PUBLICIDAD

Iberdrola

José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

El miembro del Parlamento Europeo y exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación José Manuel García-Margallo pasó por los micrófonos de Atalayar para analizar la situación que se ha vivido en la frontera entre España y Marruecos
José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

 -  

José Manuel García-Margallo, miembro del Parlamento Europeo y exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación del Partido Popular, abordó en el programa Atalayar de Capital Radio la crisis entre España y Marruecos tras la acogida por parte del Gobierno del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, por razones humanitarias con una identidad falsa en un hospital de Logroño. Además, García-Margallo habló sobre el conflicto bélico que enfrenta a Israel y Palestina en Oriente Próximo.

¿Cómo ve el capítulo de Minsk de Bielorrusia? Porque el presidente Lukashenko lleva varios meses despreciando a la comunidad internacional y a su propio pueblo

Lukashenko tiene una dependencia muy directa de Putin. En este momento lo que se está produciendo es un pulso por parte de Rusia, no sé muy bien por qué, pero en la Unión Europea hay cada vez más dificultades para tener una política exterior común. Ahora que estamos en esta Conferencia sobre el Futuro de Europa, considero que lo primero que hay que constatar es que las ampliaciones, antes de haber puesto la casa en orden, fue una opción equivocada. Lo fue con el Reino Unido, que nunca quiso entrar y por eso estuvieron en la Asociación Libre de Comercio, ellos no querían tener una tarifa exterior y una política comercial común, querían tener la posibilidad de establecer aranceles diferenciales para la Commonwealth. Además, nunca quisieron ceder competencias a instituciones comunes y por eso crean una Asociación de Libre Comercio en que desaparecen las barreras entre los socios. La segunda ampliación, muy comprensible desde el punto de vista de justicia, de acoger a aquellos países que habían estado bajo la tutela de la Unión Soviética, se basó en un malentendido inicial que está dificultando y va a seguir dificultando la marcha de la Unión Europea, pero hay que insistir en ello. Los que estábamos dentro queríamos avanzar en el proyecto de integración europeo y eso solo se consigue cediendo o compartiendo competencias a las instituciones centrales, cesión de soberanía. Los países del Este entran para reafirmar su soberanía nacional, que había estado amenazada por la Unión Soviética, eso explica que en todos y cada uno de los capítulos lo tuvimos en inmigración, lo tenemos en justicia interior, con las infidelidades de Polonia y de Hungría, y ahora con lo que está pasando en política exterior en Gaza. La única ventaja que tenemos es que Polonia y Hungría son los hermanos separados o díscolos, que tienen intereses contrarios, porque Polonia es muy anti rusa y Hungría es muy pro rusa. Todo eso está pesando y en Oriente Medio va a pesar más. No se resolvió Siria, que es el antecedente inmediato, porque no se tuvo en cuenta lo que iba a hacer Rusia. Siempre fui partidario de negociar con Bachar al-Asad y mi argumento en el Consejo de Exteriores de la Unión es que uno negocia con el enemigo, no con tu aliado. Además, que Bachar al-Asad no se iba a ir, entre otras cosas porque Rusia no le iba a dejar caer. Como Rusia no se va a ir y nosotros no vamos a entrar en un conflicto con Rusia por Siria lo mejor que podemos hacer es negociar, no se hizo y eso se enquista. Entonces hubo un momento en que aquello se perdió, y tiene mucho que ver con lo que está pasando con Marruecos. No puedes amenazar si no eres capaz de honrar tu palabra cuando se amenaza. Obama le dijo a Bachar al-Asad que, si utilizaba armas químicas contra su pueblo, sería una línea roja que tendría consecuencias y no las tuvo. A partir de ahí ganaron la guerra, entonces nos hemos encontrado con que Siria, quien está dominando son Turquía, Rusia e Irán y no pinta nada ni la Unión Europea, ni los Estados Unidos de América. Ahora en Palestina estamos en un impasse que tiene mucho que ver con lo que está pasando en Marruecos, porque la declaración de Trump reconociendo la soberanía sobre el Sáhara de Marruecos está ligada al estrechamiento de relaciones de Marruecos con Israel. Por eso yo creo que Biden no va a cambiar la posición.José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

De momento no se ha movido ni un milímetro 

Es que no lo va a hacer, y la esperanza que tenía Sánchez de que Biden le compensase por los desaires que le hizo Trump - reconocer la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara sin avisar a España que es el socio estratégico prioritario era una ofensa de enorme calibre-, pero Biden ha hablado ya con treinta y cinco primeros ministros, entre los cuales no está el nuestro. 

