realidades y estereotipos basados en los intereses propios”, afirmó Valdivia.

Las nuevas tecnologías y las redes sociales han hecho que este fenómeno de la desinformación se convierta en un “problema pandémico”, como dice dijo el coronel, ya que una información, “puede ser infinita, puede dar vueltas y cambiar de forma”.

D. José Ignacio Castro Torres, coronel del Ejército de Tierra, despidió las jornadas reflexionando sobre las ideas fundamentales que se podían extraer de todos los ponentes. “Parece mentira que vivido en la era de la información, la desinformación esté a la orden del día. Es un fenómeno que desestabiliza la sociedad. Hay que comprender y participar en el freno a estas desinformaciones y promover el pensamiento crítico”, concluyó.

Enlace a la página: https://www.sec2crime.com/