Khalifa Haftar renuncia a su cargo militar para presentarse a las elecciones de Libia

Haftar ha podido postularse para presidente gracias a una controvertida ley aprobada por el presidente del Parlamento, Aguilah Issa
khalifa haftar

PHOTO/ARCHIVO  -   El mariscal Jalifa Haftar

Khalifa Haftar, líder del Ejército Nacional Libio (LNA, por sus siglas en inglés), ha presentado su candidatura para los próximos comicios libios que se celebrarán el 24 de diciembre. Este paso se produce poco después de que Haftar anunciase que se retiraba de su cargo militar durante tres meses.

En un comunicado, Haftar presentó a su sustituto, el general Abdelrazak al-Nadhuri, que “ocupará las funciones de comandante general por un período de tres meses”, afirmó. Por lo que Al-Nadhuri desempeñará el cargo desde el 23 de septiembre al 24 de diciembre, día de las elecciones.

El anuncio de Haftar no ha estado exento de polémica, ya que a principios de mes el presidente del Parlamento libio, Aguilah Issa, aprobó una controvertida ley sobre las elecciones presidenciales. Una de las cláusulas permite a los candidatos dimitir tres meses antes de las elecciones y volver a sus puestos correspondientes si no ganan los comicios. Varios analistas señalaron que esta ley fue diseñada para que Issa y Haftar pudiesen presentarse a las elecciones sin arriesgar sus cargos, informa Al Jazeera.

atalayar_gadafi
REUTERS/ASMAA WAGUIH - Una pancarta rota que muestra a Muammar Gaddafi se ve en un edificio durante los enfrentamientos entre los combatientes anti-Gaddafi y las fuerzas de Gaddafi en Sirte el 12 de octubre de 2011
Haftar, presente en el ascenso y en la caída de Gadafi

Haftar volvió a Libia en 2011 después de varios años exiliado en Estados Unidos. Su regresó coincidió con las protestas que derrocaron a Muamar Gadafi. Tras la caída del dictador, su rastro se perdió durante un tiempo, hasta que en 2014 anunció su plan para “salvar a la nación”. Haftar se puso al mando del Ejército Nacional Libio con el objetivo de disolver el Parlamento, de mayoría islamista ligada a los Hermanos Musulmanes.

El LNA se enfrentó a las milicias islamistas del país, expulsándolas de Bengasi y otros bastiones clave en 2016. El LNA en la actualidad, recibe apoyo de Rusia, Francia, Emiratos Árabes Unidos y Egipto. Mientras que otras potencias relevantes como Turquía y Qatar respaldan al Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN).

atalayar_guerra libia
AFP/MAHMUD TURKIA - Combatientes leales al GNA reconocido por las Naciones Unidas aseguran la zona de Abu Qurain, a medio camino entre la capital Trípoli y la segunda ciudad de Libia, Bengasi, contra las fuerzas de Jalifa Haftar

No obstante, Haftar también tuvo un papel clave antes de la Primavera Árabe y la posterior guerra civil. El general fue una figura muy cercana a Gadafi, ayudándolo a derrocar al rey Idris I en septiembre de 1969. Durante el nuevo régimen, Haftar fue nombrado jefe del Estado Mayor del Ejército, aunque en el conflicto con Chad entre 1978 y 1987 fue acusado de traición por haber abandonado a las tropas.

Haftar pasó varios años en cárceles libias hasta que en 1990 fue liberado y se exilió en Estados Unidos. Muchos analistas aseguran que Haftar comenzó a colaborar con la CIA para terminar con el régimen de Gadafi. El general vivía en el estado de Virginia, muy próximo a la sede de la agencia en Langley.

atalayar_macron haftar
AFP/JACQUES DEMARTHON - El presidente francés, Emmanuel Macron, y el mariscal Jalifa Haftar, en una foto de archivo en París el 25 de julio de 2017
El hijo de Gadafi, posible aspirante a las elecciones

Entre los candidatos a los que se enfrenta Haftar podría encontrarse Saif al-Islam al Gadafi, hijo del dictador libio. Durante el verano, Saif al-Islam expresó su deseo de “restaurar la unidad perdida” de Libia en una entrevista con el periódico estadounidense The New York Times. El hijo de Gadafi no descartó presentarse a las elecciones, considerándose “el salvador del país”, una descripción que recuerda a las declaraciones de Haftar cuando volvió a aparecer en 2014 con el objetivo de liderar el país.

De acuerdo con Saif al-Islam, los políticos libios “solo han traído misera”. “El país está de rodillas, no hay dinero, no hay seguridad, no hay vida”, aseguró. Según una encuesta realizada por The New York Times, el 57% de los residentes de una región libia no especificada, apoyaban al hijo de Gadafi.

atalayar_hijo gadafi
AFP - Saïf al-Islam, hijo predilecto y sucesor de Muamar Gadafi.

Las futuras elecciones de diciembre se acordaron después de un alto el fuego pactado en octubre de 2020. Los comicios también se enmarcan en los procesos de paz que buscan traer estabilidad en el país, inmerso en conflictos e inseguridad desde la caída de Gadafi en 2011.