¿A qué lo achaca?

En Estados Unidos la política exterior es una política muy continuista. Es eso de las tendencias que vienen de lejos. Por tanto, son muy previsibles y difíciles de variar. Y normalmente es una política bipartidista, nosotros nos hemos alejado desde que llegó Sánchez de los grandes ejes de Estados Unidos, nos hemos alejado en América Latina con el apoyo continuo a Maduro, y nos hemos alejado en las posiciones en el Magreb, era obvio que Estados Unidos iba a acabar reconociendo la soberanía marroquí sobre el Sáhara, porque no quieren tener un Estado enfrente en el Atlántico, cuya viabilidad, es más, que es más que discutible.

Que Argelia tuviera esa salida al Atlántico y por ende Rusia...

El peso de Argelia desde hace tiempo en el tema del Sáhara se está sobreestimando, para la política argelina, en mi opinión, el tema del Sáhara es un tema menor. Marruecos está dentro otra vez de la Unión Africana. Hay 40 países que están considerando la posibilidad de establecer consulados en el Sáhara, muchos de ellos africanos y árabes, y los países árabes que están en el lado occidental Emiratos o Bahréin. Por lo tanto, Arabia Saudí ha dado permiso para que estos países viren y eso es lo que no entendió Sánchez, que aquí había cambiado en el escenario geopolítico y Marruecos iba a presionar a partir de ese momento. Por eso hubo un conflicto con Alemania para que la Unión Europea siguiese los pasos de Estados Unidos.

José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

Al margen de que Trump ha hiper hormonado a los marroquíes. ¿Cuál es la situación respecto de Estados Unidos, España y Marruecos? 

En la primera entrevista que tuve con Hilary Clinton, una entrevista larga que me facilitó el Rey, porque los Estados Unidos nos recibieron mal, éramos herederos de la política exterior de Zapatero, que había abandonado Irak sin avisar a sus aliados y se había ido a Túnez a decir que esa era la conducta para seguir por todos nuestros aliados. Me comunican que están considerando seriamente llevarse Rota y Morón a Marruecos, eso hubiese alterado completamente el equilibrio del Estrecho. Teniendo en cuenta, además, que nuestra acogida en Rabat no fue de lo más calurosa del mundo, porque se acordaban de Perejil hubo que hacer un encaje de bolillos en los dos lados. El Convenio de Asociación de Cooperación para la Defensa con los Estados Unidos enmienda para lo que era una presencia temporal, fuese permanente y para permitir más tropas de las que entonces había y gracias a Dios, ese movimiento se abortó. Pero es verdad que Estados Unidos tiene una tentación con Marruecos, entre otras cosas porque Marruecos fue el primer país que reconoció a los Estados Unidos de América, esto a nosotros nos puede parecer una broma, pero a ellos. Cuando el mundo estaba dividido en dos, el gran aliado de los Estados Unidos fue Marruecos, mientras que Argelia estaba en el lado de la Unión Soviética, y de ahí que el apoyo de Argelia al Sáhara entonces sí fuese significativo.

