PUBLICIDAD

Iberdrola

Kiev y Moscú se reúnen en Turquía para negociar las exportaciones de grano ucraniano

Ucrania anuncia el paso de 16 barcos comerciales por la desembocadura del río Bystre al Danubio, tan solo un día antes de su encuentro con Rusia y Turquía, bajo los auspicios de la ONU, para avanzar en las negociaciones sobre el grano
atalayar-onu-turquia-ucrania-rusia-negociacion-exportaciones-grano

AFP/OFICINA DE PRENSA DEL MINISTERIO DE DEFENSA DE TURQUÍA  -   Esta fotografía tomada y publicada el 13 de julio de 2022 por la oficina de prensa del Ministerio de Defensa turco muestra a las delegaciones militares de las Naciones Unidas (ONU), Turquía, Ucrania y Rusia durante su reunión cuatripartita en Estambul

Turquía vuelve a esforzarse, de nuevo, por tomar parte en otro de los intentos de frenar la crisis alimentaria que se cierne sobre el mundo. Este miércoles, la ciudad turca de Estambul ha acogido el encuentro con que Kiev y Moscú pretenden reactivar las negociaciones y poner fin, de una vez por todas, al bloqueo de las exportaciones marítimas de grano ucraniano desde el puerto de Odesa. Un escenario en el que la participación de Ankara, miembro de la OTAN, se debe a su autoridad sobre el tráfico marítimo del mar Negro, a través del estrecho del Bósforo. 

Ya desde hace varios meses, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, ha tratado de mediar entre las dos partes del conflicto, buscando una posible tregua, un acercamiento de las posturas, o, como en esta ocasión, una reactivación de las exportaciones de cereal. Con este último propósito, el mandatario turco ha intentado preparar a ambas potencias mediante las conversaciones bilaterales del lunes con sus homólogos ucraniano y ruso, Volodímir Zelenki y Vladimir Putin, respectivamente. Tan solo un día después, el ministro turco de Defensa, Hulusi Akar, hacía pública la cita de este 13 de julio de la que ha sido anfitrión. 

atalayar-camion-exportacion-grano-ucrania
REUTERS/IGOR TKACHENKO  -  Un conductor de camión descarga grano de cebada en un almacén, mientras continúa el ataque de Rusia a Ucrania, en la región de Odesa, Ucrania, el 22 de junio de 2022

Así, después de un encuentro entre los representantes turcos y ucranianos, la reunión – auspiciada por observadores de Naciones Unidas– ha sentado a la mesa a decenas de funcionarios, diplomáticos y expertos militares de las delegaciones de Kiev, Moscú y Ankara. No obstante, según advirtieron algunos medios de comunicación turcos como la emisora CNNTürk, casi todos los detalles de la cita se han mantenido en secreto a petición de las partes. 

Y, aunque se esperaba que el ministerio de Defensa turco informará sobre los resultados alcanzados al final de la cumbre, tras más de tres horas de conversaciones, el organismo no hizo más que confirmar el final del encuentro a través un breve comunicado. 

atalayar-presidente-rusia-turquia-putin-erdogan
PHOTO/ SERVICIO DE PRENSA PRESIDENCIAL TURCO  -  Una foto de mano tomada y publicada el 29 de septiembre de 2021 por el servicio de prensa presidencial turco muestra al presidente turco Recep Tayyip Erdogan (L) y al presidente ruso Vladimir Putin posando antes de su reunión en Sochi
Las claves de las negociaciones 

Una de las cuestiones que ha marcado el encuentro a cuatro ha sido la exigencia de Moscú de inspeccionar y controlar las naves que abandonan los puertos ucranianos. “Hemos confirmado más de una vez a todos los niveles, también públicamente, que estamos dispuestos a ayudar a la navegación de barcos mercantes extranjeros para la salida del grano ucraniano”, decía Piotr Ilichov, director del departamento de organizaciones internacionales del Ministerio de Asuntos Exteriores del Kremlin, reiterando también 

“Pero para nosotros las condiciones evidentes siguen siendo la posibilidad de controlar y revisar los barcos para excluir el contrabando de armamento, y que Kiev renuncie a las provocaciones”, agregaba. Por ello, la delegación rusa ha presentado un paquete de propuestas que, pese a haber sido anunciado por el portavoz del Ministerio de Defensa, el teniente general Ígor Konashénkov, no han trascendido a los medios. 

