PUBLICIDAD

Iberdrola

José María Liu, representante de Taiwán en España: “Aunque las represalias se han incrementado tras la visita de Pelosi, llevamos muchos años sufriendo las amenazas de China”

El diplomático taiwanés celebra la llegada a la isla de la presidenta del Congreso estadounidense y denuncia el hostigamiento de Pekín
José María Liu

ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ  -   José María Liu, embajador y representante de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi

La visita de Nancy Pelosi a Taiwán ha desatado una escalada de las tensiones sin precedentes entre Estados Unidos y China, envueltos en una carrera geopolítica por la hegemonía mundial. El gigante asiático interpretó el aterrizaje de la presidenta de la Cámara de Representantes como un claro desafío a su política de ‘una sola China’, proyecto clave del mandato presidencial de Xi Jinping. La respuesta no se hizo esperar: represalias políticas, comerciales y militares, con las mayores maniobras de su historia con fuego real alrededor del enclave. Taipéi, respaldado por Washington, responde con sus propios simulacros de defensa en caso de invasión. El representante de la Oficina Económica y Cultural taiwanesa en España responde a Atalayar en mitad de las tensiones para fijar la postura de Taipéi. 

Pregunta: ¿Qué valoración hace de la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi? ¿Es positiva o negativa para la isla?

R: Absolutamente positiva. En Taiwán siempre tenemos las puertas abiertas para dar la bienvenida a visitas procedentes de países amigos, como es el caso de Estados Unidos, nuestro socio estratégico. Y más tratándose de la presidenta de la Cámara de Representantes, quien ha insistido en que EE.UU. continúa oponiéndose a cualquier intento unilateral de modificar el estatus quo en el Estrecho de Taiwán y ha subrayado que «la solidaridad de EE.UU. con Taiwán es más importante que nunca, en un momento en el que el mundo se divide entre la autocracia y democracia». 

P: ¿Cómo han recibido los distintos actores políticos y los inversores la llegada de Pelosi?

R: Durante su estancia de dos días en Taiwán, Nancy Pelosi se ha reunido con la presidenta de la República de China, Tsai Ing-wen, y ha sido recibida también por el presidente en funciones del poder Legislativo, además de encontrarse con destacados activistas pro derechos humanos. Nuestra presidenta condecoró a Pelosi en reconocimiento a sus esfuerzos desde hace tiempo por mejorar las relaciones entre Taiwán y Estados Unidos en todos los ámbitos, y por su apoyo a la participación de Taiwán en la comunidad internacional. Durante el almuerzo ofrecido por la presidenta, Pelosi se encontró con líderes empresariales, sobre todo del sector de los chips, en el que Taiwán ocupa el 63% del mercado mundial. La presidenta Tsai hizo hincapié en que Taiwán es un socio fiable y digno de confianza de Estados Unidos, y que continuará trabajando para fortalecer la cooperación en áreas como la seguridad del Indo-Pacífico, el desarrollo económico, el cultivo de talentos y las cadenas de suministro, a fin de impulsar aún más las relaciones entre ambas partes. 

José María Liu
ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ  -   José María Liu, embajador y representante de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi

P: ¿Qué motivos cree que le han empujado a aterrizar en Taiwán a pesar de no contar con la autorización expresa de la Casa Blanca y de no incluirlo en su agenda? ¿Se trata de un desafío, como dice China o una señal de apoyo, como dice EE. UU.?

R: Se trata de una clara apuesta ante la comunidad internacional por la unidad que debemos mostrar los países democráticos ante la actitud de potencias hegemónicas como China. La tercera autoridad de EE.UU., Nancy Pelosi, ha manifestado después de su llegada a Taiwán que la visita de la delegación estadounidense «honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos de apoyar la vibrante democracia de Taiwán». Pelosi, que ha insistido en que EE.UU. «no abandonará Taiwán» y se ha mostrado orgullosa de la «amistad duradera» entre ambos países, ha subrayado además que las conversaciones con los líderes taiwaneses reafirman el apoyo de EE.UU. a Taiwán y promueven «nuestros intereses compartidos, incluido el desarrollo de la región de Indo-Pacífico libre y abierta». Pelosi afirma que EE.UU. apoyará sin fisuras a Taiwán y anima a otros líderes mundiales a visitar Taiwán. 

P: ¿Qué significan para Taiwán las relaciones bilaterales con Estados Unidos? ¿Y las relaciones con China, teniendo en cuenta que Pekín es su principal socio comercial?