A eso me refería a lo que podría ser que Rusia o la Unión Soviética en su momento ambicionen una salida al Atlántico, algo a lo que Estados Unidos y la Unión Europea siempre se han negado en redondo

Rusia siempre ha tenido la sensación de que, en Occidente, y especialmente en Estados Unidos, se le faltaba el respeto. Rusia es un imperio que no ha pasado el duelo y lo único que exigen es respeto. Es verdad que tiene una población que no pasa de 300 millones que tiene un PIB, que es el de los Países Bajos, pero sigue teniendo una capacidad exterior tremenda, sigue actuando como un imperio, sobre todo Putin. Ellos lo que sostienen, que ahí hay un tema de fondo, es que cuando dejan caer los países del CAME y se disuelve la Unión Soviética hay una promesa de que Occidente, no va a avanzar sus fronteras, ni económicas ni militares y las dos se han incumplido. Lo primero que se hizo fue meter en la Unión Europea a los países satélites de la Unión Soviética y sobre todo meterlos en la Alianza Atlántico. Cuando llega a Putin creen que la situación sigue igual y entran en Georgia y es cuando Rusia reacciona con el movimiento de Ucrania. A Ucrania se le invita a firmar el acuerdo de asociación con la Unión Europea y Putin le llama y dice de acuerdo, si quieres entrar en una asociación con la Unión Europea pasas a ser un país como todos los demás a efectos de Rusia, es decir, vas a pagar la energía que tienes de Rusia al precio de mercado, Ucrania se asusta, no firma. Ucrania formaba parte de la Federación Rusa en la Unión Soviética y fue un regalo de Jrushchov a Ucrania, daba igual porque, en la Unión Soviética, era como cambiar el rótulo de la calle, pero el que mandaba allí seguía siendo el mismo. El principio, las nacionalidades, lo impuso Lenin, pero el que lo administraba era Stalin, que era el comité de las nacionalidades. Y a los que se equivocaron y creyeron que iban en serio, les metieron en el Ejército Rojo, y ahora no sabemos cómo salir porque nosotros debemos tener relaciones con Rusia. La Unión Europea debe tener relaciones con Rusia si quiere ganar dimensión geográfica y población. Y nosotros es la unión. De aquí a 40 años se va a estancar, mientras que el resto va a crecer. En crecimiento económico las previsiones de verdad, no las que ha hecho Sánchez, es que el crecimiento del mundo va a ser el 3,1 y nosotros 1,4.José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

Usted que conoce a Lavrov, ¿cree que humilló a Josep Borrell en aquella rueda de prensa famosa de hace un par de meses?

Personalmente, aconsejé a Borrell que no fuese porque Lavrov es un profesional como la copa de un pino y que él quería humillar a la Unión Europea era evidente. 

Sobre todo, sacar el tema de Navalny en una rueda de prensa en presencia de Lavrov era ponerle la pelota botando

Todo el grupo central decidía cuatro horas mientras Lavrov y Kerry estaban en la habitación de al lado. Lavrov es durísimo negociando y jamás me incumplió una palabra. Cuando me metieron en el lío del avión de Evo Morales, me dijo no va entonces le dije que había que dejar pasar a Evo Morales, porque si no nos cargamos la Cumbre Iberoamericana. No me engañó nunca.

Entonces, ministro, esta actitud ahora de Marruecos, la debemos achacar tan solo al asunto del líder del Frente Polisario, ¿qué hay detrás de todo eso?

Aquí el responsable es Marruecos, que ha utilizado a sus niños como arma de guerra, lo mismo que hizo en la Marcha Verde hace ya algunos años. Pero ha habido torpezas por parte del Gobierno español. No ha sabido leer las señales de disgusto que estaba mandando en Marruecos y ha ignorado el cambio en el contexto internacional. Esas tres cosas son lo que ha pasado. Las torpezas del Gobierno español son en primer lugar que Pedro Sánchez no hace la primera visita fuera a Rabat, conociendo al rey de Marruecos y al Gobierno de Marruecos eso es un desaire que no se perdona. La segunda es una declaración de Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno, exigiendo un referéndum sobre el Sáhara, que es una expresión que ha desaparecido de las resoluciones de las Naciones Unidas en el año 2003, se habla de una solución justa, duradera, mutuamente aceptable que incluya la determinación del pueblo saharaui, que es una forma neutra, porque Argelia entiende que eso es un referéndum incluyendo la independencia y Marruecos entiende que es un referéndum reconociendo la autonomía, que por cierto se pasó al Gobierno socialista el año 2007 ese plan de autonomía. Volviendo al referéndum esas cosas no se hacen, cuando estamos en amistad con Marruecos de eso no se habla. Por último, el traerse a Ghali, que es el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática, que además tienen causas pendientes con la justicia, con lo cual hubiese sido extraordinariamente fácil decirle a Argel no lo podemos traer porque vamos a crear un lío con el Polisario y con Argelia. En una comida que nos invitó a todos los ministros González Laya hace algún tiempo le dije vas a conseguir algo que no hemos conseguido ninguno de tus antecesores enfadar al mismo tiempo a Argelia, Marruecos y al Polisario. Eso no lo habíamos conseguido ninguno pues ya lo hemos conseguido. Señales de disgusto que manda Rabat se suspende la reunión de alto nivel que está prevista para 2020. A partir de ahí ya vienen los comunicados a los que nos hemos referido y aumenta la inmigración. El termómetro para ver las relaciones con Marruecos es la inmigración. Y desde que esta Pedro Sánchez la inmigración aumenta. Datos de 2020 sobre 2019, aumentó de la inmigración desde Marruecos 74,5% a Canarias el 477% y este año va a peor todavía. A estas fechas el año pasado había 40 barcos ahora hay 72 en Canarias. Y reclaman aguas, aguas que nosotros consideramos españolas por ser Canarias, de las cuales tampoco se habla. El contexto internacional no lo han leído, después de la declaración de Trump era evidente que iban a presionar sobre todos los estados europeos y ya tienen un incidente con Alemania. José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

¿Por qué es importante hablar de esto? 

Porque esto no ha terminado. Vamos a ver cómo solucionan el tema de Ghali, porque si sale con un pasaporte falso, esto es un delito, va a ir a peor. Si va a la audiencia peor y además viene otra cosa, que es una sentencia del Tribunal de Luxemburgo sobre el alcance territorial de los acuerdos en productos agrícolas y de pesca con Marruecos. Si el Tribunal dice que eso no se aplica Sáhara porque no es territorio marroquí la presión sobre la Unión Europea va a aumentar otra vez y va a ser el eslabón más débil de la cadena. Yo no había visto nunca que un ministro de Exteriores desmienta a otro, eso en diplomacia es que no se hace. En mi época tuvimos conflictos muy serios. Un agosto de 2014 me encontré con un patrullero de la Guardia Civil de pie en una embarcación deportiva en aguas de Ceuta y sale un señor que era el rey de Marruecos y me llama Jorge Fernández y me dice que han detenido al rey de Marruecos. No me dio tiempo ni a hablar con el presidente llamé al Rey, y le dije: “Señor, tenemos un problema, hay que arreglarlo”. Inmediatamente hablé con el ministro de Exteriores porqué hicieron lo de ahora, la Gendarmería se puso a silbar y a mirar para otro lado y teníamos 10.000 o 15.000 emigrantes en Tarifa. Mire, hubo otro una mañana que me encuentro con la isla de tierra del Peñón de Alhucemas, que está a 50 metros de la costa 81 emigrantes, zona militar no había problema de repatriación, pero si los llegas a traer a Ceuta, Melilla o al territorio peninsular nos hubiésemos encontrado como en América cuando dicen que ponen un pie en Estados Unidos y ya no hay manera de echar. Bueno, llamé al ministro y le dije oye, mira que tengo este problema en Perejil. Y me dice muy serio yo no sé de qué nacionalidad son ni por dónde han llegado a la isla. Entonces le contesto que por el color de Bilbao no son y me dijo muy serio ¿y la soberanía? No te preocupes, llévatelos esta noche y mañana recuperamos la soberanía y te lo hacen, pero te lo podían no haberlo hecho.