atalayar-puerto-ucrania-mar-negro-odesa
PHOTO/ De ЯдвигаВереск - Trabajo propio, CC BY-SA 4.0  -  El Puerto de Odesa (es el puerto más grande de Ucrania y uno de los puertos más importantes de la cuenca del Mar Negro, con una capacidad de tráfico anual total de 40 millones de toneladas (15 millones de toneladas de carga seca y 25 millones de toneladas de carga líquida)

Por su parte, además de rechazar las demandas de Moscú, Kiev también ha pedido garantías. Frente a una Rusia que reclama el desminado del puerto de Odesa, Ucrania exige el compromiso de las partes, especialmente Turquía y la ONU, para asegurar la seguridad de las embarcaciones. Los ataques contra “instalaciones de infraestructura crítica y embarcaciones civiles en el mar Negro”, que, según Ucrania, el Kremlin continúa llevando a cabo, no hacen otra cosa que alimentar las desconfianzas de Kiev sobre “la buena voluntad” de Rusia. Y, por ello, el país exige que se barajen posibles escenarios como la escolta turca de las naves ucranianas o el auspicio de Naciones Unidas sobre todo el proceso, ya que, su secretario general, Antonio Guterres, se encuentra personalmente relacionado con esta cuestión. 

Además, según recoge el New York Times las declaraciones de un diplomático cercano al encuentro, el acuerdo incluiría el compromiso ruso de no disparar contra los barcos –aunque esta fuese una promesa temporal y limitada a las naves que transportan grano –, así como la garantía de ayudar a Moscú a exportar fertilizantes y grano. Algo para lo que potencias internacionales, como la Unión Europea, deberían eliminar las sanciones relativas a los fertilizantes, y que no está claro.  

atalayar-presidente-ucrania-volodimir-zelenski
AFP/MIGUEL MEDINA  -  El presidente ucraniano Volodimir Zelenski

La retirada de Rusia de la estratégica Isla de las Serpientes en el mar Negro, situada a unos 45 kilómetros de las costas de Ucrania y Rumanía, ha sido también un factor clave en el encuentro. El repliegue de las tropas del Kremlin ha permitido a Kiev volver a utilizar el estuario de Bystroye –en la desembocadura del río Danubio en el mar Negro– para exportar parte del grano ucraniano desde los puertos de Izmail, Reni y Ust-Dunaisk. Y es que, antes de retomar el control de estos territorios, Ucrania debía utilizar los puertos del Danubio a través del canal rumano de Sulina que solo permitía recibir hasta cuatro barcos al día, en lugar de los ocho que harían falta. Esto provocaba, según las autoridades ucranianas, grandes acumulaciones de naves e importantes congestiones.

Los canales alternativos 

En este sentido, el anuncio de Ucrania –de este martes– sobre un aumento de las exportaciones de grano ha despertado las esperanzas de la comunidad internacional. Según el viceministro de Infraestructura, Yuriy Vaskov, a través de un comunicado ministerial, “en los últimos cuatro días, 16 barcos han pasado por la desembocadura del río Bystroye” hasta el Danubio, y esperan a ser cargados de cereal. Y, de cara a los próximos días, hasta 135 buques exportadores se encuentran en ruta. 

atalayar-vagon-tren-exportador-grano-ucrania-odesa
REUTERS/IGOR TKACHENKO  -  Vagones de ferrocarril para el grano se muestran en una terminal de grano, mientras continúa el ataque de Rusia a Ucrania, en la región de Odesa, Ucrania 22 de junio de 2022

El pasado mes de junio, Ucrania logró exportar cerca de dos millones y medio de toneladas de grano a través de las rutas por el río Danubio, por ferrocarril y por los puntos de control por carretera hacia la frontera occidental; pero esta cantidad se torna insuficiente frente a una necesidad de 8 millones de toneladas. Por ello, así como por la necesidad de más espacio ante la inminente temporada de cosecha, Ucrania continúa insistiendo en el desbloqueo de los puertos marítimos para dar salida a los más de 22 millones de toneladas de grano atrapado. 

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) alertaba recientemente de que cientos de millones de personas corren el riesgo de sufrir “hambre a niveles críticos” en los próximos meses debido al aumento de la inseguridad alimentaria en África y Oriente Medio, provocado en gran medida por estas consecuencias de la guerra en Ucrania. Además, según la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), la falta de fertilizantes podría reducir la producción de cereales en la región en un 20 %.