R: Nuestras relaciones con EE.UU. en todos los ámbitos han sido siempre y continúan siendo fundamentales para nosotros, puesto que se trata, junto con la Unión Europea, de nuestro principal socio estratégico, que ha mostrado en numerosas ocasiones, de manera especial desde la llegada de Joe Biden a la presidencia, que su compromiso con Taiwán es «sólido como una roca». En cuanto a China, en efecto, pese a las diferencias políticas se trata de nuestro principal socio comercial. En 2021, nuestro comercio bilateral con China ascendió a la cantidad de 273.200 millones de dólares. Exportamos a China por 189.000 millones e importamos por valor de 84.000 millones, lo que supone un superávit de 104.800 millones de dólares favorable a Taiwán. Por tanto, si la situación actual empeorase, y se generalizaran las sanciones comerciales como las que ya está aplicando China, que ha anunciado la prohibición a las importaciones de, hasta ahora, centenares de productos de múltiples empresas de alimentación de Taiwán, sería muy perjudicial para ambos lados del Estrecho de Taiwán. 

P: China ha reaccionado además desplegando las mayores maniobras de su historia con fuego real alrededor de Taiwán.

R: Las maniobras desafían el orden internacional y perturban la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán y en toda la región. Durante 72 horas, más de 110 aviones militares incursionaron en la zona de identificación de defensa aérea de Taiwán, y más de veinte cruzaron incluso la línea media divisoria del Estrecho de Taiwán, una frontera no oficial, pero que hasta ahora se respetaba de forma tácita. Diariamente, más de 10 barcos militares chinos intervinieron en las maniobras y algunos también penetraron en las aguas adyacentes del mar territorial de Taiwán. China lanzó 11 misiles balísticos, y cuatro de ellos sobrevolaron el cielo de Taiwán. Todo ello ha supuesto que centenares de vuelos hayan sido cancelados y que Taiwán haya sufrido un bloqueo marítimo y aéreo. China anuncia que las maniobras militares en torno a Taiwán serán habituales a partir de ahora, y de hecho ya han vuelto a comenzar. Al cruzar la línea media divisoria del Estrecho de Taiwán, Pekín está tratando de convertir esta situación en habitual y establecer con ello una «nueva normalidad» que supone una alteración unilateral del ‘statu quo’ en el Estrecho de Taiwán. 

José María Liu
ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ  -   José María Liu, embajador y representante de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi

P: Las represalias de China también le han llevado a romper la colaboración bilateral con Estados Unidos en determinadas áreas, ¿temen que la ruptura total entre Washington y Pekín comprometa aún más la situación de Taiwán? 

R: Aunque las represalias chinas se han incrementado tras la visita de Nancy Pelosi, en Taiwán llevamos sufriendo las amenazas de China en los últimos años. Es algo a lo que desgraciadamente estamos acostumbrados, pues ya sufrimos alrededor de 1.000 incursiones de aviones militares chinos el año pasado y alrededor de 800 en lo que va de año, a lo que hay que añadir el continuo empeño de China en bloquear la participación internacional de Taiwán. Nosotros contamos con nuestra determinación para superar los desafíos y estamos decididos a luchar por la soberanía, la supervivencia y la prosperidad de la República de China, así como por la seguridad y el bienestar de todos los taiwaneses. Sabemos que defender a Taiwán es nuestra propia responsabilidad, y no vamos a pedir a otros países que luchen por defendernos, pero sí esperamos que nos faciliten armamentos defensivos. Nuestra pretensión es la de trabajar en la autodefensa y garantizar nuestra seguridad nacional, y así lo está haciendo nuestro Ejército, que trabaja para mejorar sus capacidades de combate defensivo y las capacidades de combate asimétricas para responder a las provocaciones militares de China. No buscamos el conflicto, pues sabemos que en las guerras no hay ganadores, solo perdedores, pero haremos todo lo posible para defendernos. En Taiwán, las amenazas chinas crean más desconfianza hacia Pekín. 

P: ¿Creen que, en caso de invasión china, contarán con el apoyo militar de Estados Unidos? 

R: Durante la reciente conversación por videoconferencia entre Joe Biden y Xi Jinping del 28 de julio pasado, la quinta vez entre ambos, el presidente estadounidense subrayó una vez más que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no ha cambiado, y que Estados Unidos se opone enérgicamente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el ‘statu quo’ o socavar la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán. Desde su llegada al poder, el presidente Biden ha enfatizado varias veces, como antes he mencionado, que el compromiso de EE.UU. con Taiwán es «sólido como una roca», y ha destacado la importancia del mantenimiento de la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán.