Josep Borrell: “Los ciudadanos europeos quieren mayores y mejores capacidades en política exterior, seguridad y defensa”

El nuevo Alto Representante de la Política Exterior de la UE ha asegurado que “no es posible disponer de autonomía estratégica sin contar con una base industrial y tecnológica desarrollada, innovadora, competitiva y a medida de nuestras ambiciones”
Josep Borrell: “los ciudadanos europeos quieren mayores y mejores capacidades en política exterior, seguridad y defensa”

 -   El futuro vicepresidente de la Comisión Europea y Alto Representante de la Política Exterior ha asegurado que pretende “hacer más ambiciosas las misiones civiles y militares europeas”

“No pretendo que en la Unión Europea exista una sola voz en materia de defensa y seguridad, me conformo con llegar a tener un coro afinado”, ha afirmado Josep Borrell, el que dentro de unas semanas será el nuevo vicepresidente de la Comisión Europea y blandirá la batuta de la Alta Política Exterior de Bruselas, quien vive sus últimos días como ministro español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones.

Ante la flor y nata de los empresarios y directivos españoles del sector de las industrias de defensa, aeronáutica, espacio y seguridad, el inminente sustituto de la italiana Federica Mogherini ha subrayado que las últimas encuestas efectuadas en el conjunto de los países de la UE reflejan que los ciudadanos del viejo continente quieren una Europa “con mayores y mejores capacidades en política exterior, seguridad y defensa para defender sus intereses”, aunque ha apostillado que se trata de un proyecto “que está en sus balbuceos”.

La construcción de Europa no consiste solo en establecer “un mercado único, una moneda común o delimitar unas fronteras concretas ‒ha recordado Borrell‒ sino de pertenecer a una “comunidad diferenciada del resto y dotada también con importantes capacidades militares”. Pero la realidad de hoy es que “la UE es militarmente mucho menos relevante que Rusia o China”.

 Militares españoles y de otros países europeos adiestran a tropas de países inmersos del llamado círculo de fuego en su lucha contra el radicalismo terrorista islámico
Militares españoles y de otros países europeos adiestran a tropas de países inmersos del llamado círculo de fuego en su lucha contra el radicalismo terrorista islámico

Sin embargo, el futuro hombre fuerte de la política exterior de Bruselas ha negado que vaya a ser un nuevo mister PESC, el político responsable de dirigir y ejecutar toda la acción exterior de Bruselas, como lo fue su compañero de partido Javier Solana entre 1999 y 2009. En cambio, aspira a poner en marcha una “verdadera” política de seguridad y defensa europea, mejorar y “hacer más ambiciosas las misiones civiles y militares europeas”, que en la actualidad son más de una treintena, principalmente desplegadas en el llamado círculo de fuego, un conjunto de territorios que abarcan desde Mauritania hasta el Cáucaso en donde las tropas europeas ayudan a la lucha contra el radicalismo terrorista islámico.

Respecto al enfoque que la nueva presidente Úrsula von der Leyen pretende dar a los asuntos de defensa y seguridad, el ministro en funciones ha regalado los oídos de los máximos directivos del tejido industrial español de la defensa al asegurar que “no existe defensa sin capacidades de calidad”, a la vez que ha destacado que “no es posible disponer de autonomía estratégica sin contar con una base industrial y tecnológica desarrollada, innovadora, competitiva y a medida de nuestras ambiciones”.

Borrell también ha puesto en duda “la eficacia de nuestras inversiones en materia de defensa y seguridad” y ha desvelado que la futura presidenta del Consejo Europeo le ha solicitado que le entregue dentro de unos meses un “análisis sobre la coherencia de los instrumentos financieros” que Bruselas va a poner en marcha para impulsar la industria y la investigación europea en materia de defensa y seguridad

Entre los recursos militares de carácter prioritario con los que debe dotarse la que ha calificado de “instancia única de Bruselas” para dirigir y conducir operaciones civiles y militares, Borrell ha destacado las capacidades de mando y control y los denominados Battle Groups, unidades de combate de despliegue rápido aportadas por los estados miembro en el marco de la Política de Seguridad y Defensa Común para intervenir en escenarios internacionales y en misiones próximas a zonas en conflicto.

Foto 3.- Unidades españolas y francesas colaboran estrechamente en distintos escenarios de África en el marco de operaciones de entrenamiento de la UE
Unidades españolas y francesas colaboran estrechamente en distintos escenarios de África en el marco de operaciones de entrenamiento de la UE

Josep Borrell ha manifestado la variedad de riesgos y amenazas existentes a escala global, principalmente de índole tecnológico, medioambiental y comercial, por lo que ha puesto de relieve la necesidad de descartar “concepciones nacionales”, apostar por “doctrinas militares comunes” e impulsar una “cultura europea de la defensa”, una tarea políticamente complicada pero en la que hay que empezar”.

No ha dudado en afirmar que la Administración norteamericana tiene su mirada puesta en el espacio indo-pacífico “y está plegada sobre sí misma” y que la respuesta a la América First del presidente Donald Trump “es la Europa Unida”, ya que “si la UE quiere existir en el mundo, hará bien en unirse más”.

Borrell ha recordado ha querido dejar claro que su planteamiento de la Europa de la defensa y seguridad no contempla construir una operatividad europea “distinta y excluyente de la OTAN, sino complementaria”.