La información que yo tengo es que el rey Mohamed VI no tiene ninguna simpatía por Pedro Sánchez porque en 2011 firmó un informe del Partido Demócrata demoledor. Entonces, cuando Pedro Sánchez no hace el primer viaje a Marruecos es porque el Rey no lo recibe. Y tarda seis meses porque interviene muchísima gente para que el rey de Marruecos reciba a Pedro Sánchez. Y apareció Trump y solucionó el entuerto y la COVID lo justificó todo

La popularidad de Sánchez en Marruecos es como la que tiene en el barrio de Salamanca y Madrid, más o menos.

Si tú fueras ministro ahora, porque Macron, por ejemplo, ha abierto una sede en Dajla. El gran puerto de Dajla, el puerto logístico de Tánger en el Atlántico, lo va a hacer una empresa francesa, con lo cual ya podemos intuir los pasos que Francia va a seguir y el Reino Unido también parece que va a seguir la estela de la decisión norteamericana. Pero España, si tú fueras ministro, ¿qué tendría que hacer?

Para no comprometer a nadie, yo me represento a mí mismo, y a veces no tomo las decisiones ni por unanimidad. Creo que España tiene que plantear cuál es su posición respecto al Sáhara en el nuevo contexto geopolítico, después de la declaración de los Estados Unidos y los previsibles movimientos de los países europeos. La tesis tradicional, insisto, hasta 2012, era referéndum de autodeterminación. Ahora, se habla de una solución justa, duradera y mutuamente aceptada por las partes que incluya la libre determinación del pueblo saharaui, todo eso junto. Cada vez que nosotros veíamos esa resolución en las Naciones Unidas, yo iba a Rabat y Argel y decía esto es lo que España va a mantener. Marruecos no va a aceptar nunca un referéndum que incluya la independencia, en el supuesto de que lo hiciese nos encontraríamos con un problema añadido que es quien vota, el famoso problema del censo. El único censo neutral que hay es uno español de 1975 que hablaba de 70.000 saharauis. A partir de ahí se han hecho varios cálculos y tiene muchos problemas. Los colonos marroquíes que han llegado al Sáhara después del 75 ¿votan o no votan? Baker decía que sí, siempre que hubiesen llegado antes de 1996. Segundo, los saharauis que están en Tinduf, territorio argelino, son 170.000, según calcula la CIA, ¿cómo se sabe quién de verdad es oriundo del Sáhara Occidental o es oriundo de Mauritania, de Argel o si son pueblos nómadas?  Ese censo es muy complicado. Tercero, ¿es viable una República Árabe Saharaui Democrática, independiente, económicamente, políticamente o corre el riesgo de convertirse en un Estado fallido y por tanto con muchos problemas? Porque yo sufrí un ataque terrorista, dos cooperantes españoles y una cooperante italiana, fueron secuestrados. La versión oficial es que fue en los campamentos del Polisario y fueron vendidos dos o tres veces a distintas organizaciones que aparecen en Mali. Lo que hay es que llevar a las Naciones Unidas a la reflexión de una solución política. A lo mejor algo tienen que votar, pero a lo mejor tiene que ser una autonomía política garantizada internacionalmente, garantizando el derecho de retorno, que es lo realmente importante para ellos. Y ganan garantizándole su participación en las riquezas del territorio. Yo he estado en Tinduf dos veces. El sacrificio es que el que está sometido el pueblo saharaui es tremendo. ¿Tiene sentido un sacrificio que no tiene posibilidad de materialización? Cuando el apoyo de Argelia va a ser siempre menor.

Lo que se quiere en Dajla es la reunificación con familias en Tinduf. La pandemia ha colocado los dos países económicamente en una situación complicada. En Argelia, además, el movimiento popular ha conseguido una nueva Constitución, hay elecciones, con lo cual las antiguas generaciones de militares van desapareciendo y puede haber una negociación. El Frente Polisario se ha quedado fuera de juego, porque cuando me acusan de defender la causa de Marruecos, cuando lo que defiendo es la causa de los saharauis, no del Frente Polisario, que me parece una organización manifiestamente mejorable, cuyos dirigentes andan fuera y no están en Tinduf. Ahí el tema está en esos seres humanos que viven en condiciones infrahumanas

No creo que nadie que haya estado en exteriores vaya a reconocer eso. Pero nadie iba a decir que cree que la solución de un Estado independiente es viable.

Pero dentro del Gobierno socialista, por presión de Podemos, porque con las devoluciones en caliente Podemos está mirando hacia otro lado 

Bueno, es que está esta crisis, insisto no ver los gestos positivos, la incomprensión de las señales que estaban llegando de Marruecos, de que estaban irritados, el desconocimiento de que el contexto internacional ha cambiado. Cuando las circunstancias cambian, yo cambio de opinión. Tenemos que adaptarnos al nuevo contexto. Esto es un tema que hay que empezar a pensar que hay que resolverlo, si no se va a enquistar y ya tenemos. Es que el conflicto de Palestina lleva desde el 48 y sin vías de solución. Entonces, cuando estos problemas se te enquistan, sufre la población.

¿El rey emérito habría contribuido a resolver esta situación? 

Y el actual. Cuando yo tuve el incidente de Ceuta, al que llamé fue el rey actual, Felipe VI. 

A lo mejor no la he formulado bien la pregunta ¿se echa de menos esa posible mediación que el rey Juan Carlos pudiera estar llevando?

Claro, se echa de menos. Pero no se puede imputar eso a que el rey no lo haga, si al rey el Gobierno no se lo pide. Tienes un as en la manga, como son las relaciones de la corona española con la corona alauí y decides no jugarlo, pues es una decisión del Gobierno, pero no me parece lo más inteligente si lo que intentan es solucionar el problema. Si usted lo tiene a su alcance, utilícelo, claro. En España hay 800.000 marroquíes. Pero España tiene unos activos que no podemos ignorar. España es el primer cliente del primer proveedor de Marruecos. Es el tercer inversor después de Francia y Luxemburgo. Luxemburgo realmente no cuenta porque no se sabe de dónde vienen esas inversiones. La Unión Europea es la mayor cooperante al desarrollo de Marruecos y en materia de lucha contra el terrorismo, nosotros tenemos tropas en Mali, para que el Sahel no se desestabilice. Pero es que hay más aquí hay un grupo Marruecos y en España, que se llama Justicia y Caridad, que niega el carácter sagrado del monarca y es claramente republicano, y nosotros estamos colaborando con ellos en que eso no se no se salga de cauce. Marruecos tampoco puede exagerar en este tema, ni debe exagerar.José Manuel García-Margallo: “España tiene que seguir la realidad actual en el tema del Sáhara”

Por eso están reclamando, lo único que pedimos es una explicación de porque han recibido ustedes aquí al líder del Frente Polisario

Es por Argelia. Mira, a Argelia se le explica no podemos traer a Ghali porque si lo traemos puede verse obligado a responder ante la audiencia. Con lo cual vamos a ver un problema con el Polisario y un problema con vosotros. Y Argelia lo entiende perfectamente.

¿Alguien no tendrá que responder ante eso?

Es lo que yo creo. Estábamos hablando de si la propuesta del PP fue buena o no. Yo pediría una comisión de Exteriores a puerta cerrada, si es que la información es concienciar y que se vean todos los telegramas, porque los embajadores todas las mañanas te mandan un telegrama de lo que está pasando, los telegramas que han venido de Rabat, que el embajador es magnífico, Ricardo Diaz José, que ha cumplido un año, está fuera de carrera hace un año y de Argel y ver quién ha tomado la decisión de traer a Ghali sabiendo que tiene cuentas con la Justicia, no avisando a Rabat en un ambiente incendiario en que esto podía ser la explosión porque había pasado con Alemania.

Voy a ir un poco más allá. Alguien del Gobierno o alguien de la aduana española puede ser encausado porque este señor ha entrado con un nombre falso

Creo que en la entrada el policía puede decir que no lo sabía. El primer paso es que no lo sabía, pero ahora ya lo saben. Entonces hay que ver cómo se hace para salir. El número dos del Frente Polisario, que estaba en el Hospital San Pedro de Logroño, ha dicho a unos periodistas que Brahim Ghali no está dispuesto a entregarse.